Castañas, sembrar y cultivar de manera orgánica

El castaño (Castanea sativa) es un árbol de fuerte desarrollo, que puede alcanzar de 20 a 25 metros de altura. Es uno de los más bellos árboles frutales de nuestros jardines, que ofrece una generosa y agradable sombra además de su delicioso fruto. Pero necesita espacio, así que hay necesidad de considerar plantarlo en un lugar donde pueda desarrollarse bien, el cultivo en macetas no es recomendable ya que sus raíces necesitan mucho espacio. En este artículo veremos cómo sembrar castañas de manera orgánica, cómo plantar en el jardín y cuando recolectarlas. Cultivar un árbol de castañas es relativamente fácil de llevar a cabo con éxito, sigue los consejos a continuación y podrás cosechar hermosas castañas en tu jardín.

Resumen

  • Nombre botánico: Castanea sativa
  • Nombre común: Castaño
  • Familia: Juglandaceae
  • Altura: 20 a 30 m de altura
  • Follaje: Decidido
  • Corteza: Suave, de color gris
  • Madera: Dura y reconocida por su alta calidad
  • Flores: El castaño es autofértil, las flores hembra son blancas y las macho amarillas.
  • Frutas: Las castañas están agrupadas por 2 o 3 en un sobre espinoso y verde
  • Exposición: Al sol y al calor para un mejor fructificado
  • Suelo: El castaño puede crecer casi en todas partes, excepto en suelo calcáreo o demasiado pesado.
  • Resistencia: -20 °C. Rústico, crece en la mayoría de las regiones pero necesita calor para dar buenos frutos.

Cómo sembrar castañas

Es preferible mantener las castañas en un ambiente húmedo antes de plantarlas. Puedes dejarlas en remojo durando 48hs para facilitar la germinación.

Plantar la semilla en plano, germinar horizontalmente, como suele ocurrir cuando el fruto cae del árbol. Siembra las semillas en macetas individuales para que luego el trasplante sea más fácil, también si prefieres puedes sembrar en el lugar donde quieres que crezca tu castaño, pero debes cuidarlo bien para que las plantas a su alrededor no lo invadan rápidamente.

La profundidad debe ser tres veces el tamaño del fruto, es decir, unos 3-4 centímetros. Humedece el suelo antes y después de instalar la semilla. Esto facilita el enraizamiento y un mejor asentamiento.

Si la plántula no ha echado raíces, espera a que pase el primer aniversario del árbol antes de trasplantarlo.

Plantación y trasplante de castaños

Preferiblemente plantar jóvenes castaños en otoño, para que tengan tiempo de asentarse antes de que la vegetación empiece a crecer de nuevo. Recuerda plantar el castaño por la tarde, cuando el sol no esté dando directo en el lugar de cultivo. Nunca lo hagas al mediodía o con el sol fuerte.

Entonces cava un agujero que sea más ancho que profundo. Si el suelo no es demasiado compacto, una altura de 30 a 40 cm es suficiente para un ancho de 60 cm. El tamaño de un de una pala te dará una buena indicación de la profundidad ideal.

Pon el árbol en su lugar extendiendo sus raíces por toda la superficie del fondo del agujero. No hay necesidad de podarlas a menos que estén realmente dañadas.

Rellena el agujero con una mezcla de tierra excavada y tierra para macetas. A mitad de camino, vierte una un poco de agua de lluvia para expulsar las burbujas de aire. Y termina de rellenar.

Coloca una estaca sólida, en paralelo con el árbol y siempre de cara a los vientos dominantes. Esto ayudará a que el castaño pueda crecer derecho y no se vea afectado por el viento.

Si el jardín está abierto al campo circundante, considera la instalación de una valla para evitar que los conejos, liebres o ciervos mordisqueen la corteza por la noche.

Durante el primer año de cultivo, riega tu joven castaño regularmente para ayudarlo a asentarse. ¡En los años siguientes, no habrá más riego!

Cuándo y cómo recolectar las castañas

Las castañas no se recogen del árbol; sólo hay que recoger las que han caído al suelo por sí mismas. Algunos sacuden las ramas más bajas para hacerlas caer y ponen una red en el suelo para recuperarlas más fácilmente.

Podando el castaño

Déjalo libre para que desarrolle su cornamenta. Sólo cortan las ramas más bajas cuando aún son jóvenes para fomentar su crecimiento.

Evita los cortes grandes. Las grandes heridas no se curan bien. Además, la poda no favorece la fructificación, motivo de más para limitarla al mínimo estricto la poda.

Variedades de castaño

Los viveros especializados ofrecen unas cincuenta variedades de castaños, todas ellas de árboles injertados para obtener castaños de gran tamaño.

También puede ser de interés leer: Cómo hacer crecer un nogal a partir de una nuez.

En primer lugar, elige una variedad adaptada al suelo y al clima de tu región, teniendo en cuenta que plantarás este castaño y vivirá en ese lugar durante los próximos siglos. Entonces interésate en la calidad de la fruta.

Los castaños no aprecian la soledad, necesitan un compañero para crecer bien. Si sólo plantas uno, asegúrate de que crezcan más castaños en los patios de tus vecinos o en los bosques de alrededor. De lo contrario es necesario plantar más de uno cerca.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *