Cómo propagar, cultivar Chirimoya (chirimoyo) y sus cuidados

La Chirimoya es el fruto del árbol tropical de hoja perenne conocido comúnmente como Chirimoyo (Annona cherimola), originario de América del Sur, pero rápidamente naturalizado en todo el mundo a otras regiones tropicales y subtropicales, se ha convertido en algo bastante legendario. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar chirimoya y sus cuidados.

cultivar chirimoya

Datos básicos

  • Nombre común: Chirimoya
  • Nombre botánico: Annona cherimola
  • Familia: Annonaceae
  • Tipo de planta: Tropical de hoja perenne
  • Tamaño adulto: 30 pies de alto, 30 pies de ancho
  • Exposición al sol: Pleno sol
  • Tipo de suelo: Suelo rico en compost, limoso
  • pH del suelo: 6,5 a 7,6
  • Época de floración: Primavera, verano
  • Color de las flores: Verde, Rosa

Ubicación ideal para cultivar chirimoya

Las chirimoyas necesitan un lugar soleado y se adaptan a casi cualquier tipo de suelo siempre que esté bien drenado.

La planta aprecia el aire marino y las noches frescas. En los climas cálidos, los árboles tienden a quemarse por el sol cuando se cultivan en laderas áridas y contra los muros.

En zonas más frías, las chirimoyas se benefician del calor reflejado por una pared, que acelera la brotación y ayuda a madurar la fruta.

Los fuertes vientos pueden dañar el árbol e impedir que el polen se deposite en las flores receptivas.

El chirimoyo es un poco particular en sus requisitos de temperatura. Las regiones sometidas a un calor extremo, a un frío extremo o a la humedad no son lugares adecuados para cultivar chirimoya.

El rango de temperatura ideal para el árbol es entre 18 y 26 grados C en verano y 0 y 12 C en invierno. Los vientos fuertes pueden interferir en el proceso de polinización.

Propagación de la chirimoya

Semillas

cultivar chirimoya semillas

Poner las semillas en remojo en una jarra de agua de uno a cuatro días ablanda la cubierta de las semillas y acelera la germinación. También permite separar las buenas de las malas: las malas flotan en la parte superior del agua mientras que las buenas se hunden en el fondo.

Siembra las semillas directamente en la tierra del jardín en primavera a unos 2 cm de profundidad, cúbrelas con tierra y enseguida riega con bastante agua.

Plantar varias semillas a pocos centímetros de distancia te permite elegir los arbolitos más robustos y eliminar los inferiores cuando tengan 30 centímetros de altura. Si cultivas más de un árbol, sepáralos a 7 metros de distancia.

Esquejes

cultivar chirimoya esquejes

Los esquejes suelen producir árboles más robustos y frutos superiores a los que se obtienen de las semillas, pero son difíciles de enraizar. La época ideal para hacer esquejes de chirimoya es en invierno, cuando el árbol está inactivo.

Toma esquejes de madera madura que midan entre 15 y 30 centímetros. Haz un corte transversal en la base justo por debajo de un nudo para fomentar unas raíces fuertes. Quita todas las hojas pero deja algunas en la punta.

Utiliza una maceta lo suficientemente profunda como para sostener el esqueje y entiérralo a unos 5 cm de profundidad. Riega enseguida y procura que la tierra no se seque nunca pero que tampoco esté encharcada.

Deja la maceta con los esquejes en un lugar protegido del frio y donde reciba luz solar pero no directa, al menos hasta que veas que comienzan a crecer nuevas hojas. Si todo ha salido bien puedes trasplantarlos en primavera.

Para mejores resultado puedes cubrir los esquejes con un nailon transparente, esto creará un microclima ideal.

Cuidados de la chirimoya

cuidados de la chirimoya

Polinización

Si se tiene la suerte de vivir en una zona que soporta el chirimoyo, se puede plantar por trasplante o por semillero directo con el conocimiento de que la fructificación no se producirá hasta 3 a 5 años después de la madurez.

La paciencia es siempre una virtud cuando se plantan árboles frutales. Si quieres fruta, tendrás que aprender a polinizar a mano sus flores. El escarabajo que se sabe que poliniza el chirimoyo no se encuentra en todos lados, por lo que la polinización manual es la forma en que debe realizarse.

polinizar chirimoya

Recogerás y dispersarás el polen con un viejo pincel. El chirimoyo es monoico, es decir, tiene flores masculinas y femeninas. El primer paso es recoger el polen de las anteras de las flores masculinas y dispersarlo en las flores femeninas abiertas.

En ocasiones, las flores femeninas y las masculinas no se abren al mismo tiempo. Si este es el caso, recoge el polen y guárdalo en un recipiente hermético e impermeable en la nevera y poliniza las flores femeninas cuando se abran.

Repite el proceso a menudo mientras el árbol esté en flor para asegurar la polinización, y disfrutarás del fruto de tu trabajo en poco tiempo.

Luz

El chirimoyo requiere pleno sol, pero es propenso a que sus hojas se quemen. Para evitarlo, piensa en colocar tu árbol en un lugar donde reciba una buena cantidad de luz solar matutina brillante seguida de sombra por la tarde.

Suelo y abono

Es una buena idea analizar el suelo antes de plantar el árbol. Al chirimoyo le gusta un suelo rico y arcilloso con buen drenaje que esté en un rango de pH de 6,5-7,6.

Añadir un buen abono o estiércol puede ayudar a aumentar la riqueza del suelo, y enmendarlo con perlita o arena puede aumentar la capacidad del suelo para drenar el agua.

Durante la temporada de crecimiento, es bueno fertilizar la planta a menudo. Cada tres meses es lo adecuado, con un fertilizante de uso general 10-10-10 en la línea de goteo.

Riego

Mientras el árbol esté en su temporada de crecimiento, deberás mantener la tierra del chirimoyo húmeda pero no mojada.

Las chirimoyas son susceptibles de que se les pudran las raíces si la tierra permanece empapada, por lo que hay que evitar el exceso de riego.

En verano riegalo una o dos veces por semana, y en invierno cada dos semanas más o menos.

Temperatura y humedad

Aunque el chirimoyo es un árbol tropical, no le gustan los climas cálidos y secos, sino que prefiere los veranos frescos que se dan en las costas.

Si se va a cultivar chirimoya para obtener fruta, se debe plantar en una zona que se enfríe durante el invierno para permitir la fructificación.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar un árbol de Gayabas y sus cuidados.

No dará frutos si no pasa entre 50 y 100 horas por debajo de los 6 grados pero por encima de los -3 grados. El árbol sufrirá daños con temperaturas inferiores a 3 grados bajo cero.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =

Una idea sobre “Cómo propagar, cultivar Chirimoya (chirimoyo) y sus cuidados”