Cómo cultivar un árbol de Tilo de manera orgánica

El tilo (tilia) es un árbol grande que alcanza los 15 metros de altura, es manejable en el paisaje. Su forma tiende a ser piramidal u ovalada y tiene un aspecto naturalmente cuidado. Es un árbol robusto y resistente que tolera la contaminación atmosférica, los suelos pobres y otros factores habituales en los entornos urbanos. En este artículo te enseñamos a plantar y cultivar tilo de manera orgánica.

cultivar tilo

Cuándo y dónde cultivar tilo

Compra los árboles en su vivero local y plántalos desde la primavera hasta principios del otoño en un lugar con sol total o parcial.

Los tilos crecen mejor en suelos bien drenados, húmedos y fértiles, pero son muy adaptables a condiciones menos favorables. Separa los árboles entre 6 y 9 metros uno de otro en caso de plantar mas de un árbol.

Cómo cultivar tilo de manera correcta

Los tilos son una excelente opción para un árbol ornamental de bajo mantenimiento porque crecen lentamente con una forma piramidal uniforme, se adaptan fácilmente a cualquier tipo de suelo y tienen pocos problemas de plagas y enfermedades.

Los árboles presentan vistosas flores blancas a amarillas en primavera y vistosos frutos en verano. Veamos cómo cultivar tilo paso a paso.

Preparar la zona de cultivo

Excava la tierra en la zona de plantación a una profundidad aproximadamente igual al doble de la altura de la maceta y al doble de la extensión de la copa del tilo, utilizando una pala o un motocultor.

Si bien puedes cavar un agujero sin aflojar la tierra de los alrededores, esto facilita que las raíces se extiendan y que el árbol se establezca en el nuevo emplazamiento.

Selecciona un lugar de plantación que reciba de pleno sol a sombra parcial; los árboles pueden tolerar suelos arcillosos, margosos o arenosos, pero se desarrollan mejor en suelos bien drenados.

Esparce unos centímetros de material orgánico de humus sobre la zona de plantación e incorpora enmiendas con el suelo nativo para mejorar el drenaje si es necesario.

Analiza una muestra de suelo del lugar de plantación, utilizando un kit de análisis de suelo casero para determinar el nivel de pH del suelo. Los tilos se desarrollan mejor en suelos neutros o ligeramente alcalinos con un pH entre 7,0 y 8,0 aproximadamente.

Los tilos pueden tolerar un suelo ligeramente ácido, pero si el pH es de moderado a ligeramente ácido, cayendo por debajo de un nivel de pH de 6,0, debes esparcir cal agrícola sobre la zona de plantación para ayudar a neutralizar el suelo.

Incorpora un fertilizante granular de liberación lenta en el lecho de tierra para aportar nutrientes al árbol durante un periodo prolongado. Puedes utilizar cualquier fertilizante genérico y completo, como el 10-10-10, que aporta nitrógeno, fósforo y potasio.

Plantar en suelo

Saca el árbol del contenedor del vivero, afloja las raíces a lo largo de los lados del cepellón y coloca el árbol en el hoyo de plantación. Si el árbol está en un contenedor de plástico, puedes abrir los lados del contenedor para facilitar la extracción del árbol sin perturbar las raíces.

Llena el hoyo con la tierra del lugar enmendada de modo que la tierra circundante quede a la altura de la parte superior del cepellón. Presiona la tierra suavemente con las manos para eliminar las bolsas de aire y añade más tierra para conseguir el nivel adecuado.

Regar

Riega profundamente toda la zona radicular para asegurarte de que el cepellón y la tierra circundante estén uniformemente húmedos, pero no mojados.

Los tilos necesitan una humedad moderada, pero no les gustan los pies mojados, por lo que una regla útil es dejar que se sequen los 5 o 6 centímetros superiores de la tierra antes de volver a regar.

Los árboles recién plantados necesitan un riego más frecuente, pero se puede reducir el riego a medida que el árbol se establece en el suelo. Riega bien los árboles jóvenes. Los árboles más viejos toleran la sequía.

Aplicar mantillo

Aplica una capa de mantillo de unos 20 cm de espesor en un círculo alrededor del árbol, comenzando a unos 5 cm del tronco del árbol y extendiéndose hasta la línea de goteo, que es el área en el suelo inmediatamente debajo de las hojas más externas.

Si prefieres no utilizar fertilizantes químicos, puedes utilizar una mezcla de estiércol envejecido y abono orgánico como mantillo que cumple las funciones básicas de retención de la humedad y supresión de las malas hierbas, pero que también proporciona un suministro de nutrientes a medida que el agua fluye a través del mantillo y hacia las raíces.

Cuidados básicos para un árbol de tilo

Los tilos sólo necesitan una poda para eliminar las ramas muertas, enfermas y rotas en primavera. Se pueden podar en forma de seto informal, esquilando las ramas en primavera y a principios de verano para mantener el tamaño del árbol manejable.

También pude ser de interés leer: Consejos para cultivar Áloe Vera en el exterior y en macetas.

En los árboles jóvenes aplica pulverizaciones orgánicas para controlar los escarabajos japoneses. Pulveriza para controlar los pulgones, cuya alimentación provoca la enfermedad del moho.

En los árboles más viejos, los daños no suponen una amenaza para la vida y no es necesario realizar controles.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *