Cómo construir un estanque para el jardín o la huerta

A menudo se olvida que de todos los elementos de la naturaleza, el agua es probablemente el más valioso. Toda la vida proviene del agua. Por eso construir un estanque es una muy buena manera de generar biodiversidad en nuestro jardín o huerta orgánica, y de esta manera todo el entorno se beneficia creando un equilibrio natural en el lugar. En este artículo aprenderemos como hacer un estanque en el jardín de casa en pocos pasos.

La vida del jardín

¡Atrevámonos a decirlo! Un estanque y sus plantas son la parte más animada de un jardín, aunque sea pequeño.

Para construir un estanque de jardín, se recomienda encarecidamente un plano y un boceto seccional, a fin de determinar claramente los elementos importantes, como las dimensiones de la lámina de EPDM o del recipiente que hayamos elegido usar, así como los diferentes niveles de plantación. La construcción de un estanque requiere un plan formal.

¿Un estanque natural o un estanque artificial?

Todo depende de la ubicación. Si el suelo se presta a ello (impermeabilidad, humedad, agua natural), el trabajo consistirá en completar lo que la naturaleza ha hecho. Si no, ahora hay un gran número de soluciones, empezando por las láminas de EPDM, también llamadas geomembranas o tela asfáltica, estas vienen en todas las formas y tamaños. Esta es la solución que recomendamos por su fiabilidad.

¿Una cuenca de forma libre o una cuenca geométrica?

Esta elección depende mucho del entorno y el estilo de su jardín, pero es principalmente una cuestión de gusto y estética. Un estanque tratado con un aspecto muy natural puede complementar una terraza moderna o jardín, de forma geométrica, con mucha elegancia.  

¿Qué lugar para elegir para el estanque?

El estanque debe situarse en un lugar soleado y abierto, eso sería perfecto, y a menudo recomendado, pero una sombra parcial o rotativa, en las dos o tres horas más calurosas del día, reduce el calentamiento del agua y limita la proliferación de algas.

Como precaución, evita situar el estanque debajo de los árboles y plantas leñosas altas y con abundante follaje, que podrían ser una desventaja cuando las hojas caen en otoño.

Las diferentes áreas de la cuenca

La parte estanca de una cuenca generalmente comprende 3 zonas:

  • La primera, en aguas bajas, se cubre con un máximo de 10 a 20 cm de agua
  • La segunda de menos de 30 cm
  • Y la parte mas profunda entre 60 a 80 cm

Estos diferentes niveles deben tener un ancho mínimo de 30 a 40 cm y debes permitir que las diferentes áreas (niveles) estén claramente marcadas. La excavación comienza con un desbaste y termina con la excavación de las áreas a ser rellenadas con tierra o grava.

Las dimensiones de la cuenca

No hay nada absoluto en este asunto, pero unos pocos principios muy simples son de gran ayuda. 70-80 cm es una profundidad razonable para evitar el sobrecalentamiento del agua y es indispensable si se quiere tener peces en el estanque.

Por otro lado, no es útil sobrepasar los 100 a 120 cm. Sabiendo que la pendiente media ideal es del 30 % (30 cm de diferencia de altura sobre una distancia de 1 m), podemos deducir que la dimensión mínima es de 4 a 6 m.

La instalación de la lona

Una vez que las operaciones de excavación han sido completadas, el suelo se limpia de elementos duros y posiblemente se cubre con arena. Se coloca el fieltro protector (se puede usar frazadas viejas por ejemplo), seguido de la geomembrana: la lámina de EPDM.

Los pliegues son inevitables ya que la lona es bastante rígida y no deben ser eliminados. Por esta razón, la lona de debe ser estirada con mucho cuidado. También puedes usar nylon grueso.

Dependiendo de la situación, puede ser útil y lógico colocar el agua nivel por nivel, de manera que la lámina de EPDM pueda ser colocada sin tensión. Empezando por la parte mas profunda y a medida que se llena podemos ir corrigiendo los pliegues.

Los bordes están terminados cuando la geomembrana ha tomado su forma en el lugar. Luego hay que fijarla con piedras grandes para que la membrana no se deslice en el futuro.

Los diferentes tipos plantas acuáticas

Las plantas acuáticas decoran un estanque pero sobre todo son esenciales para su equilibrio, mantienen el mundo acuático claro y saludable, con esto evitamos la colocación de una bomba para mover el agua y así evitaremos que se ponga en mal estado. Por lo tanto, su plantación debe llevarse a cabo de acuerdo con su papel y necesidades.

Plantas oxigenantes

A menudo hay algo misterioso en sus nombres. De hecho, en principio, todas las partes de la planta con clorofila absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno. La cantidad producida depende del volumen de la vegetación. Algunas especies como el Ceratophyllum submersum son proveedores eficientes.

Plantas acuáticas sumergidas

Algunas arraigadas en el suelo, otras flotando más o menos entre dos aguas, son preciosas auxiliares en más de un sentido. Producen oxígeno, absorben dióxido de carbono y energía, limitando así el calentamiento del agua y el desarrollo de las algas. La maraña de sus brotes es un refugio para la fauna acuática.

Plantas acuáticas nadadoras

También se les llama plantas flotantes. Poco o nada ancladas (conectadas) al fondo del estanque, dan sombra al agua, limitando su calentamiento y se desarrollan, generalmente muy rápidamente, tomando los nutrientes contenidos en el agua. Son ayudas muy efectivas en la lucha contra la proliferación de algas.

Los lirios de agua y flor de loto

Sus bellezas y personajes especiales les dan un estatus propio. Ten en cuenta que el sol y el calor, las aguas tranquilas y la profundidad del agua determinan las variedades a retener. El lirio de agua es una planta flotante, mientras que las hojas y flores del loto están por encima del nivel del agua.

Las plantas para los bordes

Son la parte más importante de las plantas de estanque. Algunas prosperan en el suelo aprovechando la humedad del mismo, otras crecen directamente en el agua. Algunas tienen un papel técnico, como la fijación de bancos y el refugio de animales, mientras que otras son esencialmente decorativas.

Peces de estanque

Unos pocos peces moviéndose con gracia en un agua muy clara, es un gran espectáculo para niños y adultos por igual.

También puede ser de interés leer: Tipos de plantas necesarias para un estanque de jardín

Como precaución, es preferible esperar hasta que el estanque haya encontrado su equilibrio completo antes de introducir algunos y su número dependerá del tamaño y volumen del estanque. Cuenta al menos 50 L de volumen para un pez pequeño de 10 cm de longitud.

También hay que tener en cuenta que no todos los peces se comportan de la misma manera. Algunos pastan en la vegetación, otros hurgan en el lodo y perturban el agua. Puedes recurrir a una tienda de peces para saber cuales son los ideales para el estanque.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo construir un estanque para el jardín o la huerta”