Cómo cultivar Narcisos (Narcissus) y sus cuidados

Es tan sencillo plantar bulbos de Narcisos (Narcissus) que, sinceramente, todo el mundo debería hacerlo. Tanto si eres nuevo en la jardinería como si siempre has tenido las manos en la tierra, puedes cultivar narcisos fácilmente. A continuación te explicamos cuándo y cómo cultivar narcisos para disfrutar de sus alegres colores durante muchas primaveras.

cultivar Narcisos

Cuándo plantar los bulbos de narcisos

Los bulbos deben desarrollar un sistema de raíces antes de que el suelo se congele. La temperatura del suelo debe ser de 12-15 grados Celsius, lo que hará que los bulbos echen raíces. Si hace más calor, los bulbos pueden empezar a brotar hojas antes de lo previsto.

Cómo plantar bulbos de narcisos

cultivar narcisos

Para asegúrate de que tus narcisos reciban pleno sol en primavera, planta los bulbos en espacios abiertos.

Proporciona a esos bulbos el drenaje que necesitan plantándolos en una pendiente (nunca en un lugar donde se estanque el agua).

Si no hay pendiente, no hay problema. Crea un buen drenaje en una zona llana en la que quieras cultivar narcisos cavando un gran agujero de unos 20 cm de profundidad y aflojando la tierra en toda su extensión.

Planta los bulbos de narcisos en grupos de 10 con espacios entre de unos 10 cm entre ellos para permitir que se extiendan, y luego añade nuevos grupos cada año según tus posibilidades.

Si quieres cultivar narcisos en maceta, puedes colocarlos con una separación menor para conseguir un gran espectáculo.

Se recomienda plantar la parte inferior del bulbo a una profundidad al menos 3 veces superior a la altura del bulbo. Por ejemplo, debes hacer un agujero de 15 cm de profundidad para un bulbo de 5 cm de altura.

Coloca el bulbo en el agujero o zanja, con la punta hacia arriba. Mezcla 1 parte de abono con 3 partes de la tierra que has excavado para plantar los bulbos y utiliza esta mezcla para rellenar los agujeros o la zanja. Apisona suavemente la tierra rellenada sobre los bulbos y riega a fondo.

Cómo trasplantar los bulbos de narcisos

cultivar narcisos trasplantar

Corta las flores en cuanto se marchiten, ya que de lo contrario la planta desperdiciará energía produciendo una vaina de semillas.

Las hojas seguirán alimentando a los bulbos hasta que las hojas se vuelvan amarillas. En ese momento, puedes cortar el tallo y las hojas y ponerlos en tu pila de compost.

Después de 3-5 años, tus narcisos pueden producir menos flores al estar más amontonados. Amplía el espacio para tus narcisos dividiendo y volviendo a plantar los bulbos después de que las hojas mueran hasta el suelo.

Desentierra los bulbos con una horquilla de jardín, espárcelos, separa los bulbos más pequeños de los principales y vuelve a plantarlos siguiendo las indicaciones anteriores.

También puedes guardar los bulbos recién divididos hasta el momento de plantarlos en otoño. En primer lugar, aclara la suciedad de los bulbos y ponlos a secar a la sombra durante una semana.

A continuación, coloca los bulbos secos en bolsas de malla para cebollas o en pantimedias y guárdalos en un espacio fresco y seco.

Vuelve a plantarlos en tu jardín en otoño para ayudarte a crear una bienvenida a la primavera cada vez más colorida.

Nota: No separes los bulbos que están unidos por la base; el bulbo más pequeño (conocido como bulbo «hijo») no debe separarse del bulbo madre antes de plantarlo.

Cuidados de los Narcisos

cultivar narcisos cuidados

Luz y riego

Aunque los narcisos prefieren el pleno sol, suelen tolerar la sombra de medio día. Los cultivares con copas naranjas, rojas o rosas suelen conservar un color más intenso si se plantan en un lugar que reciba protección del sol de la tarde.

El riego durante el otoño es esencial para un buen crecimiento de las raíces antes de que el suelo se congele en las regiones frías.

Procura no regar en exceso en los meses de verano, cuando los bulbos están inactivos.

Los bulbos de narciso no sobreviven en suelos húmedos, especialmente durante el invierno. Evita las zonas bajas donde se acumula el agua o donde la nieve tarda en derretirse en primavera.

Suelo y abono

Los narcisos pueden crecer en suelos algo pobres, la tierra de jardín es suficiente para que se desarrollen, pero es bueno también agregar compost y fertilizantes cada tanto.

El mejor momento para agregar compost al suelo es el otoño, cuando los bulbos están echando nuevas raíces.

El momento ideal para fertilizar es a principios de la primavera, justo cuando el follaje de los narcisos empieza a crecer en el suelo. Recomendamos utilizar un fertilizante granular de liberación lenta formulado especialmente para los bulbos.

Plagas y enfermedades

Pocas plagas, o ninguna, molestan a los narcisos. Los bulbos y el follaje son venenosos para la mayoría de los insectos y animales, incluidos los ciervos y los topillos.

Si ves rayas verticales en las hojas del narciso, desentierra el bulbo y tírelo a la basura, ya que puede estar infectado con un virus.

Vigila los narcisos de los alrededores para detectar los síntomas, ya que el virus se propaga por contacto.

Cuidados de los Narcisos según la estación del año

cultivar narcisos

A principios de la primavera: Abona ahora si no has podido hacerlo en otoño.

A finales de la primavera: Riega si la estación ha sido seca y poda las hojas viejas según sea necesario. Observa si hay líneas verticales en el follaje y retira y destruye cualquier bulbo que muestre signos de infección viral.

Verano: Intenta no regar en exceso en las zonas donde se cultivan los narcisos. Deja que el follaje se cure de forma natural sin intervenir.

Otoño: Utiliza un fertilizante granular de liberación lenta para alimentar los bulbos de narcisos ahora.

Levanta y divide suavemente las matas de bulbos ahora. Elimina el follaje muerto y cubre el suelo con ramas u hoja secas antes de que el suelo se haya congelado.

Riega los bulbos a fondo durante el otoño si la lluvia es escasa.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =