Cómo cultivar Níspero en Maceta y todos sus cuidados

Los nísperos (Eriobotrya japónica) son árboles pequeños de hoja perenne que pueden crecer hasta 6 o 10 metros de altura. Son muy apreciados por su producción de frutas dulces y ácidas del tamaño de una ciruela. Cultivar níspero en maceta es fácil y una opción popular entre muchos jardineros que desean un atractivo árbol frutal. En este artículo te enseñamos cómo hacerlo y todos sus cuidados.

cultivar níspero en maceta

Cultivar Nísperos en maceta

Cultivar níspero en maceta es posible, como veremos a continuación.

Elige una maceta grande, de al menos 60 cm de ancho y 40 cm de profundidad  (los nísperos tienen raíces poco profundas). Colócala a pleno sol y llénala con una mezcla de calidad para macetas de tu elección.

En otoño, invierno o primavera, saca el arbusto de la maceta original e introduce las raíces con cuidado en la nueva maceta.

Haz un agujero en la tierra del mismo tamaño de la maceta original, luego coloca la planta cubriendo todas las raíces con la mezcla para macetas mientras la reafirmas suavemente.

Finalmente, riégala generosamente hasta que el agua salga por los orificios de drenaje, esto le ayudará a absorber el impacto del trasplante.

Cubre la base del árbol con un mantillo orgánico, como trozos de corteza, para evitar que se seque rápidamente.

Un níspero es una gran elección para la zona del patio. Pero evita plantarlos donde los frutos puedan caer en las aceras o patios.

Condiciones ideales para cultivar níspero en maceta

cultivar nísperos en maceta

Luz solar

Este árbol debe cultivarse en un entorno de pleno sol a media sombra.

A menudo, los nísperos se cultivan como cubierta de sombra para los patios, y se les puede dar forma de espaldera.

Al cultivar nísperos en maceta, estos pueden colocarse en el exterior cuando el clima sea óptimo y trasladarse al interior bajo una luz de crecimiento brillante cuando las temperaturas sean demasiado frías.

Temperatura y humedad

Sorprendentemente sensibles a la temperatura, pueden cultivarse como plantas ornamentales en zonas en las que se alcanzan los 10 grados C bajo cero. Sin embargo, los frutos y las flores se caen del árbol a temperaturas inferiores a los 0 grados, lo que hace imposible que dé frutos.

Si se cultiva en maceta, tienes la opción de trasladarla al interior cuando el clima es demasiado frío para proteger la fruta y las flores.

El calor también se convierte en un problema. Con temperaturas superiores a los 35 grados C, sufren quemaduras en las hojas y pueden tener dificultades para crecer. Es esencial proporcionar un riego suplementario durante los calurosos meses de verano para aliviar estas dificultades.

Suelo

El níspero prefiere un suelo que drene bien, pero es menos exigente que algunas plantas en cuanto a la composición, siempre que no esté salinizado. El nivel de pH del suelo no es una gran preocupación, ya que los nísperos crecen bien tanto en suelos ácidos como alcalinos.

Si lo deseas, puede enmendar el suelo con compost  al memento de la plantación para darle más nutrientes.

Un mal drenaje puede dificultar las raíces del árbol. Si su suelo es demasiado arcilloso, es posible que tenga que enmendar un área más amplia para proporcionar una buena escorrentía. Al níspero no le gustará estar en agua estancada durante mucho tiempo.

Cuidados del Níspero en maceta

cultivar nísperos en maceta

Sorprendentemente, estos árboles tienen muy pocos problemas con los que tengas que lidiar. Aun así, repasemos esos problemas para que sepas qué hacer si aparecen.

Riego

Durante el primer año tras la plantación de un nuevo árbol, es importante regar más de lo que se haría en otras circunstancias. Riega 3-4 veces a la semana durante las dos primeras semanas, y luego reduce gradual y lentamente la frecuencia de riego hasta que se haya establecido.

Cuando las flores empiecen a dar fruto en primavera, dale un largo y lento riego. Esto puede hacerse con una manguera de goteo, permitiendo que la humedad se filtre lentamente por el suelo alrededor de las raíces del árbol.

Repite este proceso unas cuantas veces más cuando la fruta empiece a madurar para que esté dulce y jugosa, pero sólo si no llueve con regularidad. Si llueve mucho, el agua adicional no servirá de nada.

Durante el calor del verano, un riego semanal profundo y lento ayudará a tu árbol a soportar los abrasadores rayos del sol.

Fertilizante

Un fertilizante granular de liberación lenta adecuado para árboles frutales funcionará bien. Elige variedades destinadas a alimentar manzanos, membrillos o perales, ya que están estrechamente relacionados.

El primer año, tres aplicaciones de abono repartidas a lo largo del año deberían ser suficientes, pero espera a que el árbol se haya establecido un poco antes de hacer el primer abonado.

Es conveniente que las raíces penetren profundamente en la masa del suelo antes de empezar a darle nutrición adicional.

Cuando abones, intenta hacerlo en un anillo alrededor de la base del árbol. Esto permite que los nutrientes penetren en una zona más amplia y que las raíces puedan absorberlos con mayor facilidad cuando lo necesiten.

Poda

Los nísperos en maceta pueden crecer hasta 60 cm por año y puede ser necesario podarlos para que tengan un tamaño más pequeño y compacto.

Si se desea, pueden podarse cosméticamente para mantener una forma determinada. Las ramas muertas deben eliminarse también para mantener el árbol sano.

Es posible hacer el método de los frutales en espaldera. Si se hace en espaldera, la poda será mucho más regular, pero las nuevas puntas de crecimiento se mantendrán cuidadosamente para asegurar que el árbol pueda producir fruta.

Problemas de crecimiento

El problema de crecimiento más común es la quemadura de la punta de las hojas. Esto hace que las puntas de las hojas se pongan marrones y crujientes durante los periodos calurosos del año.

Desgraciadamente, no hay solución para esto, ya que generalmente está causado por un calor superior a los 35 grados C. La única medida preventiva es asegurarse de que el níspero reciba suficiente agua durante las olas de calor, pero incluso eso no siempre funciona.

Las hojas quemadas por la punta acabarán cayendo del árbol por sí solas y serán reemplazadas por hojas nuevas, por lo que el problema no durará para siempre y es meramente cosmético.

Plagas

Las dos plagas más frecuentes son las cochinillas y la mosca de la fruta.

Las cochinillas pueden tratarse normalmente con la aplicación de un aceite mineral hortícola (aceite de neem). El aceite recubre a los insectos y los asfixia. Esto funcionará con cualquier insecto o larva que se encuentre en el árbol y no contaminará la cosecha dado que es un producto orgánico.

Las moscas de la fruta, la otra plaga principal de los nísperos, son un poco más complicadas de tratar. Los gusanos de la mosca de la fruta escarban en la fruta y hacen que se pudra y se caiga del árbol.

Por último, tanto los pájaros como los ciervos pueden convertirse en plagas. A los pájaros les encanta la fruta y devorarán con gusto la que puedan alcanzar. Los ciervos mordisquean el follaje, encontrando el nuevo crecimiento y la fruta particularmente sabrosa.

Enfermedades

Aunque no es susceptible de padecer muchas enfermedades, tu níspero corre el riesgo de sufrir dos formas diferentes de tizón: el fuego bacteriano y el tizón del peral.

En las zonas en las que llueve a finales de la primavera o principios del verano, o en las que hay mucha humedad, el fuego bacteriano es relativamente frecuente, y hace que los brotes jóvenes se vuelvan marrones y mata las hojas.

Existen algunos bactericidas que ayudan a prevenir el fuego bacteriano, pero una vez que los brotes jóvenes están infectados, hay que eliminarlos y destruirlos. Hay que recortar el material infectado en la madera verde y sana para evitar su propagación.

El tizón del peral actúa de forma similar al tizón del fuego. Se aplica el mismo tratamiento, ya que ambas son infecciones bacterianas.

Aparte de eso, puede desarrollar manchas de hongos en las hojas si el flujo de aire no puede penetrar fácilmente en la copa del árbol.

Mantenerlo podado para permitir que la luz llegue al centro del árbol puede prevenir por completo la mayoría de las enfermedades fúngicas.

Cosechar nísperos

cosechar nísperos en maceta

Los nísperos maduros tienden a ser ligeramente más grandes que los inmaduros, y ceden un poco al presionarlos suavemente.

Su piel será un poco más oscura que la de los inmaduros, lo que le indica cuándo debe empezar a comprobarlos. Si se dejan demasiado tiempo en el árbol, se caerán solos, pero estarán demasiado maduros.

Lo más fácil es cosechar cortando la punta de la rama a la que se adhiere el fruto, y quitando grupos enteros de frutos de una sola vez. Intenta recoger los grupos en los que la mayor parte de la fruta parece estar madura para evitar el desperdicio.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Guayaba (guayabo) en Maceta y sus cuidados

La fruta poco madura sigue siendo comestible, pero puede ser un poco menos dulce y jugosa. La fruta demasiado madura es muy blanda, y tiende a ser excesivamente dulce.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − nueve =