9 abonos líquidos para hacer con hierbas y plantas

En un huerto ecológico, uno de los trabajos más importantes es devolver los nutrientes al sistema. Hay varias maneras de tomar los nutrientes almacenados en las plantas y devolverlos al suelo, donde pueden ser absorbidos  por otras plantas. En este artículo, echaremos un vistazo a 9 tipos de tés fertilizantes que puedes hacer a partir de hierbas y otras plantas para abonar y enriquecer el suelo.

fertilizante de hierbas

Introducción

Todos los tés fertilizantes que se enumeran a continuación se hacen más o menos de la misma manera. Añades tu material vegetal al agua, lo dejas cocer, luego lo cuelas, lo diluyes y lo utilizas en las zonas de cultivo de tu jardín.

Para crear mejores tés fertilizantes, lo mejor es buscar un poco más allá: fuera de tu jardín y alrededor de tu propiedad.

1. Té verde ‘Tea’

fertilizante líquido de té verde

Si te estás iniciando en el mundo de la jardinería, puedes utilizar artículos de la despensa a base de plantas para hacer tu propio té fertilizante para tus nuevas zonas de cultivo (o plantas de interior).

El té verde, por ejemplo, puede prepararse no sólo para beber, sino también para alimentar las plantas que estás cultivando. El fertilizante de té verde puede dar un impulso de nitrógeno para ayudar al crecimiento de las hojas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no debe añadirse a las plantas con demasiada frecuencia, ya que puede elevar el pH del medio de cultivo. Puedes usar el té verde como fertilizante una vez por mes.

2. Té de consuelda

fertilizante líquido de consuelda

Un ejemplo de una planta excelente para los abonos líquidos para plantas es la consuelda. Verás que el abono líquido de consuelda es un excelente fertilizante para las plantas frutales.

Sin embargo, también puede tener una amplia gama de aplicaciones como fertilizante multiuso que es adecuado para un gran número de plantas diferentes en distintas etapas de su crecimiento.

La consuelda es un acumulador dinámico de raíces profundas, y una planta increíblemente útil para cultivar en tu jardín por una serie de razones.

El té de abono de consuelda es rico en potasio, y otros nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas.

3. Té de algas marinas

fertilizante líquido de algas marinas

Las algas no son una planta que crezca en tu jardín, por supuesto. Pero si vives cerca del mar, puede ser un recurso muy útil. Hay muchas formas de utilizar las algas en el jardín.

Para hacer té de algas:

Recoge las algas y enjuágalas para eliminar el exceso de sal. Llena un cubo con unos ¾ de agua y añade todas las algas que quepan. Remueve la mezcla cada pocos días.

Tapa el cubo y déjalo durante varias semanas, idealmente 2-3 meses. Pasado ese tiempo cuela la mezcla y diluye con tres partes de agua dulce por una de mezcla. (Los sólidos restantes pueden añadirse a tu montón de compost). Utilízalo alrededor de la base de tus plantas, o rocíalo como alimento foliar.

Al igual que el té de consuelda, las algas son un fertilizante de uso general que puede utilizarse para una gran variedad de plantas. Es especialmente rica en micronutrientes para plantas y oligoelementos que pueden ayudar a fomentar el crecimiento exitoso de las plantas.

4. Té de recorte de césped

fertilizante líquido de césped

Si cultivas plantas de hoja o verduras que necesitan un impulso de nitrógeno, un té de abono hecho con recortes de césped podría ser la solución perfecta.

Si tienes césped, la hierba que cortas al segar puede tener un buen uso. Puedes utilizarla:

  • Para devolver los nutrientes a la zona de césped (esparciendo un poco en el lugar).
  • En su montón de compost, alternado con cantidades iguales de material marrón, rico en carbono.
  • Como mantillo alrededor de las plantas hambrientas de nitrógeno.
  • O, volviendo al tema de este artículo, como té de abono.

Para hacer té de recortes de césped llena un recipiente grande hasta un tercio de su capacidad con recortes de césped y luego llena hasta arriba con agua.

Cúbrelo con una gasa u otro tipo de malla para mantener alejados a los mosquitos. Deja macerando durante dos semanas y entonces estará listo para usar en tus plantas. Sugiero diluir una parte de abono de recortes de césped en cinco partes de agua.

5. Té de ortiga

fertilizante líquido de ortiga

La ortiga (Urtica diotica) es otra planta común que muchos encontramos en nuestros jardines. Las ortigas pueden añadirse al agua para hacer otro abono líquido rico en nitrógeno. Sin embargo, también tiene otros nutrientes y es un abono relativamente equilibrado que puede utilizarse para muchas plantas.

Las ortigas cortadas en primavera tienen el mayor contenido en nutrientes y son especialmente ricas en nitrógeno. Así que un té hecho con ortigas jóvenes de primavera es particularmente bueno para impulsar el crecimiento de las hojas.

El procedimiento para hacer el té de ortiga es el mismo que explicamos en el caso de té de césped. Pero si deseas o necesitas algo más rápido, puedes hervir las ortigas en agua durante 10 minutos, luego debes colar para obtener el líquido. Los restos solidos puedes ponerlos en la pila de compost o directamente sobre el suelo donde tienes las plantas.

6. Té de diente de león

fertilizante líquido de diente de león

Al igual que la consuelda, el diente de león es un acumulador dinámico con profundas raíces pivotantes. Esas raíces pivotantes extraen los nutrientes desde muy abajo de la superficie del suelo. Por eso, aunque a menudo se les considera malas hierbas, en realidad pueden ser plantas de jardín increíblemente útiles y por supuesto comestibles.

Los dientes de león son útiles porque pueden fabricar un alimento líquido para plantas rico en potasio (ideal para las plantas frutales en particular).

Así que no te apresures a eliminar los dientes de león de tu jardín o de cualquier otro lugar. Tienen una gran variedad de beneficios, tanto en tu jardín como en tu casa.

Para hacer un abono líquido de diente de león añade flores, hojas y raíces de diente de león a un cubo u otro recipiente. Llénalo de agua, cúbrelo con una tapa y déjalo reposar durante al menos dos semanas.

Cuela la mezcla y conserva el abono líquido y desecha los sólidos. Diluye el líquido de diente de león con diez partes de agua y alimenta tus plantas.

7. Té de milenrama

fertilizante líquido de milenrama

La milenrama es otra planta increíblemente útil para tener en tu jardín. Es otro acumulador dinámico de raíces profundas. También atrae a los polinizadores y otros insectos beneficiosos, y tiene usos medicinales.

La milenrama concentra fosfatos, cobre, azufre, potasio y otros nutrientes que las plantas necesitan para crecer y prosperar. Una forma de devolver estos nutrientes al sistema es convertirlos en un alimento líquido.

Su preparación es la misma que las anteriores mencionadas. Al usarlo recuerda diluirlo en 10 partes de agua por cada parte de té de milenrama.

8. Té de borraja

fertilizante líquido de borraja

Otra de las plantas favoritas para hacer fertilizante líquido es la borraja.

La borraja (Borago officinalis) es otra planta muy útil para cultivar en tu jardín. Tanto en flor, como cuando se corta, tiene una amplia gama de usos.

La borraja es una planta que atrae a las abejas durante su largo periodo de floración. Puede ser una gran planta de compañía y utilizarse como cultivo de cobertura o abono verde. Las flores y las hojas también son comestibles y tienen un sabor parecido al del pepino.

La borraja es un acumulador dinámico, que concentra nitrógeno, potasio y otros micronutrientes. Así que también puede ser beneficiosa cuando se tritura y se deja sobre el suelo. O cuando sus hojas se convierten en un abono líquido.

Para elaborarlo el fertilizante liquido de borraja, añade tantas hojas y flores a un recipiente como puedas, llénalo de agua y cúbrelo con una tapa durante dos semanas. Luego cuela el líquido y úsalo diluido con diez partes de agua para alimentar a tus plantas.

9. Té de plantas en general

Es importante tener en cuenta que un buen abono multiuso tendrá una buena gama de macro y micro nutrientes.

Por lo tanto, una de las mejores maneras de crear uno es no elegir sólo una planta para su infusión, sino utilizar varias. Además de «malas hierbas» o plantas como la consuelda, la ortiga, el diente de león, la milenrama y la borraja, también puedes incluir otras plantas de tu propiedad.

Algunas otras buenas plantas para incluir en un fertilizante líquido general son:

  • Alfalfa (para el nitrógeno y el hierro).
  • Arrurruz (para el calcio).
  • Helecho (para una serie de nutrientes).
  • Bardana (para el hierro).
  • Manzanilla (para el calcio, el potasio y el fósforo)
  • Pamplina (para el potasio, el fósforo y el manganeso).
  • Escarola (para el sodio y el calcio).
  • Drosera (para una serie de nutrientes).
  • Plátanos (para una serie de nutrientes).
  • Verdolaga (para el calcio, el potasio y el hierro).
  • Tanaceto (para el fósforo).
  • Berros (para una serie de nutrientes).

También puede ser de interés leer: Cómo enriquecer el suelo pobre de una huerta.

Está claro que la elaboración de una infusión de abono a partir de una serie de plantas puede ayudar a mantener el crecimiento de un jardín. La experimentación puede ayudarle a encontrar la mezcla perfecta de materiales vegetales. Si tienes otras ideas para hacer abonos líquidos a base de plantas puedes dejarnos tu cometario mas abajo.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “9 abonos líquidos para hacer con hierbas y plantas”