gallery/logo - jardin magico espiral grande
gallery/redes facebookchico
gallery/redes twitter logoone
gallery/redes-instagramchico
gallery/redes facebookchico
gallery/redes twitter logoone
gallery/redes-instagramchico
gallery/envianos-tu-articulo
gallery/banner-paypal_280p
gallery/gallinas
Criar gallinas en el jardín, todo lo que hay que saber
gallery/fertilizante casero
8 tipos de fertilizantes orgánicos para la huerta
gallery/casa-de-barro-prin-chica
¿Por qué hacer una casa de barro? le contamos
gallery/rotacion-de-cultivos
Rotación de cultivos en la huerta orgánica, por qué y como hacerlo 

mantillo o mulch, que es? para que sirve?

gallery/mulch-manillo

¿Qué es el mantillo?

 

En agricultura o jardinería, el mantillo es una capa de material orgánico o inorgánico que cubre y protege el suelo. El acolchado, el acto de poner mantillo en el suelo, tiene un impacto positivo en el jardín debido a los cambios que trae al clima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Características principales

 

El mantillo tiene diversos beneficios para el suelo donde se abona ya que mejora la calidad de los nutrientes que obtienen las plantas y, por ello, crecen con mejor calidad. No hay mejor aporte que un abono natural y que podemos encontrarlo en la propia naturaleza.

¡El mantillo tiene muchas ventajas para el jardín! Entre estos:

  • Disminuye el crecimiento de malezas indeseables evitando su germinación y, por lo tanto, reduce considerablemente su proliferación.
  • Mantiene la humedad del suelo evitando la evaporación excesiva de agua en climas cálidos y así reduce la necesidad de riego.

 

La característica principal que tiene el mantillo es el incremento de materia orgánica que proporciona en el suelo. Al tener una textura cargada de nutrientes y más compactada, es capaz de retener el agua en la tierra y no dejar que se endurezca por el calor que sufre en verano. Cuando las precipitaciones disminuyen y aumenta el calor en verano, lo más normal es que el suelo acabe compactándose ya que no tiene ningún aporte de agua. Este secado provoca un cambio en la textura y dificulta tanto la extensión y el crecimiento de las raíces como la incorporación de nutrientes a la planta.

 

Consejo: Para evitar que las raíces de ciertas plantas sensibles, como las cebollas, se pudran cuando la humedad es demasiado alta, use un mantillo ligero y bien ventilado (por ejemplo, paja).

 

También puede interesar: "cómo mantener la maleza fuera de la huerta"

 

Ventajas del uso del mantillo

 

Mantiene la humedad en el sustrato.

Esto es esencial para plantas que requieren de humedad de una forma continua. De esta forma no debemos preocuparnos tanto del riego y de mantener húmedo el sustrato ya que el mantillo lo hará por nosotros.

 

Mantiene una mejor temperatura.

Uno de los factores más complicados a la hora de mantener sanos los cultivos es el cambio de temperatura. Dependiendo del clima en el que nos encontremos, la estación del año y la meteorología que haya en el momento, podemos toparnos con temperaturas que afecten a los cultivos. El mantillo ayuda a crear una especie de micro clima para regular la temperatura y la hace más fresca en verano y más cálida en invierno. De esta forma, tenemos regulada la temperatura para que los cultivos no sufran estos cambios bruscos.

Durante la época del invierno ayuda a que las heladas no lleguen hasta las raíces y las debiliten o acaben matando a la planta.

 

Aporta nutrientes gradualmente.  

Su descomposición es muy lenta, por lo que el aporte de nutrientes es progresivo y no instantáneo. Es perfecto para que las plantas vayan utilizando sus nutrientes poco a poco conforme les hacen falta.

Evita también que el sustrato se compacte al retener el agua.

 

Evita que el sol degrade la tierra.

Al colocar mantillo sobre el suelo evitamos que el sol queme o degrade los nutriente naturales que este posee, recuerda que en el sustrato viven una gran cantidad de microorganismos beneficiosos para las plantas, es importante que estén vivos y saludables

 

Evita el crecimiento de hierbas no deseadas.

Las llamadas malas hierbas no podrán desarrollarse en masa al tener el mantillo, siempre y cuando se ponga una capa de al menos 20cm. Alguna va a superar la barrera y crecerá, pero no lo harán todas ya que el mantillo impide su desarrollo al quedar “atrapadas” por él.   

 

 

¿Cuándo se debe usar?

 

El mantillo se usa hoy en día en numerosos cultivos y tipos de suelo. Es perfecto para enriquecer aquellos suelos más pobres y degradados. Gracias a su aporte de materia orgánica extra y su ayuda en la retención de agua y humedad, los suelos más degradados pueden sostener más cantidad de vegetación para, poco a poco, restaurar los valores ecológicos que tenían antes.

 

El mantillo también es bueno para ayuda en temas de contaminación, aunque primero necesita de un estudio de las condiciones del suelo. Son muchas las personas que se preguntan cuál es el uso óptimo del mantillo para mejorar la calidad de los cultivos. El mejor momento para aplicarlo es la época de final de primavera y principios de verano. En esta época del año, el sustrato comienza a notar el aumento de las temperaturas y la llegada del duro y seco verano. Por ello, lo ideal es que se use sobre una tierra que esté húmeda para que la absorción de nutrientes sea plena.

 

El mantillo es el aporte de nutrientes de la tierra y necesitará de algunas tareas de mantenimiento como remover la tierra de vez en cuanto para evitar la aparición de plagas. Como el pulgón por ejemplo. Además, remover el mantillo de una forma regular nos ayuda a airear el suelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tipos de mantillo

 

Aunque el término se deriva de la paja, se puede encontrar mantillo en diferentes formas. En lo que respecta al acolchado orgánico hecho de material descomponible, puede adoptar, entre otras, la forma de: paja, astillas y aserrín; hojas de otoño trituradas; corteza desmenuzada; residuos de corte de césped; residuos de jardín picados (sin semillas); compost; trigo sarraceno, cacao, coco, cascaras de maní u otras nueces; papel picado, o madera fragmentada.

 

El uso de mantillo orgánico puede ser ventajoso ya que con el tiempo se descompone en materia orgánica que es beneficiosa para el jardín y enriquece el suelo. Sin embargo, la corteza de coníferas como el cedro se debe evitar para el acolchado porque corren el riesgo de secretar productos antimicóticos y antibacterianos que pueden afectar la vida del suelo.

También se debe evitar cualquier derivado de Pino, ya que éste es muy ácido y mata los nutrientes del suelo.

gallery/mantillo natural
gallery/mantillo diario

Entradas relacionadas

Germinar semillas, como hacerlo?

gallery/germinar semillas1
gallery/compost jm

Abonos orgánicos, aprende a hacerlo y como aplicarlo

gallery/fertilizante casero

8 tipos de fertilizantes orgánicos para el huerto

gallery/insecticida-casero

Cómo hacer insecticidas orgánicos

gallery/banner-paypal_280p