Cómo cultivar Orquídea joya (Ludisia discolor) y sus cuidados

A diferencia de otras orquídeas que crecen en los árboles, las orquídeas joya (Ludisia discolor) son orquídeas terrestres que crecen en el suelo bajo la sombra de la selva tropical. En este artículo veremos cómo cultivar orquídea joya y todos sus cuidados.

cultivar orquídea joya

Conoce la orquídea joya

Atesorada por su follaje aterciopelado que va del bronce al negro con venas de color blanco a granate, las orquídeas joya tienen un aspecto muy singular.

Las coloridas hojas son suaves y aterciopeladas al tacto y no son tan grandes como otros tipos de orquídeas.

Son originarias del sudeste asiático, donde se encuentran en la sombra profunda del sotobosque tropical, pero se cultivan en todo el mundo como plantas de interior.

El género Ludisia sólo contiene una especie, que es la orquídea joya (Ludisia discolor). A veces también se le llama orquídea tigre u orquídea de encaje dorado.

Dónde cultivar orquídea joya

dónde cultivar orquídea joya

La orquídea joya es resistente en el exterior sólo cuando las temperaturas invernales se mantienen muy por encima del punto de congelación, así que si vives en un clima tropical, puedes cultivarla en el exterior, quizás como cubierta vegetal bajo un gran árbol de sombra.

Cuando se cultivan en interiores como plantas de interior, las plantas de orquídeas joya suelen florecer en invierno. Sin embargo, es posible que la planta desarrolle una espiga de flores en otros momentos también.

Cómo propagar orquídea joya

propagar orquídea joya

Afortunadamente, Ludisia discolor es increíblemente fácil de propagar.

Para hacer nuevas plantas, basta con cortar un trozo de tallo de unos 10 cm de largo y meterlo en un frasco con agua o en una maceta llena de tierra húmeda.

Colócalo en una ventana donde reciba luz solar pero no directa y las raíces se formarán en pocas semanas.

No es necesario sumergir el tallo en una hormona de enraizamiento ni hacer ningún otro tipo de esfuerzo. La propagación de las orquídeas joya no puede ser más sencilla.

Si lo haces en tierra sabrás cuando tienen raíces al ver que comienzan a crecer nuevas hojas, si lo haces en agua es más fácil porque las verás.

En cualquiera de los dos casos ese es el momento para poder trasplantarla a su lugar definitivo.

propagar orquídea joya

Otra forma de propagarla es cortando parte de sus raíces que contengan uno o más tallos, sepárala con cuidado de la planta madre y ponla en una maceta con tierra, riega y déjala a sombra durante unos días. En pocos días se asentará y comenzará a crecer.

Consejos de trasplante

trasplantar orquídea joya

Cada pocos años puedes encontrar que tu orquídea joya ha crecido más que su maceta. Cuando esto ocurre, es el momento de trasplantarlas.

Elige un recipiente con un orificio de drenaje que tenga un diámetro mayor que el de la maceta anterior.

Lo ideal es cultivarla en una maceta que se más ancha que profunda, unos 30 cm de diámetro es más que suficiente, ya que tiende a extenderse por el suelo.

Prepara la nueva maceta con una mezcla de tierra de jardín con compost y un poco de arena. Luego quita la planta con cuidado de no romper mucho sus raíces y colócala en la nueva maceta.

Mantén la parte superior de la tierra al mismo nivel. No entierre la planta a mayor profundidad ni a menor profundidad que la que tenía en su maceta anterior.

Finalmente riega con bastante agua y deja la maceta a la sombra durante uno o dos días para que se pueda recuperar más fácilmente.

Cuidados de la orquídea joya

cuidados de la orquídea joya

Luz necesaria

Un rasgo que hace atractiva a la orquídea joya es su tolerancia a la luz escasa. Dado que evolucionó como una planta de sotobosque en la que las plantas más altas proporcionaban una sombra constante, prospera con poca luz sin problemas.

Una ventana orientada al norte es ideal en el hemisferio norte, o al sur en el hemisferio sur. En esta zona de la casa reciben luz pero no directa del sol. Asegúrate de mantenerla alejada de la luz solar directa o sufrirá.

Riego

En su hábitat nativo, las orquídeas joya residen en la hojarasca húmeda en ambientes donde hay humedad y la humedad del suelo es muy constante.

Por ello, mantener el nivel adecuado de humedad del suelo es una de las claves para el cuidado de las orquídeas joya.

Riega la planta con regularidad y asegúrate de que nunca se quede seca. Introducir un dedo en el suelo y el peso de la maceta te indicará cuándo es el momento de regar.

Una vez a la semana o cada 10 días, coloca la maceta en el fregadero y haz correr agua por ella, empapando bien la tierra. Deja que se escurra por completo y luego devuelve la maceta a su sitio habitual.

Si la maceta está expuesta en un platillo o dentro de un recipiente decorativo, no dejes que el agua se quede dentro de ella. Vacía el platillo después de regar o la raíz podría pudrirse.

Qué tipo de suelo es mejor

A diferencia de las especies de orquídeas epífitas que crecen en los árboles (phalaenopsis o cattleya, por ejemplo), las orquídeas joya no deben plantarse en corteza de orquídea ni en ningún otro sustrato suelto con partículas grandes.

En su lugar, elije un medio para macetas hecho de musgo de turba y perlita con buena aireación.

Si quieres, puedes añadir a la mezcla un poco de compost de hojas o musgo esfagno para imitar la hojarasca en descomposición que se encuentra en los suelos de su hábitat nativo.

Sin embargo, no añadas demasiado, ya que podría retener demasiada humedad y provocar la putrefacción. Utiliza 1 taza de abono de hojas por cada 4 tazas de tierra para macetas.

Abono

Tanto si su planta tiene hojas verdes como negras, es importante proporcionarle los nutrientes adecuados.

Recomiendo utilizar un fertilizante granular o líquido específico para orquídeas cada 6 u 8 semanas desde la primavera hasta el otoño.

Si no encuentras un abono específico para orquídeas, utiliza uno formulado para plantas de interior.

No abones en invierno, independientemente de que la planta esté o no en flor. Durante los meses de invierno, tu orquídea joya no está creciendo activamente y no necesita la nutrición extra.

Una fertilización adecuada puede dar lugar a una hermosa floración. Pero no te excedas.

¿Necesitan las orquídeas joya mucha humedad?

Afortunadamente, al igual que los fertilizantes, las orquídeas joya no son tan exigentes con los niveles de humedad como otras especies de orquídeas.

Dicho esto, prefieren niveles de humedad más altos, pero la planta no va a desplomarse si no es perfecta.

Si se riega la planta adecuadamente, mantener un nivel de humedad alto es menos importante.

Sin embargo, para elevar fácilmente el nivel de humedad, coloca la maceta sobre una bandeja de guijarros llena de agua (sólo asegúrate de que el fondo de la maceta esté por encima del nivel del agua, no por debajo). También puedes utilizar un humidificador de vapor frío cerca de las plantas cada pocos días.

Otra forma sencilla de cuidar las orquídeas joya que garantiza unos niveles de humedad elevados es cultivar las plantas en terrarios.

El entorno cerrado de un terrario de cristal se traduce en mayores niveles de humedad. Además, ¡las orquídeas joya se ven muy bien creciendo en ellos!

Más consejos para cultivar orquídea joya

  • No coloques tu orquídea joya cerca de un registro de aire forzado. La planta se secará demasiado rápido.
  • Mantén la maceta alejada de las corrientes de aire frío. La temperatura más baja a la que debe exponer la planta es de 10°C.
  • No temas trasladar la maceta al exterior durante el verano. Colócala en un lugar sombreado bajo un árbol y mantenla regada con regularidad, especialmente cuando haga calor. No te olvides de volver a meterla dentro cuando las temperaturas del otoño se enfríen.
  • Pocas plagas molestan a las orquídeas joya, pero las cochinillas pueden atacar ocasionalmente. Utiliza un bastoncillo de algodón empapado en alcohol para limpiar los insectos de las plantas con cuidado. Sí, lleva un poco de tiempo, pero es muy eficaz.
  • Algunos cultivadores optan por cortar los tallos de las flores cuando se desarrollan porque prefieren el follaje único a las flores. Si decides hacer esto también, utiliza unas tijeras limpias y afiladas para recortar el tallo de la flor cuando empiece a emerger.

También puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Potus (potos) y sus cuidados.

  • Si las hojas inferiores de tu planta empiezan a amarillear, recórtalas con unas tijeras afiladas. Esto ocurre de vez en cuando y no hay que preocuparse mientras el nuevo crecimiento sea exuberante y saludable.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.