Cómo cultivar Camassias de manera orgánica

Las Camassias (camassia), también conocidas como camas, jacinto silvestre o jacinto indio, producen en verano hermosas flores azules, blancas u ocasionalmente rosadas en forma de estrella en. En este artículo te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre cómo cultivar camassias y sus cuidados.

cultivar camassia

Introducción

Las camassias crecen a partir de bulbos que se plantan en otoño, por lo que se desarrollan en una época del año en la que muchos bulbos de primavera han terminado de florecer y las plantas perennes tempranas aún no han florecido.

Son originarias de los prados húmedos y los bordes de los bosques del noroeste del Pacífico estadounidense. Antiguamente eran un alimento básico para las tribus indígenas y se llamaban «kamas».

A diferencia de muchos bulbos de primavera, las camassias crecen en suelos pesados y húmedos, por lo que son una buena opción para las zonas de su jardín donde otros bulbos de primavera no prosperan.

Completamente resistentes, vuelven a crecer año tras año. A las abejas les encantan sus flores y no les molestan las babosas ni los caracoles. También son buenas flores de corte. Aunque algunas variedades pueden alcanzar unos 90 cm de altura, tienen tallos robustos que no necesitan ser entutorados.

Las camassias pueden plantarse en bancales o macetas y quedan especialmente bien plantadas con plantas perennes tempranas.

Sea cual sea la forma de plantarlas, házlo de forma generosa, ya que lo mejor es que crezcan en masa, creando una neblina de color similar a la de las campanillas. Son perfectas para naturalizarlas en el césped y se ven bien creciendo cerca de un arroyo o estanque y bajo árboles de hoja caduca.

Cuándo y dónde cultivar camassias

cuando cultivar camassias

Planta los bulbos de camassia en otoño o en invierno si no hay nieve en tu región, en un suelo rico en humus y que retenga la humedad, a pleno sol o a media sombra.

Son felices en suelos arcillosos y crecen en suelos ácidos, neutros o alcalinos. Recuerda también que le gustan los suelos húmedos.

Las camassias también pueden cultivarse en macetas, pero deberán regarse bien en los periodos secos y mantenerse en un lugar libre de heladas durante el invierno.

Cómo cultivar camassias

cómo cultivar camassias

La manera más fácil de cultivar camassias es mediante sus bulbos, estos se deben plantar en otoño. Utiliza un plantador de bulbos o una paleta para hacer un agujero para cada uno.

Coloca los bulbos en el agujero con el extremo puntiagudo hacia arriba, a una profundidad de al menos 10-15 cm, o aproximadamente el doble de la altura del bulbo.

Sepáralos a unos 10 cm de distancia entre cada uno, luego cúbrelos con tierra dejando la punta sin cubrir y riega bien. Colca una capa de mantillo orgánico para proteger el suelo del sol y retener mejor la humedad.

Si cultivas las camassias en macetas, utiliza un abono rico en nitrógeno y una maceta grande. Plántalas lo más profundo que puedas y más juntas que en el suelo.

Cómo propagar camassias

La forma más fácil de propagar las camassias es dividir los grupos de bulbos cuando están inactivos, en verano. Separa las matas y vuelve a plantarlas más separadas o en otro lugar del jardín.

También puedes eliminar los brotes que se han formado alrededor de los bulbos principales y volver a plantarlos.

Por otro lado, puedes recoger las semillas cuando estén maduras en verano (tendrás que acordarte de no cortar la cabeza).

Siembra en una bandeja de semillas en otoño y deja que germinen en un lugar frío. Las nuevas plantas pueden tardar hasta tres años en florecer.

Cuidados de las camassias

cuidados de camassias

Después de regar los bulbos, deberían recibir suficiente humedad de la lluvia. Puedes regarlos en verano si hay un periodo seco prolongado. Asegúrate de regar bien si se encuentran en macetas en verano.

Recorta el follaje sólo cuando haya amarilleado y muerto por completo; esto es importante porque las hojas moribundas alimentarán a los bulbos del próximo año.

Quita las flores una vez que se hayan marchitado, a menos que quieras guardar las semillas, en cuyo caso deja que algunas flores se sequen por completo en la planta, una vez que estén bien secas puedes cosechar sus semillas.

Las camassias no necesitan ser alimentadas, pero las que crecen en un lugar a pleno son pueden ser acolchadas en otoño, pon una capa de materia orgánica de unos 10cm sobre el suelo alrededor de la planta. Esto también ayudará a proteger los bulbos durante el invierno si vives en una zona muy fría.

Si tus camassias se están congestionando y no florecen bien, divide las matas en verano y vuelve a plantar los bulbos más separados o en una nueva zona.

Si cultivas camassias en maceta, recuerda llevar la planta a un lugar libre de heladas en invierno.

Solución de problemas

Las camassias no suelen dar problemas. Una floración deficiente suele deberse a la falta de humedad en el suelo o a un macizo superpoblado.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Camelias y todos sus cuidados.

Si notas que han crecido muy juntas, puedes dividir la mata en verano para darle más espacio. Recuerda que los bulbos que quites puedes plantarlos en otro sitio, pero si ya no tienes espacio puedes regalarlos o ponerlos en el compost para no tirarlos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *