Cómo cultivar Tomates en maceta y tener éxito

Si siempre has querido cultivar tomates pero no tienes el espacio o el tiempo para crear un jardín entero, tienes que probar a cultivar tomates en macetas de 20 litros. En este articulo te damos varios consejos para cultivar tomates en maceta y tener éxito en la cosecha.

cultivar tomates en maceta

Ventajas de cultivar tomates en macetas

No sólo puedes cultivar casi cualquier variedad que te guste, sino que es increíblemente sencillo y fácil de hacer. Y lo que es mejor, se puede hacer casi en cualquier sitio. En un pequeño terreno de la ciudad, en un patio soleado, en un jardín en la azotea… ¡o en un gran patio trasero!

Las ventajas no se acaban ahí. Cultivar tomates en cubos también ayuda a mantener a raya las plagas y las enfermedades. De hecho, como se utiliza tierra fresca cada año, se reducen en gran medida las posibilidades de que aparezcan dos enfermedades que afectan mucho a los tomates: la podredumbre negra y el tizón del tomate.

Y por último, y quizás lo mejor de todo, cultivar en macetas de 20 litros elimina una de las tareas más temidas de todas: ¡el deshierbe!

Cultivar tomates en macetas de 20 litros

En realidad, hemos estado probando el cultivo de tomates en grandes contenedores durante años en la granja. Pero no fue hasta la creación de nuestras macetas de 20 litros de la primavera pasada que hemos ampliado nuestros esfuerzos de cultivo para incluir todos los tipos de tomates reliquia.

Una cosa es segura, ¡estamos realmente sorprendidos por los resultados! En el pasado, el único problema con cultivar tomates en macetas es que normalmente sólo se pueden cultivar variedades más pequeñas, como los tomates tipo cereza y ciruela.

Pero utilizando macetas de 20 litros, y suministrando agua regular y un poco de fertilizante orgánico cada pocas semanas, descubrimos que podíamos cultivar casi cualquier variedad de tomates.

De hecho, todas las variedades de tomate (13 en total) que probamos produjeron una cosecha viable.

Por qué el cultivo en macetas de 20 litros funciona

cultivar tomates en macetas de 20 litros

Resulta que las macetas de 20 litros son realmente el recipiente perfecto para cultivar tomates. La mayoría de las macetas y contenedores simplemente no permiten suficiente espacio de cultivo para los tomates.

Desgraciadamente, con la mayoría de los contenedores, los únicos tomates que crecerán y rendirán bien eran las variedades más pequeñas de estilo cherry. Pero al cultivar en macetas de 20 litros, se puede cultivar casi cualquier tamaño o variedad que desees.

Pero las macetas de 20 litros, con más de 35 cm de profundidad y más de 25 cm de circunferencia, proporcionan mucho espacio para un fuerte crecimiento de las raíces. Y cuando se trata de cultivar variedades más grandes de tomates (o cualquier verdura), el éxito radica en el desarrollo de raíces sanas y fuertes.

El secreto para cultivar tomates en macetas

sembrar tomates en maceta

En nuestras pruebas, hemos comprobado que hay algunos «secretos del éxito» para cultivar tomates en macetas.

Puedes sembrar tus tomates en primavera directamente en la maceta, para ello pon un par de semillas por maceta para asegurar el éxito, si crecen las dos, quita aquella planta que parezca menos fuerte y deja la más sana y grande.

Si ya dispones de plantines de tomates, quítalos con cuidado de su contenedor y haz un hoyo en la maceta de 20 litros, coloca la planta y cubre sus raíces con tierra, finalmente riega con bastante agua. Recuerda realizar el trasplante en primavera y en horas donde el sol no sea muy fuerte.

Procura mantener siempre húmeda la tierra hasta que las plantas comiencen a crecer, luego reduce el riego, riega solo cuando veas que la tierra está seca, para saberlo introduce un dedo, si en los primeros centímetros se siente húmeda no hace falta regar, de lo contrario riega hasta que el agua comience a salir por los agujeros de la maceta.

Una vez que las plantas alcanzan más de 10 cm de altura puedes colocar la maceta a pleno sol, recuerda que los tomates necesitan mucho de él para crecer bien y dar buenos frutos.

Tierra para cultivar tomates en maceta

tierra para tomates en maceta

Hay que comenzar con una mezcla de tierra para macetas de alta calidad llena de nutrientes. Nosotros creamos nuestra propia tierra para macetas a partir de una mezcla de tierra, compost, humus de lombriz, perlita y posos de café. (Ver: La mezcla de tierra para macetas casera perfecta)

Usar una mezcla de tierra de alta calidad es una parte importante del éxito cuando se cultiva en cualquier contenedor. La tierra para macetas debe estar llena de nutrientes y lo suficientemente suelta como para permitir un buen drenaje y absorción de las raíces.

Esta mezcla rica y con buen drenaje permite que las raíces de las tomateras absorban los nutrientes con facilidad. Además, la tierra ligera y suelta permite que las raíces crezcan con poco esfuerzo. Y lo que es más importante, les permite absorber rápidamente los nutrientes añadidos en forma de fertilizantes orgánicos.

Fertilización

La fertilización es imprescindible cuando se cultiva en macetas. Al igual que en un jardín tradicional, los tomates acabarán absorbiendo la mayor parte de los nutrientes incluso de los suelos más ricos.

Los tomates se alimentan mucho del suelo. Pero una dosis ligera y constante de nutrientes añadidos puede llenar ese vacío a medida que se agotan. Demasiado fertilizante puede hacer crecer las plantas con toneladas de follaje y crecimiento, pero con pocos o ningún tomate.

Nosotros fertilizamos con una dosis de té de compost cada pocas semanas, y utilizamos un cuarto de taza de humus de lombriz añadido a la parte superior de los cubos cada mes durante los primeros 3 meses. Si nunca has probado las lombrices como fertilizante orgánico, ¡te sorprenderá su poder!

Los excrementos de lombriz son un increíble fertilizante orgánico multiuso. No sólo los utilizamos en nuestra tierra para macetas, sino en todas nuestras jardineras y cestas colgantes para ayudar a potenciar las plantas durante todo el año.

Riego

Además de una buena tierra y un buen abono, hay que proporcionar un buen riego constante. Los tomates cultivados en macetas necesitan un riego frecuente para mantener las plantas hidratadas.

La buena noticia es que sólo se necesitan unos minutos al día. Y, sin tener que desherbar, ¡es una buena compensación! Es bueno mencionar aquí que perforamos agujeros en el fondo de todas nuestras macetas de 20 litros para ayudar a eliminar el exceso de humedad.

Apoyo a las plantas de tomates

tutor tomates en maceta

El último secreto es proporcionar un buen apoyo a las tomateras. Al igual que en un jardín tradicional, es importante enjaular los tomates. Sin ellos, es fácil que se caigan y se rompan, sobre todo cuando están cargados de fruta.

Apoyar las tomateras es la clave del éxito. Con nuestras jardineras de cubo, basta con colocar una valla metálica en el interior para sujetar las plantas a medida que crecen. Si crecen en el suelo, se pueden poner estacas en el cubo, o fijarlas en el exterior.

Aquí es donde las jardineras de cubo realmente funcionaron como un encanto. Con su marco de madera, es fácil colocar estacas o vallas metálicas para proporcionar un soporte rápido y sencillo. Si las cultivas al aire libre, también puedes fijar una estaca en el borde de los cubos para tener un lugar donde atar las ramas.

También puede ser de interés leer: Cómo curar y evitar manchas negras en los tomates y pimientos.

Y eso es todo, ¡así de fácil es cultivar tomates, vivas donde vivas! Haz que éste sea el año en que pruebes a cultivar algunos de tus tomates favoritos en cubos de 5 galones. Feliz jardinería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *