Cómo sembrar y cultivar Stevia de manera orgánica

La stevia es una planta tropical muy antigua que, hay que decir, se está poniendo muy de moda en estos momentos. Es esencialmente el fuerte poder endulzante de algunas de sus especies lo que está en el origen de este renovado interés. La stevia rebaudiana la cual hablaremos en este artículo, es una planta con grandes propiedades medicinales, y lo bueno también es que sus hojas secas se utilizan como endulzante natural. Veamos cómo sembrar y cultivar stevia de manera orgánica.

cultivar stevia

Introducción

Como mencioné en el preámbulo, esta planta milagrosa crece en los trópicos, principalmente en sudamérica, por lo que en climas continentales o mediterráneos no está naturalmente adaptada, la stevia necesita de sol, calor y humedad para crecer en todo su esplendor. Sin embargo, es posible cultivarla si se considera una planta anual y se trata con todo el respeto necesario.

Suelo

La Stevia crece bien en suelos infértiles y ácidos, pero también se puede producir en suelos más neutros (con un pH entre 6.5 – 7.5). La stevia no puede crecer en suelos salinos.

Siembra desde semillas

Sembrar stevia no es necesariamente el punto de partida más fácil, especialmente debido a su muy baja tasa de germinación de semillas (alrededor del 25%), sin embargo, es el camino que elegí seguir.

Puedes recurrir a la compra de plantines o esquejes que vas a plantar (para ser honesto es una solución mucho más rentable). Las semillas son muy pequeñas y sobre todo muy ligeras lo que no facilita la siembra.

Obtener semillas no es fácil en las tiendas tradicionales (centros de jardinería, viveros, etc.), tal vez el producto es todavía demasiado «nuevo». Te aconsejo que busques en Internet algún sitio que vendan semillas cerca de tu región. O consultes en el vivero más cercano, si ellos no tiene seguramente te informarán donde puedes conseguir semillas.

Para la siembra, procede como para cualquier otra planta, llena una caja con una mezcla de tierra ligera mezclada con compost y coloca las semillas directamente en la superficie. Para mejorar el contacto con el compost, compactar ligeramente y cubrir con una capa muy fina. Ahora puedes empezar a humedecer la mezcla con un pulverizador.

Condiciones necesarias para el cultivo de Stevia

Las condiciones ideales para la germinación son las siguientes:

  • Temperatura aproximadamente 20 grados
  • Alta humedad
  • Necesita al menos 16 horas de iluminación diaria

En otras palabras, tendrás que ayudar a estas pequeñas semillas a crecer un poco, por un lado rociando regularmente las plántulas por lo menos dos veces al día, y por otro lado trayendo una fuente de luz extra ya que el sol no ilumina 16 horas seguidas, idealmente una lámpara de horticultura, pero una lámpara de escritorio ya será mejor que nada. Si todo va bien después de unos diez días deberías ver aparecer los primeros brotes.

Cultivar Stevia

Deja que estas plántulas crezcan más para que alcancen unos diez centímetros y formen una docena de hojas. Después puedes trasplantar la stevia a macetas individuales que contengan una mezcla de tierra para macetas, turba y arena.

Si te has adelantado y sembraste tu stevia en interior, para el transplante deja pasar las últimas heladas, espera a que el ambiente se caliente y saca tus plantas, puedes dejarlas en macetas o trasplantarlas en la tierra.

Cuanto más intenso sea el sol, más follaje desarrollará. Sin embargo, ten cuidado que la tierra no debe secarse bajo ninguna circunstancia, ya que esto sería la sentencia de muerte para la stevia. Puedes aplicar una capa de mantillo en los pies de la planta para mantener la humedad más tiempo.

Llegando a finales de verano o principios de otoño, con la caída de la luminosidad, las flores empezarán a formarse. Luego, cuando llegue el invierno, si la planta de stevia está en maceta llévala al interior, y si están en el suelo, protegelas con un velo de invierno.

En cualquier caso, poda bien para que estén a sólo 5 a 10 cm del suelo. Por último, no tengas miedo si se caen todas las hojas, lo importante es que las raíces se mantengan en buen estado para permitir que la planta vuelva a empezar en primavera.

Multiplicación de la Stevia

Es muy fácil multiplicar la stevia, ya sea cortando esquejes o haciendo acodos.

Para los esquejes, toma ramas jóvenes de unos 10 cm y plántalas en macetas llenas de abono. Mantenlas a la sombra y procura que el suelo siempre esté húmedo.

Para el acodo, entierra un tallo lo suficientemente largo en un cubo de tierra sin cortar de la planta y espera a que eche nuevas raíces. Luego puedes separarlos de la planta madre y pasarlos a otra maceta o al suelo directo.

Cosecha y conserva de stevia

Las hojas de la stevia se cosechan según se necesite una vez que han alcanzado su tamaño adulto. Esto es posible cuando se cultiva en macetas en el interior o en su entorno natural.

Si cultivas tu stevia como anual, es preferible una sola cosecha a finales del verano.

Luego seca tu cosecha de stevia al sol. Cuando estén secas muele la stevia hasta que quede en polvo.

También puede ser de interés leer: Purin liquido, biopreparados para el cuidado de las plantas, como hacerlos y aplicarlos.

Mantenlas alejadas de la humedad durante todo el tiempo que sea necesario. Es aconsejable guardarla en bollones de vidrio con tapa.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *