gallery/logo - jardin magico espiral grande
gallery/redes facebookchico
gallery/redes twitter logoone
gallery/redes-instagramchico
gallery/redes facebookchico
gallery/redes twitter logoone
gallery/redes-instagramchico
gallery/envianos-tu-articulo
gallery/banner-paypal_280p
gallery/gallinas
Criar gallinas en el jardín, todo lo que hay que saber
gallery/fertilizante casero
8 tipos de fertilizantes orgánicos para la huerta
gallery/casa-de-barro-prin-chica
¿Por qué hacer una casa de barro? le contamos
gallery/rotacion-de-cultivos
Rotación de cultivos en la huerta orgánica, por qué y como hacerlo 

como cutivar pimiento morrón 

gallery/piminetos

Los pimientos hacen mucho más que añadir color a un huerto, también son una fruta deliciosamente dulce y jugosa que disfrutará cosechando y que, cruda o cocida, realzará un sinfín de buenos platos. El pimiento crecerá muy bien y casi sin ayuda en un lugar cálido y soleado. Si usted vive en un área más fría, el cultivo en invernadero probablemente dará mejores resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los pimientos son cultivos largos que requieren una cierta cantidad de tiempo a temperaturas suficientes para dar fruto y producir una buena cosecha. Por lo tanto, es esencial sembrar lo suficientemente temprano para que las plantas jóvenes tengan tiempo de desarrollarse y disfrutar del sol de verano en el momento adecuado.

 

Siembra

 

Requieren de suelos sueltos, livianos y bien drenados, no necesitan gran cantidad de abono, pero puede agregar compost cuando están formando las flores.

Cultivar en los primeros días de la primavera es hito que todo jardinero conoce: más allá de eso es posible plantar todos los cultivos casi sin miedo a las heladas. Esta fecha también se aplica a los pimientos y chiles, o incluso un poco antes si se cultivan en invernaderos. Sólo para que nuestras plantas de pimiento estén listas para esta fecha, es esencial anticiparse.

 

Los pimientos y los chiles se siembran a finales del otoño: cuanto antes se comiencen a germinar en pequeños recipientes mejor, más tarde se corre el riesgo de verlos fructificar sólo a finales del verano y, por lo tanto, demasiado tarde para que maduren correctamente.

 

El primer punto de preocupación en la siembra de pimientos es la temperatura de germinación. En efecto, no les gusta para nada el frio y necesitan un mínimo de 25°C para empezar a germinar, siendo su óptimo alrededor de 28-30°C. Por lo tanto, es necesario sembrar en interiores o incluso añadir una fuente de calor para obtener un buen resultado. La germinación puede lograrse a temperaturas más bajas, pero el porcentaje de fracaso es mucho mayor.

 

El segundo problema de la siembra temprana es la falta de luz y por lo tanto el riesgo de que las plántulas no germinen es grande. Es necesario entonces estar muy atento a esto y ofrecer un máximo de sol a las plantas jóvenes.

 

Cuando las plantas estén con más de cuatro hojas es tiempo de llevarlas a su lugar de cultivo definitivo, agregue compost en el nuevo hoyo y distancie las plantas al menos 40 para que tengan espacio de crecimiento.

 

Mantenimiento del cultivo

 

Es importante regar bien las plantas, especialmente en climas calurosos o si usted está cultivando en macetas; es posible que necesite regarlas diariamente. Tan pronto como aparezcan las flores, comience a fertilizar sus plantas con fertilizante líquido, como fertilizante para tomates.

Las plantas son generalmente muy resistentes a las plagas y enfermedades. Sin embargo, pueden ser presas de los pulgones; usted debe ser capaz de deshacerse de ellos con bastante facilidad enjuagando las hojas con agua y un poco de detergente de cocina. Otros problemas podrían amenazar sus plantas si se exponen a las heladas. En caso de una advertencia de heladas tardías, tómese el tiempo de cubrir sus plantas para protegerlas.

 

Cosecha

 

Una planta productiva rendirá entre 3 y 8 pimientos. Puede cosecharlas tan pronto como estén verdes y brillantes, pero si las deja madurar en la planta, se volverán amarillas, anaranjadas y luego rojas. Cuanto más tiempo permanezca el pimiento en la planta, más dulce será; sin embargo, el rendimiento puede ser menor.

 

Para recoger el fruto, utilice una tijera de podar o un cuchillo afilado para cortar el tallo (si tira de la pimienta para separarla y puede dañar las ramas de la planta). Dependiendo de la variedad plantada y de las condiciones climáticas, podrá cosechar sus pimientos ya entrado el verano.

Entradas relacionadas

gallery/img_20190905_150329-compressor

Cómo cultivar acelga

gallery/germinar semillas1

Guía para preparar plantines

Brocoli, como cultivar

gallery/brocoli img_20180116_094153
gallery/berenjena

Como cultivar berenjena

gallery/banner-paypal_280p