Combatir Hongos de las plantas, recetas de Fungicida casero

El uso de un fungicida de fabricación casera, por ejemplo, ayuda a limitar o eliminar el crecimiento de parásitos fúngicos en las plantas. Muchas plantas las segregan de forma natural y algunas pueden combinarse para actuar eficazmente contra los mohos y otros hongos. En este artículo veremos cómo hacer fungicida casero para controlar los hongos de forma natural, te enseñamos varias recetas para fabricar fungicidas caseros, orgánicos y efectivos.

recetas de fungicidas caseros para combatir hongos de las plantas

Hacer fungicidas caseros

Aprender a hacer tu propio fungicida te permite controlar los ingredientes, muchos de los cuales ya están en tu casa.

Para el consumo orgánico, nada es mejor que la jardinería orgánica. Para ello, se prohibirán los productos fitosanitarios con el fin de respetar al cien por cien el aspecto totalmente natural del cultivo.

Alternativamente, los fungicidas químicos pueden ser sustituidos por sustancias no tóxicas y métodos naturales. Estas medidas hacen posible la jardinería orgánica en el sentido más verdadero de la palabra.

Para tu información, algunas plantas como Hieracium pilosella, comúnmente conocida como “oreja de ratón”, produce fungicidas naturales.

Su uso es, por lo tanto, una técnica natural adaptada a la jardinería orgánica. Puedes plantarla cerca de otras plantas susceptibles a los hongos y así evitarás que sean afectadas.

Alternativamente, es posible preparar un fungicida casero tú mismo. A continuación te dejamos varias recetas para hacer fungicidas caseros y orgánicos.

Fungicida casero de bicarbonato y aceite de oliva

bicarbonato de sodio fungicida casero

Es bastante fácil hacer un fungicida casero:

  • Una botella de spray
  • Un poco de bicarbonato de sodio
  • Aceite de oliva
  • Agua

Los pasos de preparación son los siguientes:

Mezcla 2 cucharaditas de aceite de oliva y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un pequeño tazón

Diluye la mezcla obtenida en un litro de agua y vierte la solución hecha en el frasco de spray

Haz una pequeña prueba en parte del follaje para asegurarte de que el fungicida preparado no quema las plantas enfermas

Rocia la solución fungicida sobre las plantas contaminadas (si la prueba es positiva), evitando rociar las flores. Repite esta operación 3 semanas después si es necesario.

Para tu información, una concentración superior a 10 gramos de bicarbonato de sodio por litro de agua es probable que queme algunas plantas.

Fungicida casero de Ajo

ajo fungicida casero

Este método es bastante similar al anterior. Sin embargo, en lugar de bicarbonato de sodio y aceite de oliva, se utiliza ajo. La preparación de este fungicida simplemente consiste en lo siguiente:

  • Haz un puré de ajo
  • Hervir un litro de agua
  • Añade 10 gramos de puré de ajo al agua hirviendo
  • Pasa por un colador antes de verterlo en una botella de spray
  • Rociar las plantas

Este puede ser un tratamiento curativo o preventivo. Puedes aplicar una vez a la semana a nivel del suelo para prevenir hongos futuros si lo deseas.

Margaritas como fungicida

margaritas fungicida casero

Las hojas de piretrina que provienen de la flor de la margarita se utilizan mucho en los fungicidas comerciales para plantas. Cultiva tus propias margaritas y utiliza las flores como fungicida para las plantas.

Utiliza un puñado de margaritas secas, luego tritúralas y remójalas durante la noche en 1/8 de taza (30 mL) de alcohol. Deja el recipiente tapado para que el alcohol no se evapore.

Al otro día, mézclalo con hasta 15 litros de agua y cuélalo a través de una gasa o tela fina de algodón.

Este fungicida se usa a nivel del suelo, a los pies de las plantas. Aplícalo día por medio empapando bien el suelo y parte del tallo principal de la planta.

Otros fungicidas naturales

Carbón vegetal

ceniza fungicida casero

Algunos productos tienen una acción muy dirigida contra las enfermedades criptogámicas. El carbón vegetal reducido a un polvo fino y mezclado con el suelo que recibe las futuras plántulas, contrarrestará el «derretimiento de las plántulas» causado por varios hongos microscópicos.

Del mismo modo, cuando se aplica a una herida (al dividir los tubérculos, por ejemplo), este polvo tendrá un efecto protector. Ver: Cómo usar cenizas de madera en el jardín y la huerta

Fungicida a base a Azufre (caldo bordelés)

caldo bordelés fungicida casero

Otra sustancia antimicótica reconocida desde hace muchos años es el azufre. Ampliamente utilizado contra la polilla de la vid, también sirve como tratamiento preventivo y curativo contra el oídio y la sarna.

Hay dos tipos: la flor de azufre, lista para ser usada en forma de un polvo extremadamente fino, y el azufre diluible en agua en forma de gránulos o de un polvo más grueso.

El azufre puede combinarse con un gran clásico en la lucha contra los hongos: la mezcla de Burdeos o también llamando Caldo Bordelés.

Una mezcla de sulfato de cobre y cal, el producto viene en forma de polvo azul para ser diluido en agua.

Se aplica mediante pulverización como tratamiento preventivo en todas las plantas susceptibles de padecer enfermedades criptogámicas, en otoño en el caso de los árboles frutales y en primavera en el de las hortalizas.

Es un excelente fungicida orgánico, solo que requiere algo de preparación hacerlo. Aunque hoy en día puedes comprarlo en tiendas de productos orgánicos.

Puedes hacer tu propia mezcla bordelesa con piedra caliza molida y sulfato de cobre en polvo. Ver: Cómo hacer y aplicar Caldo Bordelés, potente fungicida orgánico

Uso de fungicida casero

uso de fungicida casero

Ahora que has aprendido a hacer tu propio fungicida, utilízalo de forma responsable. El término orgánico lleva a algunos a creer que estas mezclas son completamente seguras, lo cual es falso.

Utiliza todos los fungicidas caseros para el césped y el jardín con cuidado, especialmente cerca de los niños y las mascotas.

Hay que tener en cuenta que siempre que se utilice una mezcla casera, hay que probarla primero en una pequeña porción de la planta para asegurarse de que no la dañará. Asimismo, evita utilizar jabones o detergentes a base de lejía en las plantas, ya que pueden ser perjudiciales para ellas.

También puede ser de interés leer: Cómo hacer y aplicar insecticidas orgánicos en la huerta

Además, es importante que nunca se apliques una mezcla casera a ninguna planta en un día caluroso o con mucho sol, ya que esto provocará rápidamente la quema de la planta y su desaparición definitiva.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 ideas sobre “Combatir Hongos de las plantas, recetas de Fungicida casero”