8 tipos de fertilizantes orgánicos para la huerta

Los fertilizantes orgánicos son refuerzos naturales para todas sus plantas, que no queman las raíces, no contaminan la tierra y están hechos de materia orgánica reciclada. Con una acción muy rápida o un poco más lenta, traen todo lo que sus plantas necesitan de una manera completamente natural. En este artículo te enseñamos varios métodos de fertilizantes caseros, estos fertilizantes son orgánicos y fácil de preparar.

¿Qué es un fertilizante orgánico?

Los fertilizantes orgánicos son el resultado de la descomposición de materia vegetal o animal. Como resultado del reciclaje, estos materiales proporcionan las sales minerales que contienen de forma progresiva, eliminando el riesgo de sobredosis tan común con los fertilizantes sintéticos.

Muy ricos en nutrientes, mucho más que las enmiendas utilizadas tradicionalmente, como el compost y el estiércol, los fertilizantes orgánicos traerán beneficios a las plantas en unos pocos días a unos pocos meses, a diferencia de las enmiendas que llevarán varios años entregar estos elementos.

Pero los fertilizantes orgánicos y los mejoradores del suelo deben usarse de manera complementaria, algunos actúan sobre la duración y mejoran la calidad del suelo, los otros aportan nutrientes a las plantas durante su período de crecimiento y favorecen el desarrollo de la microflora del suelo.

Los fertilizantes orgánicos, como regla, no se entierran en el suelo, es en la superficie que son útiles. Los materiales frescos o muy poco descompuestos deben dejarse en la superficie. Se puede aplicar una fórmula completa en otoño o en invierno para que las plantas la asimilen cuando hagamos la siembra de primavera.

Vienen en varias formas:

Polvo o gránulos: para dispersarse antes de plantar sin enterrar, o diluirse en el agua de riego.

Soluciones líquidas: ideales para macetas, con acción muy rápida

1 – El purín de ortiga

La ortiga es reconocida por tener muchas virtudes, incluida su riqueza de minerales, vitaminas y oligoelementos que la convierten en un gran fertilizante para el crecimiento de las plantas y fortalece sus defensas contra enfermedades y parásitos.

Es en primavera cuando debe usar el purín, que es cuando la vegetación se reinicia.
También es posible colocar hojas picada en el hoyo de plantación, de esta manera la planta tomará más rápidamente sus nutrientes. Lea; como preparar purin de ortiga

2 – El guano

Se usa al final del invierno y la primavera, como la sangre seca. Muy equilibrado en nitrógeno, fósforo y potasa, así como en oligoelementos, es un fertilizante de liberación rápida.

Lo usará para estimular las plantas codiciosas, así como para todas las plantas y para preparar el suelo para la siembra o las plantaciones o durante los períodos de crecimiento. Después de derramarlo, entiérrelo ligeramente y riegue. Aqui puedes aprender más sobre como usar el guano como fertilizante orgánico.

3 – El polvo de hueso

Compuesto de huesos de vaca en general, este fertilizante está cargado de fosfatos y nitrógeno. Su acción es gradual y se centra en el crecimiento de la raíz. Es en invierno que este fertilizante se extiende por el suelo.

4 – Harinas de espinas de pescado

Extremadamente alto en fósforo, este fertilizante es bueno para todas las plantas, actúa sobre la floración, resistencia al frío, enfermedades y parásitos.

5 – Cuerno triturado o asado

Al igual que la sangre seca, el cuerno es rico en nitrógeno, pero su acción es gradual, es un fertilizante de fondo. Se usa más durante el período de descanso vegetativo o en primavera, durante la plantación de árboles y arbustos, árboles frutales, vegetales y plantas perennes. El cuerno triturado es un mejor fertilizante con el pasar del tiempo.

6 – La consuelda

Menos rica en nitrógeno que la ortiga, la consuelda contiene potasio, calcio, magnesio, cobre, zinc, manganeso, hierro y boro. Se utiliza con el purin de ortiga, para ayudar a las plantas codiciosas a florecer y fructificar.

7 – La sangre seca

Muy rico en nitrógeno, actúa muy rápidamente y su acción es duradera. Utilizado durante el crecimiento, su acción se ve en el follaje en menos de una semana, pero también tiene efectos sobre el crecimiento, la floración y previene la falta de nitrógeno.

Puede ponerle a rosas, árboles, hierbas y plantas perennes en la primavera. También es posible incorporar en el compost con una relación de 1,5 kg por m3.

8 – Potasa orgánica

Derivado de la vinaza de remolacha, este fertilizante es esencial para el desarrollo de las raíces.

También puede ser de interés leer: Purin líquidos, biopreparados para el cuidado de las plantas, como hacerlos y aplicarlos

Abonos orgánicos por contribución


– Fertilizantes orgánicos ricos en nitrógeno: estiércol de ortiga, guano, sangre seca, cuerno triturado o asado, polvo de huesos

– Fertilizantes orgánicos ricos en fósforo: harina de espina de pescado, guano

– Fertilizantes orgánicos ricos en potasio: abono de consuelda, potasa orgánica.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “8 tipos de fertilizantes orgánicos para la huerta”