16 Cactus y Suculentas que se pueden cultivar en Arena (consejos de cultivo)

Hay algunas suculentas que puedes cultivar en la arena sin preocuparte por sus necesidades de suelo. Lo mejor de cultivar suculentas es que son fáciles y no requieren demasiada atención. A continuación te enseñamos 16 cactus y suculentas que se pueden cultivar en arena, ¡lo que te ahorra aún más la molestia de elegir el tipo de suelo adecuado!

Cactus y Suculentas que se pueden cultivar en Arena

¿Pueden crecer las suculentas en la arena?

La respuesta directa a esta pregunta es sí, siempre que utilices arena gruesa de río (arena hortícola), ya que la de mar contiene mucha sal y no es buena para todas las suculentas. Conoce los cactus y suculentas que se pueden cultivar en arena.

Cactus y suculentas que se pueden cultivar en arena

1. Acebo con baya de tinta – Ilex glabra

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Con tallos suculentos, follaje carnoso de color verde oscuro, flores blancas y pequeñas moras, es una de las mejores suculentas que puedes cultivar en la arena.

Se cultiva fácilmente en suelos medios a húmedos, a pleno sol o en sombra parcial. Se adapta tanto a suelos ligeros como pesados. Prefiere suelos ricos, constantemente húmedos y ácidos a pleno sol. No obstante, tolera bien la sombra. Evita los suelos neutros a alcalinos.

2. Alfombra rosa – Delosperma cooperi

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

La Delosperma cooperi, comúnmente llamada Alfombra rosa, es originaria de Sudáfrica. Suele formar una cubierta vegetal vigorosa, suculenta, extendida y perenne en las zonas de invierno cálido. Sin embargo, en zonas donde el frio es intenso no es resistente al invierno.

Se trata de una planta suculenta formadora de esteras que suele alcanzar los 7,5 cm de altura y se extiende rápidamente hasta los 60 cm o más, de hojas suculentas, carnosas, cilíndricas, de color verde medio.

Se puede cultivar en arena densa que drene rápido con exposición a pleno sol.

3. Aloe – Aloe vera

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

El aloe vera es una hierba con hojas suculentas dispuestas en roseta. Las hojas son de color gris a verde y a veces tienen manchas blancas en la superficie.

Tienen espinas afiladas de color rosado en los bordes y son la fuente del gel incoloro que se encuentra en muchos productos comerciales y medicinales. El aloe vera tiene flores amarillas en forma de tubo que se agrupan en un tallo.

Los aloes son resistentes a la sequía y suelen crecer bien en arenas pobres en nutrientes que drenen bien.

4. Aranto – Kalanchoe daigremontiana

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

También conocida como espinazo del Diablo, tiene un aspecto impresionante con pequeñas plántulas en los bordes de las hojas.

Es una planta de la familia Crassulaceae originaria de la gran isla de Madagascar. Tiene hojas suculentas, carnosas, alargadas y dentadas en los bordes. Tiene un tallo erecto y, con el paso del tiempo, se lignifica empezando por la parte inferior.

Durante el invierno, si se mantiene caliente, la planta florece con hermosas flores tubulares de color gris rosado a rosa púrpura. Cultívala en una maceta compacta con arena y algo de materia orgánica.

5. Cactus lápiz – Euphorbia tirucalli

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Suculenta semitropical que es resistente al invierno en zonas templadas. Esta planta suele cultivarse al aire libre en el tipo de suelos que adoran los cactus del desierto, pero con condiciones menos áridas.

Prefiere condiciones atmosféricas secas en suelos de drenaje pronunciado. Puede crecer a pleno sol pero agradecen algo de sombra parcial por la tarde en condiciones de verano caluroso.

Evita el riego excesivo. El mejor rendimiento suele darse cuando las temperaturas diurnas no superan los 23°C. y las nocturnas no descienden por debajo de los 10°C.

El follaje esbelto y en forma de lápiz de esta planta adquiere un tono anaranjado y rojizo cuando se cultiva en arena y algo de materia orgánica ¡con exposición a pleno sol!

6. Cactus erizo o Cactus barril – Echinocactus grusonii

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

El Cactus erizo o Cactus barril, es un cactus con forma de globo que acaba creciendo en altura. Originario de México, tiene tallos de color verde brillante con hasta 40 costillas en punta. Las aréolas de color amarillo contrastado producen espinas de color amarillo dorado. Las flores amarillas brillantes aparecen en verano.

Crece bien en una maceta o puede cultivarse con otros cactus y suculentas, sobre todo con los que tienen hojas de distintos colores.

Cultiva el Echinocactus grusonii en arena bien drenada, en una habitación bien iluminada y a temperatura ambiente.

Este cactus compacto no sólo tiene un aspecto estupendo, sino que tampoco es exigente en cuanto al medio de cultivo. Este lo puedes cultivar fácilmente en la arena.

7. Cola de burro – Euphorbia myrsinites

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Euphorbia myrsinites, a veces llamada comúnmente euforbia del mirto o cola de burro, es una planta perenne de hoja perenne que suele crecer de 10 a 20 cm de altura en tallos ascendentes o colgantes que se elevan en las puntas.

Las hojas ovaladas, verde-azuladas, carnosas y suculentas se disponen en espirales alrededor de los tallos. En primavera florecen flores verdosas no vistosas subtendidas por vistosas brácteas amarilla

Esta suculenta perenne tolerante a la sequía. Se cultiva mejor en suelos secos, bien drenados y a pleno sol. Tolera muy biern los suelos pobres, incluidos los rocosos y arenosos.

8. Corona de espinas o Corona de Cristo- Euphorbia mili

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Este arbusto espinoso tolerante a la sequía tiene tallos suculentos, follaje coriáceo de color verde brillante y flores naranjas, rojas, amarillas o rosas desde la primavera hasta el invierno. Prospera en arenas densas.

Crecen mejor en suelos secos a medianamente húmedos, bien drenados y a pleno sol. Las plantas reaccionan mal a temperaturas por debajo de 1 grado C. en invierno. Agradece algo de sombra al mediodía en climas cálidos de verano.

Tolera los suelos pobres, incluidos los pedregosos y arenosos. También tolera los suelos secos, pero las aplicaciones regulares de humedad moderada pueden resultar en una mejor floración con menos caída de hojas.

Es preferible ubicarla en zonas con buena circulación de aire. Necesita luz brillante y se cultiva muy bien en arena.

9. Madre de millones – Kalanchoe delagoensis

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Puede crecer tanto en interior como en exterior, en macetas o en jardines. Ten cuidado, ya que esta planta puede propagarse por sí sola y con bastante rapidez.

Tolera algo de sombra, pero prefiere la luz brillante e indirecta. Si la planta no recibe suficiente luz, las hojas empezarán a estirarse y se volverán mustias.

Esta suculenta es muy tolerante a la sequía y puede pasar largos periodos sin agua. Es mejor dejar que la arena se seque completamente entre riego y riego.

Prefiere las temperaturas cálidas y pueden tolerar temperaturas de hasta 37 grados C. En invierno entran en letargo y no necesitan tanta agua. Es mejor mantenerlas por encima de los 10 grados C durante este tiempo.

Lo mejor de cultivar esta suculenta en la arena es que puedes tenerla en mesas de café. Le va bien el abandono y, de paso, ¡luce espectacular!

10. Nopal o Chumbera – Opuntia

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Las especies de Opuntia son cactus erectos o que se extienden, desde pequeños arbustos de bajo crecimiento hasta especímenes arborescentes que alcanzan los 5 metros o más de altura.

Además de espinas largas y hojas grandes, presentan vistosas flores de color amarillo, rosa o naranja, y muchas presentan estambres que se mueven al tacto y el fruto suele ser una baya rojiza, a menudo provista de espinas.

Esta planta no sólo llama la atención, sino que también es muy fácil de cultivar y mantener. Requiere muy poco riego, necesita mucho sol y se desarrolla muy bien en la arena.

11. Orejas de burro – Kalanchoe gastonis-bonnieri

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Las orejas de burro, una suculenta de crecimiento rápido, tienen hojas cerosas en forma de oreja que pueden alcanzar los 51 cm de longitud. En las puntas de las hojas crecen nuevas plantas. Cuando las hojas llegan al suelo, echan raíces y de nuevas plantas.

Tolera la sequía. Deja que la tierra se seque completamente entre riegos. Mantenla en un lugar que reciba mucha luz brillante. Es una suculenta que se puede cultivar en arena solamente, pero si puedes, agrega un poco de compost o tierra de jardín.

12. Orejas de conejo – Stachys byzantina

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

La Stachys byzantina, conocida como oreja de conejo, se cultiva principalmente por sus hojas gruesas, suaves, aterciopeladas y de color gris plateado, que suelen formar una alfombra que se extiende rápidamente a una altura aproximada de 10 a 15 cm del suelo.

Se cultiva fácilmente en suelos secos a medianamente húmedos pero bien drenados a pleno sol. Agradece una ligera sombra vespertina en climas cálidos de verano.

Las flores no son muy vistosas y muchos jardineros prefieren quitar los tallos floridos, ya que parecen mejorar el efecto de cobertura del suelo.

La Oreja de cordero estará más que feliz de prosperar en la arena siempre que la alimentes de vez en cuando con un fertilizante soluble en agua. Asegúrate de que la planta recibe mucho sol.

13. Piedras vivas – Lithops

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Los Lithops son plantas enanas, suculentas que constan de dos hojas gruesas, carnosas y semitranslúcidas que se asemejan a piedras. Estas hojas se fusionan a nivel del suelo, donde se estrechan hasta formar una única estructura parecida a una zanahoria que acaba convirtiéndose en la raíz.

Son verdaderas supervivientes, que toleran el calor extremo (más de 42°C) y temperaturas invernales relativamente bajas, de -5°C.

Las plantas parecen tener una amplia tolerancia de hábitats, creciendo en pavimentos de guijarros de cuarcita, en laderas o llanuras secas y pedregosas. Para obtener mejores tonalidades, mantenlas a pleno sol.

14. Pita o Pitera – Agave

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

Los agaves son plantas perennes, con hojas fuertes, largas, gruesas y carnosas dispuestas en roseta en el ápice de un tallo, que suele ser extremadamente corto. Un espécimen encantador, tiene un aspecto bastante atractivo con hojas espinosas de color verde azulado.

Los agaves están formados por un tallo central fibroso, también conocido como piña, alrededor del cual crecen las hojas formando una roseta en espiral.

Es una suculenta que se puede cultivar en arena con déficit de nutrientes y buen drenaje. No requiere mucho riego, solo cuando la arena se seque por completo. Y prefieren estar en un lugar muy soleado.

15. Portulaca o Mañanitas – Portulaca grandiflora

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

También conocida como planta de sol o musgo rosa, produce flores parecidas a las rosas desde la primavera hasta el otoño.

Tiene flores erizadas, parecidas a rosas (de hasta 2,5 cm de diámetro) que aparecen en tallos postrados o ligeramente ascendentes que forman una alfombra de follaje similar al musgo.

Esta planta anual es una suculenta que suele crecer hasta 15 cm de altura y se extiende hasta 30 cm de ancho o más. Las flores florecen desde el verano hasta las heladas y se presentan en formas simples, semidobles o dobles en colores como rojo, rosa, naranja, amarillo, blanco y tonos pastel.

Se cultiva fácilmente en suelos pobres, secos a moderadamente húmedos, bien drenados y a pleno sol. Tolera la sequía. Puedes cultivar esta suculenta en la arena sobre plantas tapizantes.

16. Sedum – Sedum

Cactus y Suculentas que puedes cultivar en Arena

El sedum produce una flor inusual que merece la pena cultivar. Crece hasta 45 cm de altura a partir de una densa corona de brotes que emergen a principios de la primavera.

Los tallos son gruesos y fuertes y sostienen en alto el considerable peso de las hojas carnosas de color verde grisáceo de 7,5 cm de largo y el racimo de flores de 10 a 15 cm de ancho que aparecen a finales del verano.

Las flores, cuando empiezan a aparecer a mediados del verano, dan la impresión de ser una cabeza de brécol verde plateado.

Es otra de las suculentas que se pueden cultivar en arena y es tolerante a la sequía, florece en verano y otoño. Se da muy bien a pleno sol o en sombra parcial.

Comparte en las redes!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *