Cómo cultivar Ruda (hembra y macho) de manera orgánica

La ruda es una planta aromática y que contiene propiedades medicinales importantes, sus hojas siempre verdes de color verde azulado, glauco, alterno, redondeado y ancho, forman un pequeño arbusto erguido en forma de «bola» que es particularmente resistente a la sequía y al frío. Existen dos tipos de ruda, Ruda Macho y Ruda Hembra. Para diferenciarlas debemos saber que la hembra tiene hojas algo más anchas que la planta mancho. En este artículo veremos cómo cultivar y plantar ruda, ya sea hembra o macho, cultivar ruda es indiferente a su género, sigue nuestros consejos para sembrar ruda y aprende sobre sus cuidados.

cultivar ruda

Introducción

Sus flores en forma de taza de menos de 2 cm de diámetro, de color amarillo apagado, con 4 pétalos ligeramente dentados, se agrupan en cimas y florecen durante todo el verano. Los frutos en cápsulas aparecen sus semillas después de la floración.

El interés de la plantación de ruda en el jardín reside en su follaje estético pero sobre todo en las virtudes repelentes de plagas que permitirán mantener alejados a los pulgones entre otros insectos.

Datos primarios

  • Familia: Rutáceas
  • Tipo: planta aromática perenne
  • Origen: Europa del Sur
  • Color: flores amarillas
  • Plantación: primavera u otoño
  • Floración: en verano
  • Altura: hasta 1m

Suelo y exposición ideal para la ruda

La ruda se cultiva a pleno sol o a media sombra en un suelo más bien seco, pedregoso y pobre. Si el suelo es arcilloso, agrega piedritas al suelo al momento de plantar ruda. El suelo debe estar bien drenado, no debe atiborrarse de agua especialmente en invierno.

Cultivo de ruda

Se puede sembrar desde semilla en lugares fríos cuando el invierno está llegando a su fin, pero la germinación es bastante delicada. Lo mejor es hacerlo en primavera o cuando ya no exista riesgo de heladas.

Puedes probar también con los esquejes semirrígidos en verano. En este caso elige tallos jóvenes de la parte de abajo de la planta, hazle un corte transversal en la base y ponlos en tierra, mantén siempre la humedad y déjalos a la sombra hasta que veas que comienza a crecer bien, te recomiendo hacer varios ya que no todos los esquejes proliferan.

En cualquier caso, la plantación se hará a finales del invierno o en primavera. Si hay riesgo de heladas es aconsejable cultivar las semillas de ruda en un lugar protegido del frío extremo.

La ruda no le teme a las altas temperaturas y es una de esas plantas que se ríen de la adversidad, cuanto más difíciles son las condiciones, más brilla. Ocupará su lugar en un espacio reservado a las plantas aromáticas y medicinales o en un lecho perenne porque también es ornamental.

Espacia las plantas a 60 cm de distancia en todas las direcciones. Cava un agujero (3 veces el volumen del cepellón), coloca el cepellón y cúbrelo con tierra, presiona un poco el suelo y riega. El riego solo debe aplicarse hasta que la planta se estabilizó en el lugar, las primeras semanas, luego que notes su crecimiento debes dejar de regarla. A menos que en tu zona haya sequías muy prolongadas.

Consejos sobre el cuidado y el cultivo de la ruda

Añade un poco de abono a la base al plantar. Y una vez al año en otoño.

A finales del invierno, poda para eliminar los tallos secos y remodelar la planta, y dobla un poco los tallos para favorecer el desarrollo de nuevos brotes.

Se recomienda utilizar un mantillo seco o mineral desde la primavera para proteger el suelo.

La podredumbre de la raíz puede llegar a la ruda cuando hay demasiada humedad en el suelo, evita el riego en exceso y procura que le dé el sol directo.

Es una planta que se cultiva en la huerta entre las plantas aromáticas o para alejar a los pulgones, y también en los bordes o en las macetas.

Recolección, almacenamiento y uso de la ruda

Las hojas de la ruda pueden ser cosechadas y secadas y luego puestas en bolsas de tela para ser usadas más tarde, también sirven como repelente contra los insectos de la casa (polillas, hormigas…).

Debes estar atento y usar guantes cuando recojas o podes la ruda del jardín porque el follaje es fotosensibilizante, lo que significa que el látex que produce puede, en algunas personas, causar una reacción cutánea indolora en forma de manchas marrones que se oscurecen con el sol.

En la cocina, la ruda puede utilizarse para hacer vinos de aperitivo o sus hojas pueden añadirse muy escasamente a las hierbas para una tortilla, pero su uso debe ser muy limitado porque es potencialmente tóxico (abortivo) si se consume con regularidad.

Puede ser de interés leer también: Como cultivar albahaca desde semillas

En homeopatía, la ruda alivia los dolores articulares (tendinitis, lumbalgia…) se utiliza en traumatología (esguinces) y trata ciertos trastornos oftalmológicos.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 ideas sobre “Cómo cultivar Ruda (hembra y macho) de manera orgánica”

error: