Cómo cultivar un Rosal de manera orgánica

Las rosas (rosal) son particularmente resistentes al frío, pero necesitan la luz del sol para florecer. Por lo tanto, deberás elegir un lugar soleado y bastante protegido del viento. En esta guía te enseñamos cómo cultivar rosas, o mejor dicho, un rosal en el jardín y todos los cuidados necesarios para que florezcan en cantidad.

plantar y cultivar rosal rosas

¿Cuándo cultivar un rosal?

Idealmente, los rosales se plantan en el otoño para estimular el enraizamiento antes de que comience el crecimiento.

Sin embargo, puedes trasplantarlos a principio de la primavera si están en recipientes o macetas, regandolos más generosamente durante los primeros meses después plantarlos.

Pero durante todo el invierno, si el clima lo permite y no hay riesgo de heladas o nieve, también es posible cultivar rosas.

Donde plantar un rosal

Las rosas necesitan mucho sol para florecer abundantemente. Elige un lugar que esté bien expuesto y soleado.

Evita las zonas donde el suelo es pesado, húmedo y donde el agua se estanca, porque a las raíces de la rosa no les gusta, y estos factores facilitan el desarrollo de enfermedades o muerte de la planta. Prefiere un suelo rico en nitrógeno y potasio, ligero y bien drenado.

Cómo plantar rosas

cómo plantar y cultivar un rosal rosas

Plantar rosas es una tarea relativamente sencilla. Los rosales deben trasplantarse en otoño, por lo que explicamos anteriormente. Si ya están en macetas o contenedores, el período es menos importante, aunque siempre es mejor cultivar rosas en otoño.

Primero, cava un hoyo de unos 50 cm de ancho y 40 cm de profundidad y afloja bien la tierra. El tamaño del agujero es importante para el desarrollo de la raíz.

Pon un poco de compost en el fondo del agujero. También puedes utilizar un estimulador de raíces. Aquí te explicamos cómo hacer enraizantes caseros.

Remoja las raíces del rosal en un cubo de agua, este paso promueve la recuperación mas rápida, pero es opcional, si lo prefieres quita la planta con la mayor cantidad de tierra posible para plantara, si no tienes experiencia, esto puede ser mas fácil.

Enseguida, coloca la planta en el centro del agujero, extendiendo las raíces en el fondo. Hazlo con cuidado y delicadeza para no romper las raíces.

Cubre con una mezcla de tierra y compost, presiona el suelo suavemente con las manos para que no haya agujeros de aire entre la tierra y las raíces.

Seguido de esto, pon una capa de mantillo alrededor de la planta para cubrir el suelo y protegerlo del sol, finalmente riega bastante sin encharcar el terreno.

Importante: La plantación de un rosal no puede tener lugar fuera del período comprendido entre mediados de noviembre y finales de febrero (hemisferio norte) y entre junio y agosto (hemisferio sur), evitando a toda costa los períodos de heladas.

Cuándo podar un rosal

podar rosal

La poda de un rosal es un paso importante en la vida del arbusto, porque es la poda la que hará posible tener hermosas rosas.

Contrariamente a la creencia popular, el rosal se poda en otoño o a finales del invierno. La rosa debe estar en un período de reposo vegetativo para asimilar mejor esta intervención.

Pero también es muy importante evitar las heladas que pueden afectar el buen desarrollo del rosal. Por eso, la mejor época es al final del invierno, cuando el rosal está todavía en reposo y las fuertes heladas detrás de nosotros.

Esto es necesario para el correcto desarrollo y floración del arbusto. Ver: Poda de rosas, cuándo y cómo podar un Rosal

Enfermedades de las rosas, control y tratamiento

El rosal es probablemente una de las plantas con flores más hermosas, pero también una de las más susceptibles a las enfermedades.

El cuidado regular y a menudo natural puede erradicar o prevenir muchas enfermedades y parásitos en los rosales.

Pulgones

pulgón en rosas

El pulgón es uno de los principales parásitos que interrumpe el crecimiento y a menudo la floración del rosal. En caso de infecciones ver: Cómo controlar y eliminar Pulgones de manera orgánica.

Tizón  de la rosa

Es el hongo más común en los rosales. Se presenta en forma de pústulas de color naranja/óxido debajo de las hojas que dan pequeñas aureolas de color amarillo-rojo/marrón en la parte superior de la hoja.

Los productos de tratamiento eficaces que a menudo se venden contra el tizón de las rosas pueden utilizarse en todas las plantas.

Tan pronto como aparecen los primeros signos, es imperativo retirar todas las hojas afectadas y quemarlas. Recorta bien tus rosas y déjales espacio para que el follaje respire.

Clorosis rosada

Este es uno de los mayores problemas que afectan al rosal y resulta en el amarillamiento de las hojas como resultado de la decoloración del follaje.

La clorosis del rosal está ligada al suelo, que a menudo es demasiado pobre, pesado y calcáreo, lo que impide que el arbusto extraiga del suelo el hierro que necesita.

Los signos externos son, por lo tanto, claramente visibles y el tratamiento es bastante fácil de aplicar.

Cada invierno, coloca estiércol de caballo seco en la tierra. Si la enfermedad está presente, aquí te explicamos cómo combatir la clorosis.

Mildiú polvoriento

También conocido como oídio, es un hongo que toma la forma de un fieltro blanco que forma una fina película en las hojas y los tallos. Se desarrolla especialmente cuando las condiciones climáticas son cálidas y húmedas.

Ventila bien sus rosas para evitar que la humedad se estanque. El oídio polvoriento se propaga cuando las rosas están demasiado juntas y/o el follaje no respira.

Retira inmediatamente las áreas afectadas. Quema las hojas y las partes infestadas de la planta y evita el riego excesivo. Aquí puedes aprender como eliminar el oídio de manera orgánica.

Manchas negras en las hojas de rosa

Cuando su rosa tiene manchas negras en sus hojas, es probablemente porque tiene la enfermedad de las manchas negras, Marsonia.

Las hojas del rosal se vuelven amarillas y espinillas y luego aparecen manchas en todo el follaje.

Como la mayoría de los hongos, el calor combinado con la humedad favorece su desarrollo.

Tan pronto como aparezca la enfermedad, retira y elimina todas las áreas afectadas. La enfermedad puede permanecer de un año para otro si no desaparece todo.

También limpia todas las herramientas de poda (tijeras de podar, cortadores de ramas, etc.) utilizadas en su rosal enfermo. No riegues el follaje.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Gardenia (jazmín del Cabo)

Para curar este hongo puedes rociar Purín de ortiga o de cola de caballo usando un spray, asegúrate de mojar bien todas las hojas, repite esta operación todos los días hasta que la planta se recupere.

Aprende más sobre las rosas:

Cómo cultivar Rosas en maceta de manera orgánica

Poda de rosas, cuándo y cómo podar un Rosal

¿Por qué los Rosales no florecen? motivos y soluciones

Cómo cultivar Rosa del desierto y sus cuidados

Como has podido leer, cultivar un rosal y cuidarlo es muy fácil, recuerda mantenerlo regado y hacer una poda cada tanto para mejorar su crecimiento. Si tienes dudas puedes preguntarnos más abajo.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *