Cómo cultivar Mamey (Mammea americana) y sus cuidados

El Mamey (Mammea americana), tiene unos frutos deliciosos y de sabor único que recuerdan a las almendras azucaradas. Este árbol es originario de México y América Central, en este artículo te enseñamos cómo sembrar, cultivar mamey y sus cuidados.

cultivar mamey

Cómo sembrar semillas de Mamey

La mejor época del año para germinar semillas de mamey es en primavera, aunque puedes hacerlo en otoño en un lugar protegido del frío.

Recuerda que para que una planta de mamey cultivada desde semillas puede tardar hasta 5 años en dar fruta, así que ten paciencia.

La semilla de mamey debe ser absolutamente fresca para germinar. Sólo vive de siete a 14 días después de ser extraída del fruto maduro.

La germinación suele ser errática. Vigila las infecciones por hongos en las plántulas y trátalas con un fungicida si es necesario.

Cortar la semilla

sembrar mamey

Consigue un fruto maduro, ponte guantes y corta la fruta a lo largo con un cuchillo afilado.

Corta la pulpa y saca la semilla ovalada y dura de color marrón. Lávala para eliminar la pulpa y los jugos y sécala con una toalla de papel.

Romper la capa de semillas

Coloca una semilla sobre una tabla o mesa, luego coloca otro trozo de madera sobre las semillas y presiona suavemente.

Retira la tabla superior y mira las semillas para ver si se ha producido una pequeña grieta en la cubierta.

Repite la presión si no ves una grieta, presionando más fuerte esta vez hasta que veas una en la semilla.

Plantar

Llena un recipiente con una mezcla de tierra para macetas que drene bien. Planta la semilla de mamey en el centro del recipiente, cubriéndola con un poco de tierra y riegue bien el recipiente.

Coloca la maceta regada en la sombra parcial y mantén la mezcla de la maceta húmeda pero no empapada. Vigila la germinación, que debería producirse entre 40 y 70 días después de la plantación.

Cultivar mamey en el jardín

cultivar mamey en el jardín

Antes de comenzar a cultivar mamey localiza el lugar más cálido y soleado posible de tu jardín y asegúrate de que el suelo tenga un buen drenaje y que no sea una zona muy baja donde pueda estancarse agua.

El mamey vive muy bien a temperaturas que oscilan entre los 20 y 30 grados celsius, puede soportar frío hasta los 5 grados, menos de eso el árbol puede morir.

Cava un agujero tres a cuatro veces más ancho que el de la maceta donde está plantado el mamey, y de la misma profundidad.

Quita con cuidado el árbol de la maceta y colócalo en el hoyo, enseguida cubre todas sus raíces con mas tierra, teniendo cuidado de eliminar las bolsas de aire.

Apisona la tierra con firmeza para afirmar el árbol y riega con abundante agua, pero hazlo de apoco para no compactar el suelo.

Riego

Mantén el árbol bien regado durante las próximas semanas, cada dos días en tiempo cálido si no llueve.

Procura sobre todo que el árbol sea regado durante la floración, el cuajado y el desarrollo de los frutos.

Abono

Abona tu árbol de mamey con una fórmula para árboles frutales como la 8-3-9 en otoño y primavera durante los tres primeros años.

También puedes usar fertilizantes caseros o compost, si usas este ultimo, pon una generosa capa a los pies del árbol cada primavera. Ver: Cómo hacer compost en casa, guía para principiantes.

Si optas por fertilizantes líquidos debes aplicarlo una vez que el árbol deja de dar frutos y luego en primavera. Ver: Cómo hacer abonos y fertilizantes orgánicos caseros.

Cultivar mamey en maceta

cultivar mamey en maceta

Riega el semillero con regularidad, mantén el semillero bien regado, pero no empapado después de la germinación. Cuando empiece a crecer en el contenedor, sácalo gradualmente a pleno sol.

Trasplanta la plántula a un recipiente de al menos 10 litros cuando las raíces hayan alcanzado el fondo de la maceta de cultivo. No dejes que las raíces empiecen a enroscarse en el fondo del recipiente.

Regar y abonar

No dejes que la tierra se seque por completo para regar, en promedio y si hace calor hay que regar día por medio pero con poca agua.

Abona el plantón con una fórmula para árboles frutales, como el 8-3-9, en otoño y luego en primavera. También puedes usar fertilizantes líquidos orgánico y compost seco.

Podar

Mantén el mamey cultivado en contenedor podado para limitar su tamaño. Plántalo gradualmente en macetas de mayor tamaño si lo deseas, teniendo en cuenta tu capacidad para mover macetas de mayor tamaño según sea necesario para proteger la planta del frío.

Cosechar frutos de mamey

cosechar mamey

Los frutos del mamey tardan casi un año en madurar, por lo que un árbol puede tener tanto frutos jóvenes como maduros.

Los signos de madurez del fruto dependen de la variedad. En algunas variedades, el fruto empieza a ponerse amarillo cuando está maduro.

En otras, no aparecen signos externos de madurez. Haz un corte de muestra cerca del extremo del tallo para ver la pulpa.

Si aún está verde, no la recojas. Si la pulpa expuesta se torna amarilla o naranja, la fruta está lo suficientemente madura como para recogerla.

Tiene que madurar durante unos días a temperatura ambiente para estar lista para su consumo.

Advertencia

Las semillas de mamey son tóxicas, la savia lechosa puede irritar la piel y los ojos, provocando una reacción alérgica.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Papaya de manera orgánica.

Lleva siempre equipo de protección, incluidos guantes y gafas de seguridad, cuando trabajes con el árbol de mamey, los frutos y las semillas.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 15 =