Cómo cultivar Camelias y todos sus cuidados

Las camelias (camellia) son unos populares arbustos de hoja perenne que producen un bello despliegue de flores a finales del invierno y principios de la primavera, cuando apenas hay otras flores en el jardín. En este artículo veremos cómo cultivar camelias de manera orgánica y todos sus cuidados.

cultivar camelias

Cultivar camelias, resumen

Hay miles de variedades para elegir, con flores blancas, rosas o rojas, que pueden ser simples o dobles. Sus hojas brillantes y perennes tienen un gran aspecto durante todo el año.

Sea cual sea la variedad que elijas, es necesario que las condiciones del suelo sean las adecuadas. Las camelias necesitan crecer en suelos ácidos. Si no dispones de este tipo de suelo en tu jardín, muchas variedades crecen bien en macetas con compost ericáceo (ácido).

Además, las camelias crecen mejor en un lugar parcialmente sombreado del jardín y protegido del viento.

Datos básicos

  • Nombre botánico: Camellia
  • Nombre común: Camelia
  • Tipo de planta: Arbusto, de hoja perenne
  • Colores de las flores: Rosa, blanco, rojo
  • Plantar en: Otoño
  • Florece en: Primavera
  • Exposición al sol: Pleno sol, sombra moteada
  • Resistencia: Resistente
  • Tipo de suelo: Bien drenado / ligero / arenoso / ácido
  • Toxicidad: No se han reportado efectos tóxicos

Cuándo y dónde cultivar camelias

cuando plantar camelias

Las dos cosas principales que hay que recordar es que las camelias deben crecer en suelos ácidos y en sombra parcial.

Las camelias se plantan mejor en otoño, cuando el suelo aún está caliente y las raíces tienen tiempo suficiente para establecerse antes del invierno. También puedes plantar una camelia en maceta en primavera.

Las camelias prefieren una posición a la sombra, ya sea parcial o completa. Lo mejor es una zona con sombra matinal, ya que el sol directo de la mañana puede secar demasiado rápido los capullos en desarrollo. Las camelias son plantas de bosque y no se adaptan bien a un lugar soleado.

Recuerda también elegir un lugar protegido, las camelias no prosperan en lugares expuestos y con viento.

Cómo cultivar camelias

cultivar camelias

Las camelias necesitan un suelo ácido o ericáceo, con un pH de 5,5-6,5. Si el pH es neutro en tu zona, puedes hacerlo más ácido añadiendo helecho compostado, moho de hojas en el hoyo de plantación. También puedes cubrir el suelo con compost o virutas de corteza después de plantar.

Trasplantar camelias a macetas

Las camelias crecen bien en macetas y ésta es una buena opción si no tienes suelo ácido en tu jardín. Utiliza una mezcla de compost sin turba y una maceta de al menos 30 cm de ancho.

Antes de empezar, riega bien la camelia (idealmente con agua de lluvia) en su maceta original. Asegúrate de que las raíces estén completamente saturadas y deja que se escurran.

Coloca la planta en el centro de la nueva maceta con la parte superior del cepellón a unos 5 cm por debajo del borde. Rellena los alrededores de las raíces y presiona con los dedos suavemente para afirmarla. Finalmente, riega bien.

Procura que la base de la maceta tenga muchos agujeros y añade piedras pequeñas en el fondo para mejorar el drenaje.

Las camelias son plantas de crecimiento lento, por lo que no es necesario trasplantarlas a menudo, pero es mejor hacerlo antes de que la planta quede visiblemente atascada en la maceta. Si esto sucede trasplántala en primavera.

Cultivar camelias mediante esquejes

esqueje de camelia

Si deseas obtener más plantas de tu camelia favorita, puedes reproducirlas mediante esquejes (tallos) semimaduros. Aunque las camelias a veces producen semillas, son difíciles de germinar, tardan años en madurar y no se reproducen.

Toma ramas de la parte de abajo de la planta que tengan un tamaño de uno 10 cm, quítale las hojas de la parte inferior y haz un corte trasversal en la base, luego colócalo en una maceta con tierra, riega y déjalo a la sombra, luego que muestre signos de crecimiento puedes trasplantarlo a su lugar definitivo.

Cómo cuidar las camelias

cuidados de las camelias

Poda

Puedes deshojar las flores de la camelia cuando empiecen a ponerse marrones para evitar que la planta tenga un aspecto antiestético. Sin embargo, esto no es necesario para promover la aparición de nuevas flores.

Las camelias no necesitan ser podadas para favorecer la floración. Sin embargo, algunas variedades pueden crecer hasta 5 m de altura si no se podan. Por lo tanto, si tu espacio es limitado, poda las ramas para darle altura y forma lo antes posible después de la floración.

Riego

Si es posible, riega las camelias con agua de lluvia. Esto es especialmente importante en zonas de aguas duras con altos depósitos de calcio en el agua del grifo, que pueden afectar a la acidez del suelo.

Si no tienes opción, utiliza agua del grifo, pero si puedes déjala en un recipiente abierto durante 24 horas para que el cloro se evapore.

Es importante mantener las camelias bien regadas en verano, ya que es el momento en que se forman los botones florales del año siguiente.

Alimento

Si cultivas las camelias en las condiciones adecuadas, no necesitan ser alimentadas a menos que muestren signos de mala salud. Las plantas se recuperan rápidamente después de alimentarlas.

No las alimentes demasiado en verano, ya que esto puede provocar la caída de los brotes. Utiliza compost orgánico o tierra para plantas florales (dispoibles en centros de jardinería).

Posibles problemas

Aunque al principio las camelias se consideraban plantas tiernas y se cultivaban tradicionalmente en invernaderos, en realidad son bastante resistentes.

Sin embargo, las heladas y la nieve pueden dañar los capullos y las flores, por lo que es mejor cubrir las plantas con vellón según la previsión meteorológica o, si tu camelia está en una maceta, trasládala a un invernadero o al interior de tu casa en invierno.

Solución de problemas

enfermedades de las camelias

Color marrón de los botones florales

Puede deberse a los daños causados por las heladas o la nieve, sobre todo si le da el sol de la mañana. Si se prevé una ola de frío, o si vives en una zona fría del país, puedes cubrir tu planta con vellón. Si tu planta está en un lugar orientado al este, podrías considerar trasladarla a una parte del jardín que no reciba el sol de la mañana.

Las flores de la camelia no se abren

Esto podría deberse a daños por heladas. El sol directo de la mañana también puede secar demasiado rápido los botones florales en desarrollo, secando los pétalos exteriores e impidiendo que las flores se abran.

Manchas marrones en los pétalos

Estas son causadas por el tizón de la flor de la camelia. Está causada por un hongo, Coborinia camelliae. Aunque los efectos son similares a los daños por heladas, con el tizón, toda la flor se ve afectada, con manchas en los pétalos, y se caerán pronto.

No hay solución, por lo que hay que eliminar las flores afectadas lo antes posible y quitar las hojas muertas y los restos de la base de la planta. Tíralos a la basura o quémalos para evitar más contaminación; no los añadas al montón de compost.

Amarillamiento de las hojas

Se debe a la clorosis inducida por la cal. Se debe a la alta alcalinidad del suelo y significa que la planta no recibe suficiente hierro. Si tu camelia está en una maceta, trasplántala en un compost ericáceo fresco y dale a la planta un alimento ericáceo. Si está en el suelo, añade una capa de mantillo de hojas, helechos compostados o agujas de pino compostadas y trata con un producto que contenga hierro.

Moho en la superficie de las hojas

Es causado por las cochinillas que se pegan como lapas en el envés de las hojas. Utiliza una solución jabonosa suave, formulada específicamente para plantas, para limpiar los insectos y el moho.

¿Por qué están pegajosas mis camelias?

La falta de flores en primavera puede deberse a las malas condiciones de cultivo del verano anterior, cuando se forman los botones florales. La sequía puede impedir la formación de capullos, así que asegúrese de regar bien en verano.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Azaleas de manera orgánica.

Asegúrate también de alimentarlas con un abono ericáceo y de cubrirlas con mantillo para mantener las raíces húmedas.

Comparte este artículo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo cultivar Camelias y todos sus cuidados”