Bergamotas, cómo sembrar y plantar en maceta o jardín

Con sus hojas verdes que se parecen a las del limonero y su fruta amarilla que se parece a las tangerinas, el bergamota (Citrus × bergamia) es un árbol frutal lleno de sorpresas que nunca dejará de sorprenderte. Al árbol de bergamotas le gusta mucho el sol, así que ve pensando en qué lugar de tu hogar le gustará más estar. En este artículo aprenderemos cómo sembrar bergamotas, cómo plantar y cuidar correctamente un árbol de bergamotas en maceta o el jardín.

Características del árbol de la bergamota

  • Nombre científico: Citrus × bergamia
  • Familia: Rutáceas
  • Color de la flor: flores blancas
  • Siembra: final del invierno o principio de primavera
  • Exposición: lugar soleado
  • Tipo de suelo: no calcáreo, rico en humus, drenado, neutro o ácido.
  • Lugar de cultivo: en maceta, alineado, en un huerto, en contenedor, aislado
  • Floración: primavera y verano
  • Follaje: siempre verde
  • Enfermedades, plagas: cochinillas, pulgones, ácaros rojos, moniliosis
  • Riego: abundante durante todo el verano
  • Crecimiento: árbol mediano
  • Longitud/altura: 2 a 5m
  • Cosecha: Invierno
  • Virtudes medicinales: antiséptico, antiespasmódico, relajante, sedante.

¿Dónde plantar un árbol de bergamota?

El árbol de la bergamota no tolera las temperaturas frías por debajo de -5 °C. Su cultivo al aire libre debe reservarse para las zonas especialmente templadas. De lo contrario, debe ser cultivado en macetas en un lugar protegido del frío, puede cultivarse dentro de un invernadero por ejemplo.

Aprecia las exposiciones soleadas protegidas del viento. En las macetas, es mejor evitar las situaciones demasiado calientes y mantenerla en una media sombra muy brillante pero sin que el sol de directo a la misma, ya que esto hará que las raíces sufran demasiado el calor y el árbol pueda morir, también pon la maceta lejos de las corrientes de aire.

El suelo para cultivar bergamotas debe ser no calcáreo, rico en humus y bien drenado, incluso un poco arenoso. Puedes preparar una mezcla con tierra de jardín, compost maduro y arena en partes iguales, esta sirve tanto para el cultivo en maceta o en suelo directo.

¿Cómo plantar y sembrar un árbol de bergamota?

Plantar el árbol de bergamota es un paso importante que condicionará el desarrollo adecuado de tu árbol, la producción de bergamota y la vida del mismo.

La siembra del árbol de bergamotas se debe realizar preferentemente en primavera. Elige un lugar protegido y soleado para fomentar su crecimiento y tener hermosas bergamotas.

Para sembrar bergamotas pon las semillas en un recipiente o almácigo que contenga tierra de jardín con drenaje en la parte inferior, cubre las semillas con tierra y riega con un pulverizador para evitar que la tierra se compacte demasiado. Recuerda mantener siempre el suelo húmedo, no dejes que se seque, esto es muy importante.

Los brotes demoran en salir, puede llevar hasta un mes o más a veces, así que no desesperes si no vez resultados rápidamente. Una vez que el árbol de bergamota alcanza la altura de 15 cm o más, es cuando ya puedes ser trasplantado a una maceta más grande o directamente al suelo del jardín.

Para trasplantar en su lugar definitivo, cava un agujero de 1 m x 1 m. Humedece bien el cepellón y ponlo en el agujero, rellena con la mezcla de tierra, compost y arena, haciendo una cuenca para el riego. Finalmente riega a fondo pero sin hacer charcos para asegurar que el agua penetre profundamente en el suelo.

Bergamota en campo abierto:

El árbol de bergamota es uno de los cítricos menos resistentes y solo se puede plantar al aire libre en regiones con un clima muy templado en invierno. Al árbol de bergamota le gustan los suelos ligeramente ácidos y especialmente la piedra caliza (una adición de tierra de brezo a la plantación es una ventaja)

Bergamota en una maceta:

Cultivar bergamota en macetas es preferible como con todos los cítricos cuando la zona es muy fría en invierno, sobre todo si nieva. Tendrás que ponerlo en un invernadero o en una terraza durante todo el periodo de heladas.

¿Cómo mantener un árbol de bergamota?

La bergamota requiere un riego regular. En la tierra abierta, necesita agua frecuentemente durante todo el verano, especialmente en períodos de ola de calor o sequía. Suspende el riego durante el período de otoño/invierno.

En las macetas, el árbol debe ser regado abundantemente tan pronto como el cepellón se seca. Por otro lado, cuidado de no excederte y procura que no se encharque el agua cuando riegas, agrega de apoco y espera que vaya bajando para poner más. En invierno, durante el periodo de invernada, es suficiente con regar una vez a la semana.

Pon un fertilizante orgánico adecuado para los cítricos y los árboles frutales cada primavera, esto ayudará mucho a que el árbol esté siempre nutrido, sobre todo si su cultivo es en macetas. También puedes hacer y usar fertilizantes caseros que puedes ver en este enlace.

La invernada de un árbol de bergamotas en maceta debe tener lugar en una habitación luminosa y fresca, idealmente a una temperatura de 10 °C. La planta no tolera las habitaciones con calefacción. Puede ser reinstalado en el exterior tan pronto como no haya riesgo de heladas. En el terreno abierto, se recomienda una cubierta de nylon sobre el follaje y el uso de mantillo en el pie del árbol para protegerlo de las heladas.

¿Cuándo podar el árbol de bergamota?

La poda no es necesaria, excepto para mantener la forma de la planta y para quitar la madera muerta. Sin embargo, si deseas aumentar el crecimiento de la planta y su producción, puede realizar una poda de fructificación después de que se recojan los últimos frutos en invierno. Esto es suficiente para reducir a la mitad los nuevos brotes del año.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =