Cómo cultivar Membrillos de manera orgánica

El árbol de membrillero (Cydonia oblonga) es un árbol frutal muy hermoso, que da hermosos frutos llamados membrillos. En este artículo te enseñamos cómo cultivar membrillos en casa fácilmente, también veremos cómo sembrar membrillos desde semillas y todos los cuidados necesarios para que la cosecha se exitosa.

Cultiva membrillo (Cydonia oblonga)

Resumen

  • Nombre botánico: Cydonia oblonga
  • Nombre común: Membrillero
  • Familia: Rosáceas
  • Tipo: Árbol frutal
  • Altura: 5 m
  • Exposición: Soleado
  • Suelo: Bastante rico, bien drenado
  • Follaje: Decidido
  • Siembra: Primavera
  • Cultivo: Otoño
  • Floración: Primavera
  • Cosecha: Otoño

Cómo sembrar membrillos

La germinación de las semillas de membrillo no es particularmente difícil, aunque requiere cierta planificación, ya que las semillas necesitan un período de enfriamiento o estratificación antes de ser sembradas.

Adquiere el fruto de membrillo en otoño y separa las semillas de la pulpa. Lava las semillas en agua limpia, escúrrelas y déjalas secar en una toalla de papel durante uno o dos días en un área fresca fuera del sol.

Coloca las semillas secas en una bolsa con cremallera que ha sido llenada en aproximadamente ¾ con arena limpia y húmeda o musgo de turba. Sella la bolsa y revuelve suavemente las semillas. Pon la bolsa en el refrigerador durante tres meses para laminarla.

Después de unos tres meses, es el momento de sembrar las semillas de membrillo. Planta 1-2 semillas en una maceta llena de tierra. Las semillas deben ser plantadas a 1 cm de profundidad. Riega bien y coloca la maceta en un lugar protegido donde reciba luz solar.

Una vez que las semillas hayan germinado y muestren su segundo conjunto de hojas puedes plantarla al aire libre una vez que el clima se haya calentado y cualquier riesgo de helada haya pasado.

Ten en cuenta que los árboles frutales cultivados desde semillas demoran varios años en dar fruto, lo ideal es injertarlos en un portainjertos una vez que hayan alcanzado una altura de al menos 20 cm. En este enlace puedes aprender cómo hacer injertos fácilmente.

Cultivar árboles de membrillo

Si has comprado un árbol ya injertado sigue estos pasos para cultivarlo en el jardín:

¿Dónde plantar un membrillero?

El árbol de membrillo es un árbol fácil que se adapta a casi todos los climas.

Plántalo en el terreno abierto, al sol o en una situación de semisombra, en un área abierta protegida de los vientos. El suelo ideal es neutro, incluso ligeramente ácido, pero el membrillo se adapta a todo tipo de terreno. Los suelos ligeramente calcáreos pueden ser adecuados (hasta el 7-8%), pero su fructificación será más irregular.

Para fomentar una buena fructificación en el huerto, deja espacio para que el árbol de membrillo se desarrolle bien. Espaciarlo de los otros árboles frutales de 4 a 7 m en todas las direcciones.

Consejo: el árbol de membrillo es autofértil, pero plantar otros árboles cercanos maximiza la producción.

¿Cuándo plantar el árbol de membrillo?

Planta tu árbol de membrillo durante el período de descanso vegetativo, es decir en otoño, y fuera de los períodos de heladas.

¿Cómo plantarlo?

Procura cultivar el membrillo cuando el sol no sea fuerte, en la mañana o al caer la tarde.

Antes de plantar, prepara bien tu tierra quitando todas las malas hierbas. Tu árbol de membrillos puede así beneficiarse del máximo suministro de agua.

  • Crea un agujero bastante grande, ya que las raíces de membrillo tienen una tendencia natural a extenderse.
  • Al plantar, incorpora fertilizante orgánico bien descompuesto en el agujero. También coloca una estaca en el fondo del agujero que sobresalga del suelo para poder sostenerlo cuando es joven y frágil.
  • Llena el agujero con tierra para macetas cubriendo las raíces por completo, luego haz una cuenca al pie del árbol para dirigir el agua de lluvia y el agua de riego a las raíces.
  • Finalmente riega con agua abundante y coloca una capa de mantillo orgánico para proteger el suelo del sol y retener la humedad del mismo por más tiempo.

Atención: no podar las ramas al plantar.

¿Cuándo y cómo podar un membrillero?

El árbol de membrillo requiere una poda de entrenamiento un año después de la plantación, para darle la forma deseada. Luego, en los años siguientes, podar sólo para la limpieza y la regularización.

Realizar la poda de mantenimiento todos los años en invierno, durante el período de descanso vegetativo. Quita las ramas pequeñas del centro para que el aire pueda circular más fácilmente y así evitar enfermedades por hongos.

¿Cuándo y cómo cosechar membrillos?

Dependiendo de dónde crezca el árbol de membrillo, y del clima, la fruta alcanzará la madurez más o menos pronto. Los membrillos se cosechan en otoño.

Recoge los membrillos lo más tarde posible, pero antes de la primera helada, por dos razones: por un lado, son difíciles de mantener y, por otro, no crecen una vez que se separan del árbol.

Consejo: Es mejor recoger los membrillos del árbol. No esperes a que se caigan por sí mismos (a menos que los cocines rápidamente), ya que esto los hace frágiles y reduce su tiempo de almacenamiento.

La conservación de los membrillos

Los membrillos son difíciles de preservar. Preferentemente úsalos rápidamente. Puedes hacer mermeladas, jaleas de frutas, pasteles, etc.

Para preservarlos, colócalos en una sola capa en una caja, en un lugar oscuro y fresco. Aísla los membrillos de las otras frutas para evitar que absorban su poderoso olor.

Controla la humedad para evitar la putrefacción. Si una fruta muestra signos de putrefacción, separarla de las demás. De esta manera se mantendrán durante unos 2-3 meses.

Enfermedades, plagas y parásitos

Los membrillos pueden ser víctimas de parásitos y enfermedades como la palomilla de los matorrales, los pulgones, los enrolladores de hojas, así como el córneo, la moniliasis o el oídio.

La monilinia es un pequeño hongo que está muy extendido en los huertos. Hace que el fruto del árbol se pudra. El fruto queda cubierto de manchas marrones de putrefacción, con pústulas blancas o incluso beige en círculos concéntricos.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar un árbol de Peras de manera orgánica.

Para controlar la moniliosis, quita cualquier fruto momificado que quede en el árbol. También retira los frutos afectados que hayan caído al suelo.

Se recomiendan tratamientos fungicidas preventivos con mezcla de Burdeos (caldo bordelés) en el momento de la explosión del brote y la caída de la hoja en el otoño. Se puede aumentar la protección tratando también en el momento de la apertura de los ramos florales, luego en la caída de los pétalos y durante la formación de los frutos jóvenes.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 17 =

Una idea sobre “Cómo cultivar Membrillos de manera orgánica”