Cómo cultivar Aloe nobilis (Aloe perfoliata) y sus cuidados

El Aloe nobilis (Áloe perfoliata) es una variedad de áloe de bajo crecimiento y de hoja perenne que tiene unas características hojas dentadas. Es una suculenta baja, espigada e interesante, perfecta para jardines secos y calurosos. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar Aloe nobilis y sus cuidados.

cultivar Aloe nobilis (Aloe perfoliata)

Características del Aloe nobilis

  • Nombre común: Aloe nobilis, Aloe mitra, Aloe mitriformis, Aloe de roca
  • Nombre botánico: Aloe perfoliata
  • Familia: Asphodelaceae
  • Tipo de planta: Suculenta
  • Tamaño adulto: 75 cm a 1 m de altura
  • Exposición al sol: Completa, parcial
  • Tipo de suelo: Arcilloso, arenoso, bien drenado
  • pH del suelo: Ácido, neutro, alcalino
  • Época de floración: Verano
  • Color de las flores: Amarillo, naranja, rojo
  • Área nativa: Sudáfrica

El follaje suculento y ceroso puede cambiar de color verde azulado a tonos rosados y púrpuras según la cantidad de luz solar que reciba.

Las flores tubulares que florecen en tonos amarillos, anaranjados y rojos añadirán una explosión de color interesante a tu jardín en verano, y su néctar es atractivo para los polinizadores.

Los áloes nobilis crecen bien como cubierta vegetal decorativa en climas secos. Los ejemplares maduros pueden llegar a medir hasta un metro de altura.

Cómo propagar Aloe nobilis

cultivar áloe nobilis

Hay tres formas para propagar áloe nobilis: separando las crías que crecen al costado de la planta, por medio de esquejes de hojas y sembrando sus semillas. Veamos cada una de ellas.

Propagar a partir de crías

La manera más fácil de cultivar áloe nobilis a partir de otra planta, es la propagación a través de crías o vástagos que crecen en la parte inferior de una planta madura.

Primero que nada moja bien la tierra un rato antes de hacerlo para que las raíces puedan salir fácilmente.

Retira la cría de la planta madre tirando suavemente de ella. Asegúrate de conservar las raíces de cada lo más intactas posible.

Mantén la cría a la sombra durante un día para que se forme un callo. Luego, coge una maceta pequeña y llénala con una mezcla de tierra y arena.

Plántala no muy profundo pero procurando cubrir todas las raíces con tierra, mantén la maceta en un lugar que reciba una buena cantidad de luz solar indirecta y riégala cada vez que la tierra se seque.

Cuando crezca un poco y veas nuevas hojas, puedes trasplantarla a una maceta de mayor tamaño o directamente en el exterior.

Propagar a partir de hojas

También es posible enraizar las hojas para obtener nuevas plantas de áloe nobilis, para ello, busca hojas sanas y que midan entre 5 y 10 cm.

Córtalas con un cuchillo o tijera y deja que reposen a la sombra durante dos o tres días, esto ayuda a que se forme un callo en el corte y no sufran problemas de podredumbre una vez en tierra.

Pasado ese tiempo, planta los esquejes con el corte hacia abajo en una mezcla de tierra y arena a unos 3 cm de profundidad. Riega un poco y déjalos en un lugar luminoso pero que no reciba sol directo.

No los riegues seguido, deja que la tierra se seque un poco antes de volver a hacerlo, y una vez que veas nuevos crecimientos puedes trasplantarlas y cuidarlas como de costumbre.

Sembrar semillas

La clave a la hora de sembrar semillas de áloe nobilis es hacerlo en primavera y en un suelo bien drenado.

Puedes cultivar Áloe perfoliata a partir de semillas en el exterior si vives en una zona en la que la temperatura no baje de los -1 °C. Si vives en una zona más fría, cultívalo en el interior bajo una luz de cultivo.

No recomendamos cultivar Áloe nobilis a partir de semillas porque es demasiado lento.

Cuidados del Aloe nobilis

cultivar áloe nobilis cuidados

Siempre que se le ofrezcan las condiciones adecuadas, el áloe nobilis es una suculenta fácil de cultivar y de bajo mantenimiento. Es una planta robusta e indulgente, resistente a la mayoría de las enfermedades y que no requiere mucho mantenimiento.

El principal requisito para su cuidado, como en el caso de todas las suculentas, es asegurarse de no regar en exceso. Si el clima de tu región es seco y cálido, el suelo está bien drenado y la planta recibe mucha luz solar, debería prosperar fácilmente.

Luz

cuidar áloe nobilis

El áloe nobilis debe plantarse en un lugar donde reciba mucha luz solar. Aunque puede sobrevivir en la sombra parcial, las condiciones de luminosidad constante garantizan que las hojas se mantengan en su estado más interesante y colorido.

La sombra hace que los dientes sean más blancos y el follaje más verde. A pleno sol, los dientes adquieren un color amarillo brillante y las hojas adquieren tonos bronceados y púrpuras.

Suelo

Los suelos arenosos, rocosos y con un poco de tierra de jardín común son los mejores para las plantas de áloe nobilis. No necesitan un suelo demasiado rico en nutrientes. Lo importante es que drene bien y el agua no se encharque.

Tienen preferencia por los niveles de pH alcalinos, pero también les van bien los suelos neutros.

Agua

Al igual que otras variedades suculentas, no toleran el agua estancada. Debes tener cuidado de no regarlas en exceso, o desarrollarán la pudrición de las raíces.

Una vez establecida, la planta es tolerante a la sequía, pero durante su temporada de crecimiento, un riego moderado es beneficioso, sólo asegúrate de que la tierra tenga la oportunidad de secarse completamente entre los tiempos.

Cuando la planta está inactiva, el riego debe ser muy moderado, una vez cada dos meses suele ser más que suficiente.

Temperatura y humedad

cuidados del áloe nobilis

Aunque el áloe nobilis se desarrolla mejor en climas costeros y cálidos (alrededor de 21 a 30 grados Celsius) que no son húmedos ni excesivamente lluviosos, se sabe que es sorprendentemente resistente a las heladas.

Muchos cultivadores de áloe nobilis han informado de que puede soportar temperaturas de hasta -10 grados Celsius. Por otro lado, no le irá muy bien en ambientes húmedos y templados.

Fertilizante

Durante los meses de verano, cuando esté creciendo, agradecerá ser alimentado con un fertilizante diseñado específicamente para cactus.

Sin embargo, no necesitará ningún tipo de alimentación adicional durante su letargo invernal. Ver: Fertilizar Suculentas con métodos orgánicos y caseros

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.