11 Consejos para alargar la vida de las Flores cortadas

¿A quién no le gusta un ramo de flores frescas? Hay maneras de mantener las flores frescas y bonitas durante más tiempo. Aquí tienes 11 consejos para alargar la vida de las flores cortadas, para que puedas disfrutarlas al máximo en casa.

alargar la vida de las flores cortadas

1. Comprueba si hay pétalos dañados

Asegúrate de echar un vistazo a los racimos y retira con cuidado cualquier pétalo magullado o dañado..

Deja que estos tallos se hidraten durante al menos 6 horas antes de arrancar los pétalos o las hojas.

También es buena idea lavarse las manos antes de manipular el producto para asegurarse de que no tiene lociones o aceites en la piel que puedan dañar las flores.

2. Recorta la parte inferior de los tallos

alargar la vida de las flores cortadas

Es importante cortar los extremos de las flores antes de ponerlas en agua. Si puedes, córtalos en un ángulo de 45 grados para que los tallos no queden al ras del fondo del jarrón.

De esta forma, la flor puede subir fácilmente el agua por el tallo y hay menos riesgo de que se acumulen bacterias alrededor del fondo de los tallos.

3. Recorta los tallos a diario

alargar la vida de las flores cortadas

Recortar un poco la base de los tallos todos los días permite que las flores se hidraten de forma más eficaz.

Es crucial cortar cada tallo en ángulo para maximizar la superficie a través de la cual las flores toman agua.

Si utilizas unas tijeras sin filo o un cuchillo sin afilar, podrías aplastar los tallos en lugar de cortarlos limpiamente. Puedes utilizar tijeras de podar, tijeras o incluso un cuchillo de cocina. Pero asegúrate de que todo lo que utilices para cortar las flores esté bien afilado.

4. Cambia el agua cada pocos días

Cambiar regularmente el agua del arreglo floral es otro truco para mantener las flores frescas (y con buen olor).

En cuanto notes que el agua está un poco baja o turbia, enjuaga el jarrón y vuelve a llenarlo con agua fría.

La acumulación de bacterias es natural a medida que las flores envejecen. Elimina los sedimentos dando un nuevo trago a los tallos, y si ves acumulación en el fondo del jarrón, límpialo rápidamente.

5. Retira las flores marchitas lo antes posible 

En cuanto notes que una flor cortada de tu arreglo se ha marchitado, retírala del ramo lo antes posible.

Al igual que las frutas y verduras frescas, las flores. Para evitar que una que una flor moribunda acabe con sus vecinas, simplemente arrancarla.

6. Quita las hojas que quedan por debajo del agua

alargar la vida de las flores cortadas

Las hojas que se quedan en el agua crean un caldo de cultivo para las bacterias. Esto acortará la vida útil de tu ramo e incluso creará olores desagradables.

Asegúrate de despojar los tallos de cualquier hoja que quede por debajo de la línea de flotación del jarrón.

7. Mantén las flores en agua fría

Recomendamos utilizar agua fría o a temperatura ambiente. El agua tibia hace que las flores se abran más rápidamente, acelerando su ciclo vital, lo que puede provocar que se marchiten antes de lo normal.

8. Alimenta a las flores con el paquete de comida

Cuando una flor se separa de la planta principal, pierde su principal fuente de nutrientes. El alimento para flores actúa como sustituto de los nutrientes perdidos, ayudando a que tus flores prosperen y sigan floreciendo.

Está creado para mantener alejadas a las bacterias, proporcionar azúcar a las flores y bajar el pH del agua para facilitar la hidratación.

Otra forma eficaz de mantener frescos los ramos es añadir un poco de lejía. Si estás ocupada o eres olvidadiza, añadir unas gotas de lejía a un jarrón te ayudará a alargar la vida de los tallos, ya que frena el crecimiento de las bacterias. Por supuesto, el alimento para flores es igual de eficaz.

9. Elige el recipiente adecuado

Elegir el recipiente adecuado para tu ramo no sólo es importante desde el punto de vista estético, sino que puede afectar a la vida útil de tus flores.

Asegúrate de que esté limpio y pueda contener agua suficiente para sumergir cada tallo. Además, utiliza un jarrón que tenga una abertura lo suficientemente amplia como para mantener tu ramo unido pero que permita que cada tallo respire para seguir floreciendo.

10. Mantén las flores alejadas de la luz solar directa

Para alargar la vida de las flores cortadas, resiste a la tentación de exponer tu ramo frente a una ventana soleada, porque los tallos recién cortados son sorprendentemente sensibles a la luz.

Los arreglos florales deben alejarse de la luz solar directa y de las fuentes de calor. También es mejor evitar, si es posible, las zonas con mucha humedad.

Esto puede parecer contradictorio debido a la fotosíntesis, pero recuerda que se trata de flores cortadas, no de flores en crecimiento.

La luz solar directa podría quemar o sobrecalentar las flores. Mantenlas en un lugar bien iluminado y alejadas de la luz solar directa para que se mantengan fuertes.

11. Mantén las flores frescas

Procura que las flores estén en un lugar fresco de la casa. Las temperaturas bajas mantienen las flores frescas durante más tiempo.

Si te apetece, puedes incluso ponerlas en tu refrigerador por la noche. Sólo asegúrate de que las flores no toquen las paredes del interior y aléjalas de la fruta, ya que estas liberan gas etileno, que puede ser perjudicial para la longevidad de las flores vivas.

Esperamos que estos consejos para alargar la vida de las flores cortadas te resulten útiles. Recuerda que algunos tipos de flor duran más que otros, así que no te sorprendas si una rosa se marchita antes que un clavel. Es simplemente la vida útil de esa flor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *