12 Cactus y suculentas Colgantes fáciles de cuidar y cultivar

Si te gustan las suculentas y las plantas colgantes, entonces probablemente te estés preguntando qué tipos de suculentas colgantes son las mejores para tu espacio. Pues bien, a continuación te enseñamos una lista de 12 cactus y suculentas colgantes fáciles de cuidar y cultivar.

Cactus y suculentas Colgantes

1. Cola de Burro – Sedum Morganianum

El Sedum morganianum, también conocida como cola de burro, es una de las plantas de interior favoritas de todos los tiempos.

Cactus y suculentas Colgantes

Sus hojas son rollizas y cuelgan del tallo, superponiéndose unas a otras, para crear esa ilusión de cola (de ahí su nombre). Las hojas también son verdes y están espolvoreadas con un polvo ceroso de color azul pálido.

Por eso, es mejor no tocar la planta con el dedo, ya que el aceite puede frotar esa cera. Pero en caso de hacerlo, no hay que preocuparse porque volverá a desarrollarse en breve.

La planta en sí rara vez produce flores. Sin embargo, cuando lo hacen, las flores son pequeñas, con forma de estrella y sin aroma.

En general, es una hermosa suculenta colgante y es excelente para el interior. Solo hay que tener en cuenta que, a medida que la planta madura, puede volverse pesada, por lo que es mejor colocarla en una cesta colgante resistente.

2. Planta Rosario – Senecio Rowleyanus

Cactus y suculentas Colgantes

Es una planta de aspecto único que se presenta con hojas en forma de guisante llevadas por tallos largos y finos. Esta es la razón por la que se le ha dado el nombre de planta rosario o collar de perlas.

Las hojas de la planta almacenan agua, lo que da a toda la planta un carácter suculento y tolerante a la sequía. Las hojas también tienen pequeñas hendiduras en el centro, que sirven de ventanas para que entre la luz durante la fotosíntesis.

Esta planta crece a partir de débiles raíces superficiales y produce tallos delgados que pueden llegar a medir 1 metro de largo. Esta es una planta que se adaptan a cualquier entorno de cultivo.

Puede producir pequeñas flores blancas que huelen a canela-vainilla, lo que puede ayudar a alegrar tu estado de ánimo.

Lo único que tienes que hacer es proporcionarles una temperatura adecuada de 10-25 °C, darles la luz solar y alimentarlas con nutrientes adicionales.

3. Collar de corazones – Ceropegia woodii

Cactus y suculentas Colgantes

Collar de corazones o Cordón de corazones, es una belleza inusual que tiene un follaje en forma de corazón de color verde oscuro, plateado y púrpura.

Si hay algo que se puede notar en esta planta es el hecho de que, aunque tiene mucho follaje en muchos tallos, no es una enredadera tupida. En verano, florecen unas flores que parecen pequeñas linternas de color púrpura.

Lo más fascinante de esta planta es que puede crecer hasta 3 metros. Si la cuelgas en una zona alta de tu casa, realmente resaltarás la belleza de esta planta y le darás un plus a la estética de tu hogar.

4. Cactus Cola de mono – Cleistocactus colademononis

Cactus y suculentas Colgantes

Es conocida como Cola de Mono por sus largos y colgantes tallos con espinas blancas erizadas. Los tallos son de color amarillo verdoso y pueden crecer hasta dos metros de longitud cuando están bien cuidados.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al principio crecen erguidos y se van desviando hacia abajo a medida que se van estableciendo.

También producen flores de color rojo brillante en invierno, lo que aumenta la belleza de toda la planta.

El cactus cola de mono es muy recomendable para los principiantes, ya que sus cuidados son sencillos.

La combinación de los largos tallos colgantes cubiertos de cerdas blancas y sus flores magenta es, sin duda, un espectáculo que hará girar la cabeza de todos los visitantes cuando la vean colgada en tu jardín.

5. Cactus de Navidad – Schlumbergera Bridgesii

Cactus y suculentas Colgantes

Es conocida como cactus de Navidad porque que florece a tiempo para la Navidad en el hemisferio norte.

Se trata de un cactus muy popular y a la vez inusual, con los cuerpos de las plantas aplanados, y las hojas sirven de tallos. Estos pequeños segmentos de tallos planos son redondeados y tienen pequeñas estrías en ambos lados.

Las flores aparecen a finales del otoño y principios del invierno y se forman en el extremo de los tallos.

Los colores de las flores varían entre el rojo, el amarillo, el púrpura, el rosa y el blanco, pero la mayoría de las veces son de color rojo carmín con un matiz de púrpura en el centro.

Si se coloca esta planta en una cesta colgante, resaltarán esos largos tallos de color verde brillante que asoman por encima. Y con las flores rosas que florecen en invierno, será el último toque que necesitas para tu decoración navideña.

6. Flor linterna – Ceropegia Haygarthii

Cactus y suculentas Colgantes

Es una de las suculentas colgantes de aspecto inusual de nuestra lista. Las flores tienen forma de jaula que puede atrapar a los insectos que se alimentan de su néctar. Miden 4 cm de largo con un tubo de color crema y salpicado de color púrpura-granate en la base.

El interior de las flores está cubierto de pelos que apuntan hacia abajo, lo que atrapa a la mosca.

La Flor linterna es una planta semileñosa, de crecimiento fuerte y de tallo enroscado. Tiene hojas pequeñas y ovaladas y tallos de 3 a 6 mm de grosor y crece hasta 3 metros de largo. Esta longitud hace que esté perfecta para una cesta colgante.

7. Cactus cola de rata – Aporocactus Flagelliformis

Cactus y suculentas Colgantes

Si quieres una planta más versátil que pueda crecer en cualquier condición, el Aporocactus flagelliformis es una excelente opción.

Se le conoce comúnmente como cactus cola de rata debido a sus característicos tallos largos y colgantes que pueden crecer hasta 1,2 metros de longitud y 2 cm de diámetro. Estos tallos largos y delgados son flexibles.

Hay pelos erizados de color marrón que cubren los tallos flácidos, que pueden ser afilados. Hay que tener mucho cuidado al manipularlos.

Esta planta se vuelve aún más atractiva en primavera, cuando sus flores comienzan a crecer. Estas son de color rosa carmesí y de forma tubular. Esto aumenta la estética de la planta cuando los tallos caen de la maceta como una cascada.

8. Cactus cacahuete – Echinopsis Chamaecereus

Cactus y suculentas Colgantes

Otro gran cactus en nuestra lista es el Echinopsis chamaecereus, o comúnmente conocido como el cactus cacahuete debido a sus casi 2 cm de ancho de las articulaciones del tallo que son aproximadamente del tamaño de un cacahuete.

Esta planta es la más adecuada para cultivar en una maceta debido a su naturaleza pequeña y de bajo crecimiento.

Presenta muchos tallos apiñados en forma de dedo con espinas blancas cortas erizadas que rodean las seis a nueve crestas a lo largo de los tallos.

También reproducen las líneas del exterior de una cáscara de cacahuete. Estas espinas, sin embargo, son muy blandas, por lo que son seguras para los niños.

Las plantas maduras pueden crecer hasta 15 centímetros, lo que puede no ser demasiado largo para que cuelgue sobre su cesta.

Sin embargo, la belleza más llamativa de esta planta son sus flores de color rojo anaranjado brillante de 5 cm de diámetro. Se producen en cantidades prolíficas desde una edad temprana y parecen más grandes que los propios tallos.

9. Jade trepador – Senecio Jacobsenii

Cactus y suculentas Colgantes

Tiene tallos gruesos y suculentos con hojas verdes y carnosas que miden de 5 a 7 cm de largo. Las hojas se superponen entre sí a lo largo de los tallos y dan un rubor de color púrpura cuando es invierno.

Las flores compuestas sin rayas de color naranja brillante suelen aparecer en otoño. Tanto las hojas como las flores se mantienen erguidas desde los tallos, lo que contribuye a su estética.

El jade trepador puede crecer hasta  1.2 metros de largo, por lo que plantarlo en una cesta colgante hará que los tallos caigan creando un hermoso arte vegetal.

10. Cordón de botones – Crassula Perforata

Cactus y suculentas Colgantes

Tiene hojas en forma de triángulo, apiladas unas sobre otras a medida que avanza en espiral alrededor del tallo de color verde grisáceo con un tinte rosado en los bordes.

Con un crecimiento de hasta 60 cm de altura, crece en posición vertical al principio, pero a medida que madura, los tallos se vuelven colgantes y empiezan a doblarse y a salirse de la maceta.

En primavera, se espera que aparezcan racimos de flores pequeñas, de color amarillo pálido y en forma de estrella.

En general, es muy bonita de ver y muy fácil de cuidar.

11. Collar de rubíes – Othonna Capensis

Cactus y suculentas Colgantes

Se trata de una suculenta de rápido crecimiento con un follaje largo y estrecho parecido al de las judías.

Puede crecer hasta 5 cm hacia arriba antes de arrastrarse hacia abajo. Sus hojas, parecidas a las de los frijoles, pueden variar de color entre el verde y el púrpura.

Los largos tallos de colores brillantes son de color rojo rubí, de ahí el nombre de Collar de Rubíes.

Otro gran énfasis adicional en la belleza de esta planta son sus pequeñas flores amarillas, parecidas a las margaritas.

12. Planta hormiga – Dischidia Nummularia

Cactus y suculentas Colgantes

Es una de las plantas poco comunes y exóticas de esta lista. Sin embargo, se puede cultivar sin esfuerzo.

Tiene hojas firmes y redondas que pueden variar desde verde oliva muy claro hasta un tono de bronce.

Está clasificada como epífita, lo que significa que puede crecer en otras estructuras en lugar de en el suelo. Puede extenderse hasta 2,5 o 3 metros de largo.

Las flores blancas o amarillo pálido también añaden más belleza a la planta, aunque sean pequeñas.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.