10 Cactus y suculentas Comestibles fáciles de cultivar

Los cactus y suculentas son fáciles de cultivar y cuidar, y además tienen un buen aspecto, tanto en el interior como en el exterior. Pero, ¿sabes que hay suculentas que se pueden comer? Conoce nuestra selección de cactus y suculentas comestibles que puedes cultivar fácilmente en casa para disfrutar de sus propiedades y sabores.

suculentas comestibles

1. Áloe (Aloe vera)

suculentas Comestibles

Muchas plantas del género del aloe tienen usos tópicos. Sin embargo, algunas variedades, como el Aloe vera también pueden considerarse como suculentas comestibles.

Cuando lo cultives, proporciónale un entorno cálido y seco con el máximo drenaje y circulación de aire. Ver: Cómo cultivar Áloe vera.

Para comerlo, retira la cáscara exterior para obtener su gel. Puedes comerlo directamente de la hoja (aunque es muy amargo) o preparar ensaladas y jugos.

Beneficios para la salud

  • Equilibra el pH gástrico
  • Promueve el movimiento normal del intestino
  • Cuida la función del hígado
  • Hidrata el cuerpo

Para conocer más beneficios del áloe vera para la salud, ¡consulta nuestro artículo aquí!

2. Sedum (Sedum sediforme)

suculentas Comestibles

El Sedum, que siempre perdona, prospera mejor en el abandono. Crece vigorosamente, y sus vibrantes hojas que almacenan agua tardan poco en durar, lo que hace que esta planta sea una opción gratificante para los cultivadores de plantas ocupados.

La cantidad de luz solar depende de la variedad. No abones ni riegues con frecuencia; menos es más

Las hojas y los tallos jóvenes tienen un ligero sabor a pimienta, algunas variedades son ligeramente amargas, que puede reducirse después de saltearlas. Cómelos crudos en ensaladas, salteados o sopas.

Atención: Comer sedum en gran cantidad puede causar malestar estomacal, así que consúmelo con moderación.

Beneficios para la salud

  • Reduce la presión arterial y el colesterol
  • Reduce la tos
  • Mata los gérmenes digestivos
  • Tiene potentes propiedades laxantes

3. Cactus Saguaro (Carnegiea gigantea)

suculentas Comestibles

El saguaro es un cactus con forma de árbol; sus hermosas flores blancas nocturnas son las flores del estado de Arizona en USA.

No sólo por las flores o por el aspecto majestuoso e imponente del saguaro completamente crecido, forma parte de nuestra lista de suculentas que se pueden comer por sus raros frutos rojos espinosos que son comestibles y dulces.

El fruto del saguaro es muy dulce y sus semillas, ricas en proteínas y grasas, tienen un sabor parecido al de las nueces.

La fruta puede comerse cruda y cocida, procesada en forma de jarabe y mermelada, y la pulpa secada en forma de pasteles. Las semillas se comen crudas o se secan y se trituran para hacer harina. El zumo se convierte en bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

Beneficios para la salud

  • Rico en fibra, lo que lo hace bueno para favorecer la digestión
  • Alto contenido en B12, y ayuda al crecimiento de las bacterias intestinales probióticas

4. Fruta del dragón o Pitahaya (Hylocereus spp.)

suculentas Comestibles

La fruta del dragón es una planta suculenta comestible. Sus flores, que florecen por la noche, son sólo un espectáculo y emiten una fragancia afrutada. La fruta pulposa está llena de sabor y es un delicioso manjar para los amantes de las frutas tropicales y para los que se cuidan del peso.  Ver: Aprende todo sobre el cultivo de la fruta del dragón aquí.

Corta la fruta por la mitad a lo largo y saca la parte blanca y carnosa. Cómela cruda o añádela a batidos o ensaladas para obtener un sabor más agradable. Ver: Cómo sembrar y cultivar Pitahaya de manera orgánica

Beneficios para la salud

  • Rica en antioxidantes como polifenoles, antocianinas y carotenoides que ayudan a contrarrestar los radicales libres y a atenuar la gravedad de las dolencias crónicas.
  • Ayuda a controlar el peso y puede proteger contra el cáncer debido a su contenido en fibra.
  • Favorece el crecimiento de las bacterias intestinales y la salud del intestino.
  • Refuerza los niveles bajos de hierro.

5. Cactus barril (Echinocactus grusonii)

suculentas Comestibles

Al igual que el cactus saguaro, el cactus barril también puede vivir más de 100 años. Sin embargo, el fruto es de sabor agrio y puede comerse crudo o cocido.

El cactus barril necesita poco riego y requiere un lugar soleado para crecer. También puede cultivarse como planta de interior cerca de una ventana bied iluminada.

Sorprendentemente, muchas partes del cactus barril son comestibles, crudas o cocidas, desde las semillas hasta el fruto. Este último es amargo, pero las semillas saben bien cuando se tuestan. Mejor aún, tritúralas y añádelas a tu batido.

Beneficios para la salud

  • Enriquecido con vitamina A, C, E y antioxidantes, proporciona alivio a la inflamación y a las enfermedades crónicas.
  • Favorece la tolerancia a las complicaciones diabéticas.
  • Permite la conciencia cognitiva y una recuperación más rápida de las resacas

6. Verdolaga (Portulaca oleracea)

suculentas Comestibles

Esta suculenta de bajo crecimiento tiene un hábito de propagación invasivo, lo que hace que sea un desafío cultivarla en interiores; sin embargo, su rica reserva de ácidos grasos omega-3 hace que valga la pena intentarlo.

La verdolaga puede cultivarse fácilmente a partir de semillas o esquejes de raíz. Requiere poco mantenimiento y muy poco riego, cultívala en un lugar soleado y en una tierra que drene bien el agua.

Los tallos y las hojas son comestibles y pueden comerse crudos. Su ligero sabor ácido y su textura masticable son un buen complemento para las ensaladas. Cocínala con espinacas para obtener una comida llena de proteínas o añade las semillas a los pasteles.

Beneficios para la salud

  • Es rica en ácidos grasos Omega-3, vitamina E y C.
  • La verdolaga es excelente para mejorar la salud de la piel y las uñas.

Ayuda a controlar el peso y aumenta el metabolismo basal.Ayuda en la desintoxicación de órganos y potencia el sistema inmunológico. Ver: Propiedades de la Verdolaga, planta con muchos beneficios

6. Salicornia (Salicornia)

suculentas Comestibles

Esta suculenta también llamada Esparrago Marino, es amante de los pantanos, es una habitual de las playas de arena. Tiene un sabor interesante y difícil de adaptar. Sin embargo, se está abriendo paso, lenta y constantemente, en las tiendas de comestibles de todo el mundo.

Siembra las semillas en un lugar soleado y con un suelo arenoso y bien drenado; riega con una solución que contenga una cucharadita de sal marina en un litro de agua.

Las semillas y los tallos jóvenes pueden comerse crudos o salteados. Su sabor es similar al de los espárragos, aunque ligeramente más picante. Blanquea las hojas para eliminar el sabor de la sal marina.

Beneficios para la salud

  • El contenido de proteínas de la salicornia es casi equivalente al de las espinacas, lo que la convierte en un gran suplemento proteico vegetariano.
  • Es rica en hierro y vitamina C, que aumentan la captación de hierro y el metabolismo en reposo.
  • La presencia de un alto contenido de yodo ayuda a proteger de los trastornos de la tiroides.

7. Nopal (Opuntia ficus-indica)

suculentas Comestibles

El nopal es un cactus conocido por sus jugosos frutos comestibles. Hace alarde de unas caprichosas almohadillas intercaladas entre unas brillantes y vistosas flores.

Pela y saborea el fruto carnoso del interior. Asa la pulpa o cómela cruda, o puedes elaborar jaleas, caramelos y otros dulces con el fruto. El nopal ha sido un alimento básico en México y América Central durante miles de años.

El nopal se adapta bien a las zonas salidas y es bastante fácil de cultivar. Prefiere un suelo bien drenado y sobreviven sólo con el agua de lluvia una vez establecidas. Asegúrate de utilizar guantes al plantarlas y elige un lugar que tenga espacio suficiente para el tamaño maduro de la especie que pretendes cultivar.

Beneficios para la salud

  • Contiene vitamina C y beta-caroteno que previenen la inflamación y mejoran la visión
  • Contiene micronutrientes que potencian la función digestiva
  • Protege contra las afecciones sanguíneas y las dolencias cardíacas

8. Dedos de dama (Dudleya edulis)

suculentas Comestibles

La suculenta Dedos de dama tiene tallos cilíndricos carnosos de color verde grisáceo que crecen en racimos apretados. Es originaria del oeste de EE.UU. y crece en zonas desérticas costeras. Es comestible, pero sólo es apetecible si se cocina.

Tiene un sabor ligeramente dulce que algunos consideran refrescante, pero también deja un regusto algo calcáreo.

Prospera con la negligencia, siempre que se plante en el lugar adecuado. Necesita pleno sol y prefiere un suelo arenoso y seco. Un exceso de humedad pudrirá la planta, por lo que hay que evitar el riego excesivo.

9. Yuca banana (Yucca baccata)

suculentas Comestibles

La yuca banana recibe su nombre de su fruto alargado y comestible. El fruto nace en el tallo central de la flor que surge de un verticilo de hojas de color verde azulado.

El fruto maduro es carnoso y dulce; puede comerse crudo o asarse o secarse para su uso fuera de temporada. Hay cientos de especies de yucas, pero sólo unas pocas se consideran tradicionalmente comestibles, siendo Yucca baccata una de ellas. Y. elata e Y. madrensis también son especies comestibles, pero ninguna de ellas está relacionada con la raíz de la yuca, que también se llama yuca en algunas regiones.

Las flores blancas también son comestibles, pero tienen un sabor jabonoso que se vuelve más dulce al madurar. El grueso tallo de la flor también puede cocinarse y comerse como verdura antes de que madure.

Esta planta tolerante a la sequía prefiere las condiciones áridas, pero crecerá en suelos húmedos si están bien drenados.

10. Arbusto elefante (Portulacaria Afra)

suculentas Comestibles

Es una de las suculentas comestibles con mas alto contenido en agua, como otras plantas con hojas carnosas comestibles. Las propiedades han llevado a su uso tradicional para prevenir la deshidratación en las regiones áridas.

Se ha explotado medicinalmente en la antigüedad. Se consume y utiliza como alimento para elefantes y en la gastronomía sudafricana.

Sus hojas tienen un alto contenido en oxalatos que se cristalizan, dificultando su asimilación por el riñón (como las espinacas o la yuca); tiene vitaminas y minerales buenos para la salud.

Puede ser de interés leer también: 7 Errores comunes al cultivar suculentas que debes evitar.

El único peligro que corren estas plantas es el exceso de riego. Se puede propagar en verano mediante esquejes plantados en arena.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 16 =

2 ideas sobre “10 Cactus y suculentas Comestibles fáciles de cultivar”