Cómo cosechar y conservar semillas de la huerta

Algunos vegetales como los tomates y los frijoles producen semillas que reflejan las características de la planta madre, mientras que otros tienen una progenie diferente. Recolectar tus propias semillas de flores o verduras es interesante para tener el placer de ser autónomo y minimizar los costos. En este artículo te enseñamos cómo cosechar y conservar semillas del jardín o la huerta.

cosechar y conservar semillas

Enfoque en la reproducción de plantas

Plantas auto fértiles

Las semillas más simples de producir son las de plantas anuales y bienales elegidas de plantas auto fértiles. La pureza varietal se mantiene porque estos últimos se reproducen gracias a su propio polen de manera preferente, a menudo incluso antes de la apertura de la flor.

Las verduras incluyen lechuga, acelga, remolacha, guisantes, y legumbres. Las flores incluyen violeta, pensamiento y zinnia.

Plantas de polinización cruzada

La mayoría de las plantas se polinizan entre el huevo de una flor y el polen de otra flor o incluso de otra planta gracias al viento, al trabajo de los insectos polinizadores o a otros. Estas verduras incluyen puerro, repollo, calabaza, rábano, cebolla, pimiento, tomate, etc.

Para cucurbitáceas como zapallos, calabacines, pepinos, pepinillos, melones, toma la precaución de cultivar sólo una especie y variedad. Por ejemplo, elige entre pepinillos y pepinos. Por otro lado, se puede cultivar un calabacín y sandía juntos, ya que no hay riesgo de cruce entre ambos.

Elige las plantas madres para cosechar sus semillas

Elige las plantas más vigorosas y sanas con las características deseadas. Planta una estaca para identificar las plantas que le resultaron interesantes durante el cultivo y aquellas que se benefician de la buena luz solar porque la conservación de las semillas será mejor.

Es bueno recolectar semillas de varias plantas para mantener la diversidad genética ya pueden producirse mutaciones que lleven a la pérdida de la variedad a largo plazo. Debido a que algunas enfermedades son transmitidas por la semilla, siempre escoge de plantas sanas.

Evita el exceso de agua y fertilizante en las plantas madre, ya que esto debilita a la producción de semillas. Sin embargo, la falta de agua impide la formación de semillas por lo tanto riega lo suficiente una vez a la semana.

Cómo cosechar las semillas

Cosechar las semillas de frutos carnosos (melón, pepino, calabaza…)

Cosecha el fruto cuando esté maduro o un poco más tarde, cuando esté a punto de caerse de la planta. Separa la pulpa de las semillas, lávalas con agua y ponlas en una hoja de periódico o tul para que sequen en un lugar ventilado y oscuro.

Cuando las semillas estén bien secas puedes guardarlas en frascos de vidrio para una mejor conservación.

Cosechar semillas de tomates

Para cosechar semillas de tomate es aconsejable elegir los que hayan crecido más grande, con buen color y sin rasgos de enfermedades, espera a que el tomate esté muy maduro, casi a punto de caer de la planta, o si ya lo hizo mejor. De esta manera nos aseguramos que sus semillas están bien maduras.

Corta el tomate por la mitad y extrae las semillas con jugo usando la punta de un cuchillo. Deja las semillas durante 2 o 3 días en un frasco con un poco de agua.

Verás que se aparece un moho en la superficie y las semillas caen al fondo, entonces filtra las semillas y lava con agua clara varias veces para quitar todo resto de la gelatina que las recubre.

Finalmente, extiende las semillas sobre un paño de tela y deja que se sequen a la sombra, cuando estén secas raspa suavemente con un cuchillo para quitarlas.

Nota: no es aconsejable usar servilletas de papel para secar las semillas de tomate ya que tienden a pegarse y es muy difícil quitarlas.

Semillas de los frutos secos

Las semillas de fríjol y guisantes se cosechan cuando la vaina se seca por completo en la planta y comienzan a abrirse.

Si el final de la temporada es lluvioso y para evitar que las semillas sean liberadas al medio silvestre, puedes cosechar un poco antes de que hayan madurado completamente y déjalas secar dentro de tu casa hasta que se hayan secado por completo, luego puedes quitarlas de la vaina y guardar las semillas.

Plantas de raíz (cebolla, remolacha, zanahorias…)

Las semillas de plantas de raíz tienden a salir por medios de espigas, por eso tienes que dejar uno o dos ejemplares sin cochecar para que comience la floración, esto se da a mediados de verano y la cosecha de semillas comienza en otoño, cuando estan bien maduras.

Espera hasta que las semillas tomen un color marrón y se desprenden fácilmente de la planta, entonces simplemente recogelas y déjalas unos dias secando a la sombra para quitar la humedad que aún puedan tener y guardas para la próxima temporada de siembra.

Cosechar semillas de plantas de hoja

Al igual que las plantas de raíz, las plantas de hoja producen semillas por medio de espigas, la floración comienza a mediados del verano. Para cosechar las mejores semillas espera a que la espiga y las pequeñas flores se sequen por completo en la planta.

Una vez secas, recoge las flores ya cerradas en un recipiente para no perderlas, luego utiliza una mesa para extraer las semillas de las flores y así no perderlas, ten en cuenta que cada una tiene varias semillas muy pequeñas de color negro. Una vez separadas de sus flores puedes guardarlas.

Cómo conservar las semillas

Pasado un tiempo prudencial si ves que ya no tienen nada de humedad ni moho, puedes guardarlas en frascos herméticos, en bolsas con cierre, o cualquier material que no permita la entrada de aire ni humedad, por esto se debe evitar guardar las semillas en papel. A menos que sea para cultivar enseguida.

También puede ser de interés leer: Influencia de la luna en el huerto y las plantas

Escribe el nombre de la variedad y el año de cosecha en un trozo de papel y ponlo dentro de la bolsa o frasco para identificarlas al momento de la siembra.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.