12 Árboles ideales para Jardines Pequeños (consejos de cultivo)

Al considerar las ideas para jardines pequeños, puede que plantar un árbol no sea lo primero que se te ocurra. Pero si eliges con cuidado, hay muchos árboles que pueden mejorar incluso un patio pequeño, sin causar problemas por ser demasiado altos o tupidos. En este artículo veremos los 12 mejores árboles para jardines pequeños.

árboles para jardines pequeños

12 árboles para jardines pequeños

A continuación hemos reunido una lista de los árboles ideales para jardines pequeños, así te resulta más fácil encontrar la variedad perfecta para tu pequeño jardín.

1. Olivo (Olea europea)

árboles para jardines pequeños

Los olivos son de crecimiento lento y alcanzan los 2 metros en 8-10 años, por lo que son árboles perfectos para jardines pequeños. El follaje gris plateado se mantiene intacto durante todo el año y también prosperan en una maceta. Al plantarlos, añade una pizca de arena hortícola al suelo para asegurar un buen drenaje.

Los olivos necesitan un lugar protegido para sobrevivir al invierno. Si vives en una zona expuesta o tu jardín se encuentra en una zona de heladas, envuélvelos en un vellón de horticultura si se prevén heladas.

Durante la primavera, alimenta los olivos una vez al mes con un fertilizante orgánico. Y mantenlos hidratados durante el verano. Si empiezan a perder las hojas, un trago de agua, una ligera poda y algo de comida deberían solucionar el problema.

2. Lila común (Syringa vulgaris)

árboles para jardines pequeños

La lila es un arbusto de color verde que crece hasta convertirse en un gran arbusto y, ocasionalmente, en un pequeño árbol.

La altura de crecimiento varía mucho según la especie: Mientras que la Syringa meyeri sólo alcanza de 90 cm a 1.5 metros de altura, la lila común puede llegar a los 7 metros.

Las hojas son opuestas, pecioladas y generalmente simples. Sin embargo, también hay especies y variedades con hojas lobuladas o pinnadas.

El crecimiento de la Lila es extremadamente erguido y compacto. Los botones florales se forman en primavera generalmente por parejas en el extremo de las ramas que se formaron el año anterior.

Es entonces cuando las flores de color blanco, amarillo, rosa o violeta desprenden su típica fragancia.

Todas las especies de lilas son amantes del sol y también pueden soportar el calor seco. También crecen en lugares sombríos, pero entonces no forman una corona densa y tienen muchas menos flores.

La lila común también es muy resistente al viento, por lo que a menudo se planta como seto cortavientos.

Crece mejor en suelos ricos en nutrientes, más secos, margosos y calcáreos. Es extremadamente tolerante y se desarrolla bien incluso en suelos menos favorables. Sin embargo, no soporta los encharcamientos y los suelos compactados.

3. Abedul (Betula pendula)

árboles para jardines pequeños

Es difícil superar la pálida belleza de un abedul, y la buena noticia es que hay variedades que se adaptan a los jardines más pequeños.

El abedul es un árbol de tamaño medio con una forma elegante y esbelta. Crecerá hasta alcanzar aproximadamente 7 m x 3,5 m en 20 años.

Resistente y adaptado a todo tipo de suelos y condiciones, tiene hojas verdes y aireadas en primavera y amentos de color marrón amarillento, y luego se vuelve de un glorioso amarillo dorado en otoño.

Una vez que las hojas caen, la corteza blanca como la nieve queda al descubierto, lo que es un rasgo impresionante en sí mismo.

El árbol es fácil de cuidar, basta con podar las ramas muertas o dañadas desde finales del verano hasta mediados del invierno. Si la corteza está sucia, puede lavarse con agua y una esponja.

Los abedules pueden plantarse en el suelo como «raíces desnudas» durante el otoño siempre que el suelo esté libre de heladas.

Si lo vas a cultivar en maceta, puedes plantarlo en cualquier momento del año. Mantén la zona que los rodea libre de malas hierbas durante los primeros años.

4. Magnolia (Magnolia grandiflora)

árboles para jardines pequeños

Las espectaculares flores en forma de tulipán de la primavera convierten a la magnolia en un árbol muy llamativo.

Una variedad como la Magnolia x soulangeana tiene flores de color rosa intenso. Su forma limpia y redondeada se adapta a los espacios más pequeños, y causará sensación si estás buscando nuevas ideas para el jardín.

Se espera que crezca hasta unos 6 metros de altura con una extensión de 4 metros a lo largo de 20 años.

Estos árboles necesitan pleno sol o sombra parcial y condiciones de humedad. Evita las zonas expuestas, ya que una helada puede arruinar el despliegue de flores, volviendo marrones los bonitos pétalos.

Cuando lo plantes, riega bien durante los primeros meses y durante los periodos secos del verano. Puede ser necesario un protector de conejos si vives en un lugar rural.

5. Guillomo (Amelanchier ovalis)

árboles para jardines pequeños

Las flores blancas seguidas de un follaje cobrizo hacen que el Guillomo sea un elemento encantador.

Estos pequeños árboles de hoja caduca tienen racimos de flores blancas de ensueño en forma de estrella sobre un suave follaje de color cobre en primavera. Las hojas adquieren un color rojo intenso y naranja vivo en otoño.

Está «cubierto de flores blancas como la nieve en primavera, que son adoradas por las abejas», y luego «tiene bayas brillantes de color púrpura rojizo que los pájaros adoran, seguidas de un resplandor de color otoñal».

A pesar de su delicada floración, se trata de árboles resistentes, que pueden soportar condiciones de humedad y la mayoría de los tipos de suelo, aunque prefieren los suelos arcillosos o arenosos.

Prueba cultivar el Amelanchier lamarkii ‘Ballerina’, ya que esta variedad no crecerá más alto ni se extenderá más allá de 4-5 metros.

6. Manzano silvestre (Malus sylvestris)

árboles para jardines pequeños

Un manzano silvestre compacto puede iluminar un jardín pequeño. En primavera, tiene hermosas nubes de flores. En otoño, produce una profusión de pequeños frutos de colores intensos, en tonos escarlata, amarillo, dorado y rojo, y también tiene hojas de atractivos colores.

La altura de estos árboles puede variar mucho, así que comprueba cuidadosamente antes de comprarlo.

Los más pequeños son el malus ‘Butterball’ y el ‘Wisley Crab’, que pueden alcanzar una altura de unos 4 metros. El Malus x zumi es un bonito árbol redondeado con frutos dorados.

Plántalos en un lugar soleado, en un suelo húmedo pero no encharcado. En invierno, elimina las ramas dañadas o las que se cruzan.

Las variedades a raíz desnuda deben plantarse durante todo el otoño, mientras que los árboles cultivados en contenedor pueden entrar en cualquier momento.

7. Arce (Acer globosum)

árboles para jardines pequeños

Si le gustan los colores otoñales, no puedes dejar de plantar un Arce. Introducirá un estallido de color naranja, rojo o rosa intenso, y una vez que las hermosas hojas hayan caído, muchos tienen una corteza ornamental que constituye un elemento encantador.

Es una buena opción para jardines, ya que es un árbol pequeño y denso que alcanza los 4 metros de altura en 20 años.

Prefieren la sombra parcial ya que el sol puede quemar sus hojas, y crecen felizmente en macetas o en el suelo.

En el caso de los árboles cultivados en maceta, utiliza compost ericáceo para plantarlos, ya que esto garantiza un color de follaje más vibrante.

Evita amontonar la tierra en forma de volcán alrededor del tallo principal, ya que esto puede favorecer la aparición de enfermedades.

El Acre japonés rara vez necesita ser podado, son árboles de bajo mantenimiento y una ventaja para cualquier jardín pequeño.

8. Cerezo de flor japonés (Prunus serrulata)

árboles para jardines pequeños

Un confeti de pétalos rosas o blancos en primavera es el sello distintivo de los cerezos de flor japoneses, y hay algunas variedades más pequeñas muy bonitas que se adaptan a un espacio compacto.

Alcanzará unos 3 metros de altura en 10 años. Otra opción es el cerezo ‘Pink Shell’, con flores rosa pastel que se vuelven blancas en primavera y que contrastan con sus hojas verde claro. Además, no crecerá más allá de los 3,5 m.

Prefieren el pleno sol y un suelo húmedo y bien drenado de cualquier tipo. Una vez establecidos, son de muy bajo mantenimiento.

9. Cornejo chino (Cornus kousa)

árboles para jardines pequeños

El cornejo chino, conocido por su espectacular floración en primavera y verano, se mantiene durante toda la temporada, con un bonito follaje y un inusual fruto rosa con forma de fresa.

No todas las variedades son aptas para un espacio limitado, así que infórmate bien antes de comprarlo.

Para los jardines pequeños, un cornejo enano, como el Cornus kousa ‘Angyo Dwarf’, sólo alcanzará 1,2-1,5 m de altura, pero otras variedades pueden alcanzar los 8 m.

Estos árboles necesitan pleno sol o sombra parcial, y prefieren un suelo húmedo, neutro o ácido que drene libremente.

10. Fresno de montaña (Sorbus vilmorinii)

árboles para jardines pequeños

El fresno de montaña, también conocido como serbal, es uno de los mejores árboles para jardines pequeños. Proporciona una buena altura y privacidad, lo que es perfecto si buscas ideas para la privacidad en el jardín.

Con sus racimos de bayas en otoño, son ideales para atraer a los pájaros. Prueba la variedad Sorbus vilmorinii, que tiene una floración estival y bayas rosadas que se vuelven blancas cuando el otoño se convierte en invierno. Llegará a crecer hasta los 4m x 4m.

11. Espino blanco (Crataegus monogyna)

árboles para jardines pequeños

El Espino blanco también conocido como Majuelo es otro de los árboles para jardines pequeños. Comúnmente visto en los setos de la campiña inglesa, esta variedad arbórea es una hermosa adición a un patio trasero y dará la bienvenida a la vida silvestre.

Tiene un crecimiento compacto, follaje oscuro y brillante, y flores blancas seguidas de bayas carmesí y color otoñal. Crecerá hasta una altura de 16,5 pies (5 m).

Además, es un árbol resistente y crece bien en todo tipo de condiciones, incluso en lugares expuestos y húmedos.

12. Cotoneaster (Hybridus Pendulus)

árboles para jardines pequeños

Recomendamos el cotoneaster ‘Hybridus Pendulus’ como uno de los mejores árboles para jardines pequeños. Mientras que algunas variedades de cotoneaster tienen forma de arbusto, este tipo en particular es un pequeño árbol llorón, con elegantes ramas que forman una cúpula.

Está cubierto de bayas rojas en otoño, además, es de hoja perenne, por lo que sus brillantes hojas de color verde intenso ofrecerán interés y color a tu jardín durante todo el año

También puede ser de interés leer: 10 Plantas que eliminan la humedad de la casa

Al cabo de 20 años alcanza una altura máxima de unos 2 metros y puede incluso cultivarse en maceta si buscas ideas para un jardín de patio.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.