Sembrar y cultivar Maní (cacahuate) de manera orgánica

Es totalmente posible cultivar Maní (Arachis hypogaeaen) el huerto o en macetas, para disfrutar de deliciosos maníes tan pronto el verano termine. En este artículo te enseñamos a sembrar y cultivar maní o aguacate de manera orgánica, veremos cómo plantar, cosechar y los cuidados que requiere. El maní orgánico requiere algunos cuidados naturales, pero simples… Aprende todo sobre el cultivo de maní

cultivar maní

Resumen

  • Familia: fabáceas
  • Plantación: A finales de invierno o principio de primavera
  • Cosecha: desde finales del verano hasta principios de otoño.
  • Ciclo de crecimiento: 90 a 150 días. 

Cómo sembrar semillas de maní

sembrar maní

Las semillas de maní se siembran a principios de la primavera. Quita las cáscaras y pon las semillas de maní en una maceta o en almácigos con tierra fina mezclada con un poco de arena. La germinación es rápida y tiene lugar en 10 días en un lugar cálido y seco, idealmente 25 – 30 °C.

Cubre las semillas con uno o dos centímetros de tierra y riégalas muy generosamente, pero sin hacer charcos; después, cuando las semillas hayan germinado, será necesario limitar el riego y poner agua sólo cuando la parte superior de la tierra esté seca.

Mantén siempre la humedad y deja los almácigos a la sombra hasta que las plantas comiencen a emerger.

Cuando hayan germinado, puedes colocarlas en una maceta más grande con tierra ligera y arena, más o menos rica en materia orgánica. Una vez que las plantas se han desarrollado, puedes ponerlas en un lugar soleado del suelo del jardín o en un contenedor grande.

Cultivar maní en suelo directo

Cuando todo riesgo de heladas haya pasado, se puede proceder con el trasplante. El maní no es una planta muy exigente o codiciosa, pero el suelo debe ser ligero, suelto y profundo.

Elige el lugar más soleado del jardín y planta tus plantas cada 30 cm, teniendo cuidado de no enterrar las hojas.

Se debe mantener el suelo siempre suelto y aireado para que los maníes puedan desarrollarse fácilmente bajo tierra. También se debe reducir el riego, solo hazlo cuando la parte superior del suelo se vea muy seca.

Consejo: Para las zonas con veranos frescos, cultiva los cacahuetes en macetas. También es posible cultivarlas dentro de la casa «fuera de temporada». Regar una vez por semana y desherbar las plantas de maní.

Los maníes crecen muy bien cuando la temperatura varía entre 10 y 40°C, pero no resisten por debajo de 0°C.

Cultivar maní en maceta

cultivar maní

Es necesario colocar las semillas en una maceta o cualquier otro recipiente que se llene con tierra arenosa o tierra añadida con arena. Si utilizas tierra pura para macetas, no riegues demasiado, ya que la tierra se compacta y puede asfixiar las raíces.

El tamaño de la maceta debe ser suficiente; 3 plantas en un volumen de 1 litro son suficientes. Esto es lo que ofrece la mejor biomasa.

Con más plantas tienes un poco más de follaje, pero las plantas son más pequeñas y por lo tanto has desperdiciado algunas semillas.

Con una sola planta, tenemos una planta hermosa, pero se necesita mucho más espacio, y en general en un apartamento esto es lo que más falta.

La buena gestión del riego es importante; demasiado muere, o no crece lo suficiente.

Se debe colocar la maceta en un lugar lo más luminoso posible porque son plantas de pleno sol, aunque acepten una sombra moderada cuando son más grandes.

Cubrir las flores de maní con tierra para que den fruto

La floración se produce un mes después del trasplante. Su ciclo de cultivo dura de 90 a 150 días. Las flores se deben enterrar en la tierra para que la planta pueda dar maníes, muchos creen que los maníes crecen en la parte aérea de la planta, pero no, el maní crece bajo tierra.

A medida que la planta sigue creciendo y una vez iniciada la floración, debes enterrar cada flor que aparezca. Tapa con tierra solo las flores y deja los tallos libres para que sigan produciendo.

La planta de maní seguirá sacando flores durante todo el verano. Así que cuanto más flores tapes con tierra más cosecha tendrás.

Un punto importante, cuantas más flores haya en la planta y más se logre enterrarlas, mucho más producción tendrás.

La cosecha de maní

La cosecha se hace a finales de verano y a principios de otoño. Cuando el follaje se seca casi por completo.

Los cacahuates están bajo tierra. Entonces mueve la tierra con alguna herramienta de jardín teniendo mucho cuidado de no dañar la cosecha de maníes.

Afloja el suelo y ve descubriendo poco a poco los cacahuates. Esta puede ser una tarea un poco ardua dependiendo del cantidad sembrada, pero vale la pena!

Una vez cosechados los maníes se deben dejar secar al aire libre durante unos días. La mejor manera de secar los maníes es dejarlos al sol durante una semana.

También puede ser de interés leer: Cultivar Jengibre muy fácilmente, cuidados y cosecha.

Durante esos días intenta voltearlos de cada lado para que el sol le dé en todas partes y el secado sea homogéneo. Deben estar bien secos para poder guardarlos y que no se contaminen de hongos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “Sembrar y cultivar Maní (cacahuate) de manera orgánica”