Cómo cultivar Papas en maceta de manera orgánica

Si no tienes espacio en tu jardín para plantar papas o incluso si no tienes jardín, puedes cultivarlas en contenedores. En este articulo te enseñamos todos los consejos para cultivar papas en macetas, bolsas de cultivo y cubos de manera orgánica y fácil.

cultivar papa en maceta

Introducción

No hay nada como el sabor de las papas recién cosechadas. Las papas son fáciles de cultivar y proporcionan un complemento nutritivo a las comidas. Una papa de tamaño medio sólo tiene 110 calorías y es una fuente saludable de potasio, hierro, vitamina C y vitamina B6.

Consumir papas con piel aporta 2 gramos de fibra. Razón de más para cultivar las tuyas propias y evitar los productos químicos que se rocían en las papas comerciales.

No es necesario dedicar un gran espacio de jardín para cultivar papas. Pueden cultivarse a pequeña escala en todo tipo de recipientes en cualquier zona que reciba al menos 6-8 horas de sol directo.

Beneficios de cultivar papas en maceta

plantar papas en maceta
  • 1. No hay contaminación del suelo: Dado que utilizas tierra fresca para macetas, no tienes que preocuparte por la rotación de los cultivos, las enfermedades nacidas en el suelo o las plagas que hayan quedado de la temporada de cultivo anterior.
  • 2. Los contenedores pueden colocarse en cualquier lugar: Los contenedores son fáciles de cuidar y pueden colocarse en el patio, el balcón o en cualquier lugar del jardín que reciba pleno sol.
  • 3. Fácil de cosechar: Cosechar las papas es más fácil que cavar, y hay menos posibilidades de dañar los tubérculos con un tenedor o una pala de cavar. En lugar de cavar, sólo tienes que vaciar la maceta y ahí están.
  • 4. Las papas están protegidas de las plagas del suelo: El contenedor protege a las papas de los roedores y otras plagas del suelo del jardín.

Si tiene problemas con los topos, las ardillas o ratones, que hacen túneles en tu jardín y se comen los tubérculos que están debajo de la tierra, cultivar papas en maceta es tu solución. También te protege de los gusanos de alambre, los gusanos y otras plagas. 

Cómo cultivar papas en maceta

Cómo cultivar papas en maceta

Primero que nada debes conseguir las “semillas”, que en realidad no lo son, simplemente escoge papas frescas y que tengan puntos verdes (brotes).

Puedes plantar la papa entera si no es muy grande, o cortar cada brote dejando algo de pulpa de la papa, ahora puedes sembrar nuevas papas.

semillas de papa

Añade 15 cm de mezcla para macetas en el fondo de cada contenedor de cultivo, agrega un poco de fertilizante o compost y coloca las papas de siembra a unos 15 cm de distancia y con los brotes hacia arriba.

Luego cúbrelas con unos 10 cm de tierra,  riega bien y deja el contenedor a media sombra hasta que comiencen a brotar las nuevas plantas.

Cuando las plantas alcancen unos 15 cm de altura, añade más tierra al recipiente. Repite el proceso cada dos semanas aproximadamente hasta que el recipiente esté lleno.

Cosechar papas

cosechar papas en maceta

Puedes empezar a cosechar las patatas nuevas que necesites para las comidas después de que las plantas florezcan.

Las papas han terminado de crecer cuando su follaje empieza a ponerse amarillo. Deja de regar en ese momento y deja que el follaje se muera. Vacía el recipiente y escarba en la tierra en busca de las papas.

Consejos para cultivar papas en maceta

1. Utiliza recipientes grandes

Cuanto más grande sea el recipiente, más espacio tendrán las plantas para extender sus raíces y formar tubérculos. Ten en cuenta lo siguiente:

Macetas grandes:

Las macetas y jardineras grandes son ideales para cultivar papas. Selecciona un recipiente que tenga al menos 40 cm de diámetro y 40 de altura. Puedes plantar de 4 a 6 papas de siembra en un recipiente de este tamaño.

Bolsas de cultivo:

Las bolsas de cultivo están hechas de tela. La tela ayuda a evitar el riego excesivo y permite que el aire llegue a las raíces. Las bolsas de cultivo tienden a secarse más rápido que otros recipientes, por lo que hay que vigilar las necesidades de riego de las plantas.

Cubos grandes:

Los cubos de 20 litros reciclados también funcionan bien para cultivar papas. Haz agujeros en el fondo de los cubos para permitir el drenaje. Puedes plantar 1-2 papas de siembra en cubos de 20 litros.

2. Utiliza una mezcla de tierra ligera:

Las mezclas para macetas hechas específicamente para contenedores funcionarán. Si vas a mezclar la tuya propia, una buena mezcla es 1/3 de compost terminado de buena calidad, 1/3 de vermiculita o perlita y 1/3 de coco o musgo de turba.

3. Alimentar las plantas:

Añade un fertilizante orgánico al contenedor en el momento de la plantación. Una vez que las plantas salgan de la tierra, alimenta el follaje cada dos semanas con emulsión de pescado.

 Pulveriza las plantas a primera hora de la mañana para que el follaje tenga tiempo de absorber los nutrientes y secarse antes del caluroso sol del mediodía. Sigue las instrucciones de los envases.

4. Riega bien:

Las necesidades de riego de las plantas de papas  cultivadas en macetas son mayores que en el suelo. Como el suelo no está tan aislado como en la tierra, el agua se evapora rápidamente. Las plantas dejarán de crecer si se secan o se sobrecalientan.

Comprueba los recipientes con frecuencia cuando haga calor metiendo el dedo en la tierra. Riega las macetas si los cinco centímetros superiores de la tierra se notan secos. Riega profundamente hasta que el agua drene por los agujeros del fondo para que la humedad llegue a las raíces del fondo del recipiente.

5. Mantén los tubérculos cubiertos:

Las papas desarrollan zonas de piel verde cuando se exponen a la luz solar directa durante su crecimiento. Estas zonas verdes son tóxicas y deben recortarse. Evita que tus patatas formen una piel verde cubriéndolas con tierra o poniendo una buena capa de mantillo orgánico para que no llegue la luz a los tubérculos.

6. Cultiva las papas a pleno sol:

Las papas prosperan con al menos 6-8 horas de luz solar al día. Sin embargo, son un cultivo de temporada fría al que no le gusta el calor.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Cúrcuma de manera orgánica.

Las plantas pueden dejar de crecer cuando las temperaturas alcanzan los 30˚C. Por lo tanto, si el clima es cálido, trata de ubicar tus contenedores en un área que reciba el sol de la mañana, y que luego esté parcialmente sombreada durante la tarde.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *