Cómo cultivar Ajenjo de manera orgánica

El ajenjo (Artemisia absinthium), es una hierba tradicional y utilizada a lo largo de la historia, es imprescindible en cualquier jardín de hierbas. Y, para el jardinero que le gusta contar con algo fascinante, funcional y absolutamente fácil de cultivar, el Ajenjo es una delicia particular. Veamos cómo sembrar y cultivar ajenjo de manera orgánica y todos sus cuidados.

cultivar ajenjo

Cuándo y cómo cultivar Ajenjo

Dado que la mayoría de los centros de jardinería no venden plantas de inicio de ajenjo, lo mejor es empezar con semillas. Ajenjo es el nombre común de las variedades de hierbas Artemisia vulgaris y Artemisis absinthium.

Como hierba perenne, el ajenjo desarrollará un sistema de raíces profundo y complejo. De ahí se deriva el alimento que mantiene a la planta floreciendo año tras año. Las semillas pueden sembrarse en el interior o en el exterior.

Pero ten en cuenta que las semillas de ajenjo son increíblemente pequeñas. Si se siembran en el exterior ten cuidado de no perderlas. La mejor temperatura de germinación para el ajenjo es de 12 a 20 grados Celsius.

Siembra en el interior

Siembra las semillas en macetas de inicio unas 6-8 semanas antes de la última helada prevista. Como las semillas de ajenjo necesitan luz para germinar, se siembran en la superficie del suelo.

Esparce entre 3 y 5 semillas en la superficie de la tierra de las macetas de inicio que se han dejado al descubierto y se han colocado de forma que reciban luz directa.

Una vez que las plantas alcancen una altura de al menos 10 cm es posible realizar el trasplante, ya sea a una maceta más grande o directamente al suelo del jardín.

Siembra al aire libre

Siembra las semillas directamente en la superficie de la tierra cuando el tiempo se haya calentado y haya pasado todo el peligro de las heladas.

Esparce las semillas en la zona exterior designada para su futura planta de ajenjo. Asegúrate de que la zona no reciba una sombra excesiva.

Las semillas brotarán tan pronto como 7 días o tardarán hasta 21 días. En otras palabras, hay que tener paciencia con las semillas que parecen tardar en brotar.

Puede llegar el momento de ralear algunas de las plántulas. ¿Cómo saber cuáles deben conservarse y cuáles deben desaparecer? Al fin y al cabo, no quieres quedarte con una que no funcione. Más alto no significa necesariamente que sea mejor.

En otras palabras, si tienes que elegir entre un ejemplar alto o uno más bajo con un follaje de un tono verde más intenso, decántate por el corto. Los colores verdes oscuros, las hojas bien formadas y un aspecto general equilibrado son el principio de una planta de ajenjo fuerte.

Con el tiempo, el Ajenjo, si se deja a su comportamiento natural, crecerá hasta convertirse en un arbusto de hasta 1 metro de altura y un diámetro de unos 60 cm.

Mantenimiento

El ajenjo prefiere un poco de sombra. La temperatura ideal está en el rango de 21-25 grados Celsius. Pero el Ajenjo es generalmente bastante resistente incluso si las condiciones del suelo son bastante pobres.

No obstante, se amable con tu ajenjo. Añade un poco de abono a la tierra, trabájala bien y añade un poco de arena u otra materia orgánica si necesitas mejorar el drenaje.

Aunque no hay mucho que pueda perjudicar a un arbusto de ajenjo vigoroso, el exceso de agua puede provocar la putrefacción de las raíces. Así que asegúrate de que el suelo drene bien.

Una vez establecido, el ajenjo te acompañará durante mucho tiempo. Se marchitará y desaparecerá de la superficie de tu jardín cada invierno. Bajo tierra está esperando su momento, a la espera de que llegue la primavera.

Que plantas son compatibles con el ajenjo

Como se ha mencionado anteriormente, el ajenjo es una gran adición a cualquier jardín, casi. Hay algunas plantas que no consideran al ajenjo como un buen vecino.

Las plantas comestibles del jardín absorberán algunas de las propiedades químicas naturales del ajenjo presentes en el suelo. Esto inhibirá su crecimiento. Así que tenga cuidado con su disposición.

Plantas de buen vecino: Zanahorias, cebollas, puerros, romero y salvia.

Plantas malas: Anís, alcaravea e hinojo.

Adiós a los bichos

El ajenjo es tóxico para una gran variedad de plagas del jardín. Si se planta en zonas estratégicas, el jardinero ecológico descubrirá que el ajenjo es muy útil como centinela, manteniendo alejados a invitados no deseados como:

  • Hormigas
  • Babosas
  • Caracoles
  • Gusanos de la col y gusanos de la col
  • Escarabajos pulga
  • Gusanos del tomate
  • Mosca de la zanahoria

Incluso puedes ver una disminución de las plagas más grandes como los ratones. Un uso muy beneficioso del ajenjo es preparar un lote de té de ajenjo y utilizarlo como un pesticida natural en un jardín ornamental. Pero no debe usarse en plantas comestibles.

Cosecha de ajenjo

Una vez que esas pequeñas semillas han crecido hasta convertirse en un arbusto de ajenjo sano y completo, ¿qué se hace con él? Pues bien, se cosechan las partes superiores del crecimiento verde y sano.

Deja atrás los tallos más gruesos y leñosos, que acabarán por dar lugar a un nuevo crecimiento. Puedes dejar secar las hojas en un lugar oscuro y seco, una vez secas guardarlas en frascos de vidrio con tapa.

Usos del ajenjo

Aunque el ajenjo tiene usos beneficiosos para la salud, es importante recordar que, en esencia, se considera una planta venenosa. Las precauciones prácticas evitarán efectos secundarios desagradables como los dolores de cabeza.

Ingerir la planta directamente puede incluso provocar convulsiones o daños nerviosos. Además, tiene un aroma que los perros encuentran atractivo. Mantén a las mascotas y a los niños a salvo seleccionando un lugar apropiado en el jardín para tu planta de ajenjo.

Tradicionalmente, el ajenjo se utilizaba para hacer licores botánicos. En estudios médicos se ha mostrado prometedor en la destrucción de células cancerosas, en el tratamiento de la anorexia, en el alivio del insomnio y en el alivio de los trastornos digestivos.

Las antiguas civilizaciones lo utilizaban como tratamiento para los parásitos internos. Pero he aquí lo que un jardinero moderno puede hacer con un poco de ajenjo verde:

Té de ajenjo

Deja reposar de 1/2 a 1 cucharadita de hojas secas o frescas en 1 taza de agua caliente durante unos 5 minutos.

Demasiado verde y demasiado tiempo de remojo dará lugar a que una hierba ya muy amarga se convierta en algo demasiado amargo como para siquiera tomarlo.

Endulza con miel, añade una pizca de menta y utilízala para aliviar el malestar digestivo o como tratamiento para los parásitos internos. Puede que te estimule el apetito, así que disfrútalo antes de una comida.

Cataplasma

Las hojas de ajenjo son un tratamiento eficaz para las heridas y erupciones provocadas por mordeduras o picaduras de insectos.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Romero de manera orgánica.

Se deben remojar como si se tratara de un té. Deja que las hojas se enfríen. A continuación, aplíquelas directamente sobre la zona afectada durante 10-15 minutos.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.