Abonos caseros con residuos de cocina y el hogar para las plantas

En este artículo queremos enseñarte cómo usar tres residuos para alimentar a las plantas de forma natural que son en realidad un gran complemento orgánico.

abonos caseros

A continuación vamos a ver algunas formas muy sencillas de aprovechar tres residuos comunes de la cocina y el hogar en el jardín.

Cada uno de ellos contribuirá a aumentar la fertilidad del suelo y, lo mejor de todo, es que son gratuitos.

Utilizar los posos del café en el jardín

abono casero café

Los posos del café son un magnífico complemento natural para cualquier jardín.

Son una gran fuente de nitrógeno, contienen algunos de los otros dos elementos principales de las plantas, el fósforo y el potasio, y también contienen micro nutrientes como el magnesio, el cobre, el calcio, el zinc, el manganeso y el hierro.

El nitrógeno no está disponible inmediatamente para las plantas, pero a medida que los microbios del suelo se ponen a trabajar en los posos de café, ese nitrógeno se convertirá gradualmente en una forma que las plantas pueden absorber y utilizar.

Esto hace que los posos de café sean un fertilizante orgánico de liberación lenta muy eficaz.

No introduzcas los posos de café en la tierra, porque algunas plantas (sobre todo los tomates) no responden bien a esto.

En su lugar, simplemente añádelos a la superficie del suelo como mantillo alrededor de las plantas.

Lo mejor es añadirlos finamente, espolvoreados sobre la superficie o en combinación con otros mantillos para evitar que formen una costra dura que dificulte la penetración del agua.

Los posos de café son ligeramente ácidos, con un pH de entre 6,5 y 6,8, lo que es ideal para la mayoría de las hortalizas.

La mayor parte de la acidez se pierde en el propio café al prepararlo, por lo que no hay que preocuparse de que los posos de café sean demasiado ácidos.

Si se añaden en capas finas, no tendrán prácticamente ningún efecto sobre el pH general del suelo.

Ver: 8 maneras de utilizar posos de café en el jardín y la huerta.

Café para el compost

Los posos de café también son una gran adición a tu montón de compost. Su contenido relativamente alto de nitrógeno puede potenciar tu abono.

 A pesar de su color marrón, los posos de café se consideran «verdes» y pueden utilizarse para equilibrar los «marrones», como las hojas caídas, la paja o el papel triturado.

A los microbios de tu montón de compost les encantará, ya que descompondrán el nitrógeno en una forma accesible para las plantas, al tiempo que generarán mucho calor para acelerar todo el proceso de descomposición.

Sólo tienes que añadir un buen puñado de posos de café y esparcirlo por el montón.

A las lombrices también les gusta el café molido, ya que les ayuda a hacer la digestión, así que también es un buen ingrediente para añadir a tu contenedor de lombrices.

Abono de cáscaras de huevo

abono casero cascara de huevo

Las cáscaras de huevo son una fuente de calcio realmente fantástica, así como de otros oligoelementos como el magnesio.

Antes de utilizar las cáscaras de huevo en el jardín, es importante esterilizarlas.

Límpialas bien con agua y luego esterilízalas a fuego lento en el horno durante unos minutos o en el microondas a alta potencia durante al menos 10 segundos.

Una vez hechas, tritúralas para aumentar su superficie o, mejor aún, tritúralas hasta convertirlas en un polvo fino con un mortero, una batidora de alta velocidad o un molinillo de café.

El calcio de la cáscara de huevo está encerrado en forma de carbonato de calcio, por lo que no está disponible para las plantas.

Pero al molerlo hasta convertirlo en este fino polvo, hemos facilitado que la vida del suelo pueda trabajar con él, convirtiéndolo en una forma que las plantas puedan utilizar.

En esencia, hemos convertido las cáscaras de huevo en una fabulosa fuente de calcio de liberación lenta que las plantas pueden absorber gradualmente durante varios meses.

La cáscara de huevo en polvo es especialmente útil en los parterres en los que se van a cultivar hortalizas de fruto.

Puedes esparcir las cáscaras de huevo en forma de polvo sobre los arriates, al igual que los posos de café.

Ver: 10 formas de utilizar cascaras de huevo en el jardín y la huerta.

Cáscaras de huevo para el compost

Y a las lombrices les encanta la cáscara de huevo en polvo.

Con esta consistencia, las lombrices pueden ingerirla fácilmente, y sirve como arena que, al igual que los posos del café, ayuda a su digestión y a su salud en general.

Si no tienes un compostador de lombrices, añade tus cáscaras de huevo a tu pila de compost general para ayudar a las lombrices de allí. Te querrán por ello.

Mejora tu suelo con cenizas de madera

abono casero ceniza de madera

Por último, la ceniza de madera. Y por ceniza de madera me refiero a ceniza buena y limpia de madera no tratada.

La ceniza de carbón vegetal también está bien, pero evita la ceniza de las briquetas de barbacoa y, definitivamente, no la ceniza de carbón, que tiene un contenido muy alto de azufre.

Las cenizas de madera son un abono útil, ya que contienen buenos niveles de fósforo y potasio, además de oligoelementos como el calcio y el magnesio.

A los trozos de carbón vegetal que se obtienen de la madera parcialmente quemada se le llama biocarbón o biochard, son estupendos para la biología del suelo.

Usa el sentido común, por supuesto: recógela sólo cuando se haya enfriado del todo y nunca mezcles la ceniza caliente con el plástico. Lo mejor son los contenedores metálicos.

Al igual que las otras enmiendas naturales para el suelo que hemos mencionado, puedes esparcir la ceniza de madera en los lechos.

Sin embargo, es bastante soluble en agua y se lava fácilmente, así que añade un poco en invierno, pero guarda también un poco para la temporada de crecimiento.

Es ideal para esparcirla alrededor de la mayoría de las plantas y, como es bastante alcalina, es buena para usarla alrededor de los cultivos de la familia de las brassicas, como el brócoli, a los que les gusta el suelo ligeramente alcalino.

Puede utilizarse como alternativa a la cal para ayudar a neutralizar los suelos ácidos. Es la mitad de fuerte que la cal, por lo que se puede utilizar aproximadamente el doble para conseguir el mismo efecto.

No utilices ceniza de madera alrededor de las plantas ácidas (arándanos, rododendros, frambuesas, etc.) y no la esparzas donde quieras cultivar patatas el año que viene, porque los suelos alcalinos tienden a favorecer la sarna de la patata.

Ver: Cómo usar cenizas de madera en el jardín.

Cenizas de maderas para el compost

La ceniza de madera también es un complemento muy útil para los montones y contenedores de compost.

Esto se debe a que ayuda a reducir un poco la acidez del compost, y también a que esos trozos de biocarbón ayudarán a esos mágicos microorganismos a hacer su trabajo.

También contribuirá a la fertilidad general del montón. Esparce una fina capa por cada metro de profundidad del material.

En mi casa no se desperdicia nada, ¡créeme! ¿Guardas alguna de estas abundantes y naturales enmiendas del suelo? Cuéntame lo que haces en los comentarios de abajo.

Artículos relacionados:

Cómo utilizar cáscaras de cítricos en la huerta y el jardín.

Usos de las cáscaras de pistacho en el jardín y el hogar.

Cómo usar cáscaras de cebolla para el cuidado del jardín

Cómo utilizar cáscaras de arroz en el jardín y la huerta.

Usos de la cáscara de banana en la huerta y el jardín.

Comparte este artículo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *