Cómo cultivar un Limonero en maceta y sus cuidados

¿Quieres cultivar limones, pero la falta de espacio te lo impide? Si esta es tu situación, cultivar limoneros en maceta es una idea inteligente. Plántalo en un patio, una terraza o incluso en el interior, y te sentirás agraciado por sus flores perfumadas y sus suaves cítricos amarillos. Veamos cómo cultivar un limonero en maceta fácilmente.

cultivar limonero en maceta

Variedades de limoneros para cultivar en macetas

Cultivar un limonero a partir de semillas es una mala idea porque puede tardar hasta 4-5 años en producir frutos. En su lugar, pregunta a los viveros locales por las variedades enanas que pueden ir bien en contenedores.

Las variedades más adecuadas para contenedores son el Meyer mejorado, el Limón de Lisboa y el Eureka enano.

Sin embargo, un limonero no crece demasiado, lo que significa que puedes cultivar casi cualquier variedad en la maceta.

Compra una planta de limón sana que tenga al menos 2 ó 3 años para no tener que esperar a que empiece a florecer y a dar frutos.

Requisitos para cultivar un limonero en maceta

plantar limonero en maceta

Tipo de maceta

Elige una maceta que sea un 25% más grande que el cepellón de la planta o que su capacidad sea mayor a 20 litros.

Una maceta de arcilla es ideal porque, a diferencia del plástico, es porosa y evapora el agua por los lados. Esto ayuda a que el limonero crezca bien, ya que no le gusta estar encharcado.

Ubicación

Todas las plantas de la familia de los cítricos adoran el pleno sol, unas 7 u 8 horas de luz solar son esenciales. Si cultivas un limonero en interior, coloca la maceta cerca de una ventana con abundante luz solar. También puedes sustituir la falta de luz directa por luces de cultivo artificiales.

Si cultivas un limonero en un balcón o en cualquier otro espacio pequeño, ten cuidado con sus espinas y mantén la planta en un rincón.

Suelo

La calidad y el tipo de tierra de la maceta también es un factor esencial. Para cultivar plantas de alto rendimiento, utiliza una mezcla para macetas que drene bien, con mucha materia orgánica y estiércol envejecido.

El limón se desarrolla mejor en un suelo que drene bien. El nivel de pH de la tierra debe estar entre 5,5 y 7, ya que esta planta prefiere la tierra ligeramente ácida a la neutra. También puedes utilizar partes iguales de tierra de jardín, arena de río y compost.

Riego

El limonero requiere un riego constante para producir frutos sanos. Darle demasiada o muy poca agua puede provocar la caída de las flores y los frutos, y a veces la planta también puede morir.

Comprueba que la capa superior de 5 centímetros de tierra está seca antes de regar. En los días de viento y calor, requiere un riego más frecuente y un suelo ligeramente húmedo.

Humedad

Si cultivas un limonero en interior, necesita un determinado nivel de humedad para prosperar: Lo ideal es un 50%. Puedes mantener la humedad colocándolo en una bandeja con agua al lado de la planta o utilizando un humidificador.

Para mantener por más tiempo la humedad del suelo, es bueno colocar una capa de mantillo orgánico sobre  él para cubrirlo por completo, como restos de poda,  césped cortado, hojas caídas, etc. Ver: Consejos para hacer y aplicar Mantillo orgánico

Plantar un limonero en maceta

plantar limonero en maceta

El tamaño de la maceta debe estar en consonancia con el tamaño del árbol. Evita las macetas demasiado grandes o pequeñas; ten en cuenta que debes utilizar un recipiente de un tamaño superior al de su maceta anterior.

El mejor momento para trasplantar un limonero es la primavera. Lo normal es hacerlo cada 3 ó 4 años.

La noche antes de trasplantar el limonero, deberás regar la tierra durante un buen rato hasta que la tierra quede bien mojada.

Para quitar el  árbol deberás inclinar la maceta hacia abajo y hacia los lados. A continuación, otra agarrar el árbol por el tronco y empuja lentamente hacia delante y hacia atrás y en un movimiento hacia fuera. Continúa haciendo esto hasta que el árbol y su cepellón estén fuera.

A continuación, añade la mezcla para macetas en la nueva maceta. Deja espacio suficiente para poder trasplantar el árbol en ella y rellenarla con más tierra. Deja el doble del tamaño del cepellón vacío en la nueva maceta. 

Finalmente, puedes rellenarla con la tierra de la maceta antigua o con tierra fresca para macetas. Riega bien y deja reposar el limonero durante un par de días a la sombra para que se recupere más fácilmente del trasplante.

Cuidados del limonero en maceta

cuidados del limonero en maceta

Temperatura

Las temperaturas inferiores a los -1 C ponen en peligro la vida del limonero, excepto la variedad de limón ‘Meyer’, que tolera algo de frío hasta los -4 C.

La temperatura óptima es de 10 a 28 °C. Para pasar el invierno, mantén la planta en maceta en el interior o en un invernadero cuando la temperatura descienda por debajo de los 2°C.

Poda del limonero

Pellizcar fomenta un crecimiento más tupido: pellizca la punta de crecimiento cuando una rama tenga unos 5-6 centímetros de longitud.

La poda de un limonero se realiza mejor cuando comienza el nuevo crecimiento en primavera. También se puede hacer en otoño o a finales de invierno en las regiones sin heladas.

Ten cuidado antes de podarlo, sólo poda las ramas enfermas o muertas o las que reducen el flujo de aire.

El limonero almacena el exceso de alimento en sus hojas, y una poda excesiva puede dar lugar a frutos de menor calidad. Además, busca los chupones y pódalos inmediatamente si los encuentras.

Abono para limonero en maceta

Todas las plantas de la familia de los cítricos se alimentan mucho. El limón necesita abono para producir frutos jugosos, un follaje exuberante y una floración fragante.

Utiliza fertilizantes para cítricos especiales para cada planta de la especie de los cítricos; si no está disponible, utiliza un fertilizante de liberación lenta con NPK 12-6-6 o 20-20-20.

Busca un fertilizante que contenga micronutrientes, especialmente hierro, manganeso y zinc. Si no utilizas un fertilizante de liberación lenta, da un empujón a tu limonero aplicando un fertilizante soluble en agua una vez al mes durante la temporada de crecimiento.

De vez en cuando, añade abono o estiércol bien descompuesto a la planta. Ver: abonos líquidos

Consejo: Puede parecer absurdo, pero puedes verter una o dos tazas de yogur natural (sin colorantes ni sabores añadidos) una vez cada 4-6 semanas alrededor de la base de un limonero para observar un crecimiento más fuerte.

Plagas y enfermedades

Plagas como las cochinillas, los ácaros y los pulgones son atraídos ocasionalmente hacia los limoneros. Vigílalos. Si ves la infestación, aplica jabón insecticida, aceite de neem, o insecticidas orgánicos. Ver: Cómo hacer y aplicar Insecticidas caseros y orgánicos

Cosechar limones

cosechar limones en maceta

El momento de la recolección depende del tipo de variedad de limón que cultives y de las condiciones climáticas.

Los frutos dejan de madurar una vez que se desprenden del árbol. Para determinar si la fruta está madura, observa si es pesada, blanda y amarilla.

Consejos adicionales para el cultivo de limoneros en maceta

Mantén tu limonero en un lugar poco ventoso, ya que no le gustan los vientos fuertes ni las corrientes de aire. Sin embargo, deberás proporcionarle una buena circulación de aire.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar un Naranjo en maceta y sus cuidados.

Si lo trasladas al interior para el invierno o al exterior para el verano, aclimátalo poco a poco para evitar el choque.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *