Cómo combatir la Cochinilla algodonosa de forma natural

Las cochinillas también llamada cochinilla algodonosa, puede dañar muchas plantas de flor, ornamentales y hortalizas alimentándose de ellas e introduciendo enfermedades en el jardín. Puedes controlar esta plaga de varias maneras sin recurrir a pesticidas tóxicos, en este artículo te enseñamos cómo controlar y combatir la cochinilla algodonosa de manera orgánica.

combatir cochinilla

Identificar la cochinilla algodonosa y sus daños

La cochinilla algodonosa es un insecto diminuto, de aproximadamente 0,5 cm, pero su color y su hábito de agrupación hacen que las cochinillas sean fáciles de encontrar en las plantas del jardín.

Las especies de cochinillas algodonosas más comunes son blancas y tienen filamentos de aspecto ceroso que cubren sus cuerpos, lo que les da un aspecto borroso o peludo. Una excepción es la cochinilla del hibisco, que es de color marrón rosado.

Las visibles son las hembras. Son insectos pequeños con flecos alrededor del cuerpo y, dependiendo de la especie, colas gemelas. Los machos de las cochinillas son pequeños insectos alados que rara vez se ven en las plantas. Las principales especies de cochinillas son la cochinilla de cola larga (Pseudococcus longispinus).

Las cochinillas causan daños al succionar el jugo de sus plantas huésped. Al igual que muchas plagas. Con el tiempo, sus daños hacen que las hojas amarilleen y acaben cayendo de la planta.

También pueden provocar la caída prematura de frutas, verduras y capullos de flores. En una mala infestación, sus excreciones cerosas (también conocidas como melaza) favorecen el desarrollo de hongos de hollín.

¿De qué plantas se alimenta la cochinilla algodonosa?

combatir la cochinilla algodonosa

Muchas de nuestras plantas de interior favoritas son susceptibles de sufrir infestaciones de cochinillas, como las gardenias, las plantas de jade, los ficus, la hiedra inglesa, la hoya y las palmeras.

En el jardín exterior, hay que tener cuidado con las cochinillas en las begonias, las gerberas, las caléndulas, crisantemos, tomates, pimientos y los coles. Cualquier planta que haya experimentado altos niveles de nitrógeno por exceso de fertilización será especialmente atractiva para las plagas.

La cochinilla algodonosa se alimentan de las plantas de jardín y hortalizas introduciendo sus afiladas piezas bucales en las hojas y los tallos para chupar la savia. Las hojas dañadas tienen un aspecto arrugado o fruncido, y los insectos pueden contaminar a las plantas con sacos de huevos y racimos de larvas.

La melaza que excretan las cochinillas agrava los daños, ya que alberga moho negro y favorece el crecimiento de los virus de las plantas.

Cómo controlar y combatir la cochinilla algodonosa de manera orgánica

combatir la cochinilla algodonosa

Como la mayoría de las plagas, el mejor control de las cochinillas es el defensivo. Las plantas sanas y vigorosas son menos susceptibles de ser infestadas que las débiles, con poca vegetación y estresadas.

Como regla general, asegúrate de que tus plantas están sanas, y así será menos probable que atraigas a estos molestos bichos. Si ves cochinillas en tus plantas, hay varias opciones de control:

Lavar las plantas

Puedes controlar las pequeñas infestaciones de cochinillas algodonosas con un simple chorro de agua. Utiliza un chorro de agua para interrumpir la alimentación de los insectos y rocía las plantas con aceite de neem para disuadir a los insectos de volver.

Aceite de neem para combatir la cochinilla

El aceite de neem se obtiene del árbol de neem. Utilízalo según las instrucciones de la etiqueta. Además de sus propiedades insecticidas, el neem es también un fungicida y tiene beneficios sistémicos, lo que significa que la planta lo absorbe para poder controlar los insectos con los que no entra en contacto directo.

El aceite de neem es uno de los mejores productos naturales para combatir la cochinilla algodonosa. Según la Asociación de Protección del Medio Ambiente, el neem es seguro para su uso en hortalizas y plantas alimenticias, así como en plantas ornamentales.

Insecticida casero anti cochinillas

Para hacer un lote, combina 1 bulbo de ajo, 1 cebolla pequeña y 1 cucharadita de pimienta en un procesador de alimentos o licuadora y procesa hasta obtener una pasta, luego mézclala con un cuarto de agua y déjala reposar durante una hora.

Finalmente cuela a través de una gasa o trozo de tela, añade 1 cucharada de jabón líquido para platos y mezcla bien. Este insecticida casero puede conservarse hasta una semana en el refrigerador.

Aplica este insecticida para combatir la cochinilla algodonosa por la mañana temprano o por la tarde al caer el sol, de esta manera evitarás que la planta sufra quemaduras de sol, ya que se produce un efecto lupa por las gotas que quedan sobre las hojas.

Jabón para controlar la cochinilla

Existen jabones insecticidas en el mercado como el jabón negro y el jabón potásico, pero también puedes hacer el tuyo propio utilizando un detergente para vajillas. Intenta encontrar un producto sin perfumes ni aditivos que puedan dañar a las plantas.

Para hacer un insecticida casero y combatir la cochinilla algodonosa, mezcla el jabón en una concentración débil con agua, empezando con 1 cucharadita por litro y aumentando según sea necesario. Coloca el preparado en una botella con rociador y rocía sobre las plantas.

El mayor inconveniente de los jabones para insectos es su potencial para dañar o quemar las plantas. Para reducir la toxicidad en las plantas, rocíalas por la noche y luego rocíalas con agua por la mañana, ya que las altas temperaturas y la luz del sol aumentan el daño de las plantas por el jabón para insectos.

Como plagas de insectos de cuerpo blando, las cochinillas algodonosas son susceptibles de ser rociadas con jabón. Los jardineros deben rociar las cochinillas directamente con el jabón para insectos para interrumpir la membrana celular y matar a los insectos, por lo que este spray no funciona como agente preventivo.

El jabón para insectos es un aerosol de corta duración, y debes volver a aplicarlo semanalmente mientras las plagas estén activas.

Si no se puede controlar una infestación tras dos o tres aplicaciones semanales de insecticida, considera la posibilidad de destruir la planta antes de que las cochinillas se propaguen a otras plantas de tu jardín o huerta orgánica.

Control biológico de la cochinilla algodonosa

Los jardineros ecológicos tienen al menos dos opciones comerciales para el control biológico de la cochinilla algodonosa. La especie de mariquita (Coccinellidae), comúnmente llamada destructora de cochinillas, se alimenta vorazmente de cochinillas en todas las etapas de desarrollo.

Las mariquitas se alimentará de otras plagas del jardín, como pulgones o trips cuando las cochinillas se hayan ido.

De hecho, los jardineros deben tener cuidado de no confundir este insecto beneficioso con una plaga, ya que las larvas de esta mariquita se parecen a las cochinillas.

Cochinilla algodonosa en las plantas de interior

Las cochinillas y sus ninfas prosperan en los invernaderos, por lo que esta plaga de insectos es común en las plantas de interior. Las orquídeas son especialmente susceptibles de sufrir daños y morir a causa de las infestaciones de cochinillas.

También puede ser de interés leer: Cómo combatir la mosca blanca de los cultivos orgánicos.

Aísla las plantas de interior nuevas durante una semana antes de colocarlas cerca de otras plantas de interior. Inspeccione las plantas todos los días en busca de signos de cochinillas blancas o de sus telarañas, y mata cualquier insecto con un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo combatir la Cochinilla algodonosa de forma natural”