Cómo cultivar Pomelo de manera orgánica

El pomelo necesita mucho calor durante un largo período de tiempo para que su gran fruto sea cosechado. En algunas latitudes, el pomelo se cultiva más a menudo en grandes contenedores. La siembra facilita la multiplicación de un árbol de pomelo sin riesgo de transmisión de enfermedades. Aprende cómo sembrar y plantar un árbol de pomelo de manera orgánica. Aquí veremos los cuidados que un pomelo necesita y cuándo plantar y germinar. También te enseñamos cómo plantar pomelo en maceta.

Resumen

  • Nombre científico: Citrus x paradisi
  • Familia: Rutáceas
  • Color de la flor: Flores blancas
  • Siembra: Primavera
  • Exposición: Sol
  • Tipo de suelo: profundo, fresco, rico en humus, bien drenado.
  • Cultivo: En maceta, en huerto, en contenedor, aislado
  • Follaje: Siempre verde
  • Enfermedades, plagas: cochinillas, pulgones, arañas rojas
  • Riego: regular
  • Longitud/altura: 3 a 5 m
  • Virtudes medicinales: rico en vitamina C, antiséptico, antioxidante.

¿Dónde plantar un árbol de pomelo?

Como todos los cítricos, el árbol de pomelo se plantará en el terreno abierto. Elige un lugar muy soleado y protegido del viento. Si los inviernos son duros en tu región, elige una plantación en maceta para protegerla de las heladas.

¿Cómo sembrar el pomelo?

Para sembrar pomelos mantén las semillas en el refrigerador después de la cosecha hasta el momento adecuado para la siembra, cuando la temperatura se mantiene por encima de los 20°. En primavera o a comienzos del verano.

El frío es necesario para activar las semillas por eso debemos guardarlas en el refrigerador, pero cuidado de no congelarlas, pon las semillas de pomelo en una bolsa hermética y déjalas en la parte más baja de tu refrigerador. Si recién cosechas las semillas y ya es primavera, guárdalas al menos dos semanas antes de sembrarlas.

Pasos para sembrar pomelo:

Llena una caja (almácigo) con una mezcla de tierra para macetas y un poco de arena de río.

Añade polvo de carbón para prevenir la aparición de posibles enfermedades criptogámicas.

Humedece bien la mezcla.

Planta las semillas cada 5 cm en la mezcla empujándolas unos milímetros y cubriéndolas con tierra.

Riega y luego cubre la caja con una placa de vidrio o una película translúcida hasta que comiencen a brotar.

Coloca el almácigo en un lugar cálido y brillante, pero fuera de la luz solar directa.

Una vez que las plantas de pomelo logran una altura de unos 10 cm puedes trasplantarlas a su lugar definitivo o en una maceta más grande.

Ten en cuenta que si germinamos un pomelo, este no dará  frutos hasta pasado unos cuatro años o más, para evitar esto, los árboles frutales deben ser injertados. Aquí te explicamos todo sobre los injertos.

¿Cómo plantar un árbol de pomelo?

El trasplante de un pomelo puede realizarse en otoño o en primavera. Si ya tienes un árbol de pomelo injertado y lo plantas en la tierra, añade estiércol o compost descompuesto al suelo para enriquecerlo y darle alimento al pomelo por varios meses.

Ten cuidado de no enterrar el punto de injerto, debe estar al menos a 5 cm del suelo. Orienta el injerto en dirección opuesta a los vientos predominantes para protegerlo. Luego átalo a una estaca para sostener el arbusto y ayudarlo a echar raíces. El sustrato debe ser rico en humus, bien drenado y bajo en piedra caliza.

Cultivar un árbol de pomelo en maceta

Para cultivar pomelos en macetas, selecciona un recipiente suficientemente grande y llénalo con tierra fértil. Pon regularmente fertilizante orgánico. Riégala regularmente y en abundancia, pero nunca dejes agua estancada en el platillo.

El pomelo no es una planta de interior. Si lo cultivas en una maceta, déjalo afuera durante los meses de verano. En invierno, lleva la maceta a una habitación con poca calefacción o a una terraza.

¿Qué mantenimiento para un árbol de pomelo?

El árbol de pomelo aprecia el riego regular, especialmente en los primeros años, cuando los suministros de agua deben ser abundantes.

Durante el período de crecimiento, se puede añadir un fertilizante especial para cítricos o cualquier fertilizante orgánico. Por ejemplo purín de ortigas.

Poda regularmente tu árbol de pomelo para darle una estructura sólida, sólo se deben quitar las ramas secas o muertas, si quieres puedes cortar las ramas verdes, pero solo hazlo a unos pocos centímetros de las puntas.

En invierno, protégelo del frío. Si está en el suelo, ponle una capa de mantillo y coloca una cubierta de invierno sobre el árbol. Si está en una maceta, ponla en una habitación con baja temperatura, para simular el frío que debe recibir en los meses de invierno.

Para florecer (y por lo tanto dar fruto), el árbol de pomelo necesita un período de descanso invernal durante el cual se lo regará menos y no se le dará ningún fertilizante. Puedes proporcionarle fertilizante durante su período de crecimiento para ayudarle a tener suficiente materia orgánica para florecer.

¿Cuándo cosechar pomelos?

Los pomelos no maduran una vez que se recogen, por lo tanto no los recojas demasiado pronto. Están maduros cuando tienen color amarillo intenso y se pueden separar fácilmente de la rama.

También puede ser de interés leer: Cómo plantar y sembrar un Naranjo.

Enfermedades y plagas del pomelo

Como todos los cítricos, los enemigos son los pulgones y las arañas rojas, que devoran sus hojas. Los insectos escamosos son aún más virulentos, pueden atacar a todo el árbol y evitar la fructificación.

Este árbol es susceptible a dos enfermedades: la clorosis (relacionada con el exceso de caliza) y la antracnosis (una enfermedad criptogámica). Es aconsejable rociar su árbol dos veces al año con mezcla de Burdeos como medida preventiva.

Si te gustó el artículo compártelo en las redes ⇪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: