Cómo cultivar una Higuera en maceta

La higuera (Ficus carica) tiene un aspecto estupendo con su brillante follaje cuando no está fructificando y, cuando lo hace, puedes disfrutar de una sabrosa cosecha. ¿Quieres tener un suministro fresco de higos en un espacio compacto?, aquí tienes todo sobre cómo cultivar higuera en maceta y sus cuidados.

cultivar higo en maceta

Propagación de la higuera

La mejor manera de propagar una higuera para cultivarla en maceta es mediante esquejes (tallos). En otoño o invierno, toma esquejes de 15 cm de longitud de un árbol sano y plántalos en un recipiente con una mezcla de calidad para macetas.

Debes mantenerlos a la sombra y en un lugar cálido hasta que crezcan hojas nuevas, y regar seguido para mantener el suelo húmedo. Al cabo de unas semanas, cuando veas crecimiento de hojas nuevas, puedes trasplantarlos a una maceta más grande.

En esta lectura nos centraremos en cómo cultivar una higuera en maceta. Pero si deseas aprender más sobre la propagación por esquejes, lee el siguiente artículo: Cómo cultivar una Higuera a partir de esquejes (tallos).

Si no quieres esperar, también tienes la opción de conseguir una planta bien crecida en un vivero o en un centro de jardinería.

Maceta ideal para cultivar una higuera

cultivar higuera en maceta

A la hora de cultivar higuera en maceta, hay que elegir una de gran tamaño, no es aconsejable comenzar con una pequeña para luego trasplantarla al año siguiente, la higuera, una vez que ha desarrollado un buen sistema radicular no tolera bien los trasplantes.

Por eso, lo aconsejable es escoger una maceta de entre 30 y 40 cm de ancho y lo mismo de profundidad, de cualquier material, como arcilla, cerámica o incluso madera.

Asegúrate de que el recipiente tenga suficientes agujeros de drenaje para que el exceso de agua salga.

En caso de no tener una del tamaño recomendado, puedes cultivar tu higuera en una maceta más pequeña, pero considera realizar el trasplante antes de que sea bastante grande, recuerda que la época para hacerlo es en otoño o invierno.

Consejo: Considera la posibilidad de plantar la higuera en una maceta con ruedas para facilitar su movilidad. Puedes utilizar un soporte para plantas con ruedas que puedes comprar en cualquier ferretería, centro de jardinería o incluso en un vivero.

Cultivar higuera en maceta

cultivar higuera en maceta

Cuándo trasplantar

Independientemente de que si la has cultivado desde esqueje o la has comprado, la época ideal para trasplantar una higuera es a partir del otoño hasta finales del invierno.

Lo ideal es hacerlo en un lugar donde las temperaturas no sean muy bajas, un promedio de 10 C está bien. Luego, al llegar la primavera puedes moverla al exterior para que siga su crecimiento normal.

Ubicación

Para asegurarte de que tu higuera esté sana, busca el equilibrio adecuado entre sombra y luz. Evita exponerla a la luz solar intensa y asegúrate de que recibe el sol matutino adecuado. Para que la fructificación sea abundante, el árbol debe recibir al menos entre 4 y 6 horas de luz al día.

Intenta que esté protegido de los fuertes vientos, ya que sus frágiles ramas suelen romperse fácilmente.

Suelo

La higuera no es exigente en cuanto al medio de cultivo y puede ir bien en el suelo normal del jardín.

Sin embargo, le va mejor un suelo de drenaje rápido y bien aireado. Un medio de cultivo arcilloso-arenoso con un pH de 6,0 a 8,0 hará maravillas con este árbol.

Abono

Para el cultivar higuera en maceta, utiliza un abono con alto contenido en nitrógeno, cada 4-5 semanas, en primavera y a principios de verano.

También puedes poner compost y mantillo sobre el suelo cada tanto, ya que ayudará al árbol a retener mejor la humedad, o utilizar cáscaras de plátano y té de abono líquido.

Importante: abstente de alimentar a la higuera durante el invierno, comienza a hacerlo en primavera y durante el verano.

Riego

Al árbol le gusta el suelo húmedo. Durante la fructificación, asegúrate de que la tierra no se seque demasiado. Riega cuando la capa superior esté un poco seca.

Una vez que comience la fructificación, asegúrate de que haya suficiente agua para que los frutos sean jugosos.

Cuando la higuera deja de dar frutos, disminuye el riego a una vez cada 10 días más o menos, luego, cuando comience la primavera auméntalo gradualmente, según el calor que haya durante el día.

Poda

A diferencia de la mayoría de los árboles frutales, las higueras no requieren una poda regular. Poda la planta para mantener su forma y tamaño. Además, recorta las hojas y los tallos dañados de vez en cuando.

Temperatura

La temperatura ideal para el cultivo de higueras es de 15 a 24 C (60 a 75 F). Asegúrate de que la planta no esté expuesta a temperaturas inferiores a 0 C (32 F) durante mucho tiempo. Por otro lado, en verano puede sobrevivir fácilmente a temperaturas de hasta 38 C (100 F).

Cuidados de la higuera en maceta

cultivar higuera en maceta

Cuidados de invierno

Si vives en un clima muy frío, con temperaturas prolongadas bajo cero, debes proteger a la higuera durante el invierno, lo mejor sería trasladarla al interior después de las primeras heladas del otoño. Elige un lugar como el interior del garaje, el sótano o el cobertizo, o donde no haya calefacción.

Un lugar con una ventana que reciba bastante sol será un lugar adecuado. Asegúrate de que la planta no esté expuesta a corrientes de aire frío.

Una vez que haya pasado el peligro de las heladas, puedes trasladar la maceta al exterior durante el resto de la temporada de crecimiento.

Evita regar en exceso tu higuera en estado de reposo para prevenir que se pudra y otros problemas. Como mencionamos más arriba, lo ideal es regar a la higuera durante en el invierno cada 10 días más o menos.

Plagas y enfermedades

Ten cuidado con los ácaros y la mosca blanca. La mejor manera de deshacerse de ellos es utilizando un fuerte chorro de agua y una solución de aceite de Neem. O una solución de agua y un poco de detergente para platos, moja la parte infestada diariamente hasta que desparezcan.

Evita el riego por encima de la cabeza para eliminar las posibilidades de que aparezcan manchas marrones en las hojas. Riega siempre la planta por la base.

Cosecha de higos

cultivar higos en maceta

Si vives en un clima cálido, el árbol puede fructificar dos veces: una a finales de la primavera o a principios del verano hasta el otoño.

Sin embargo, la fructificación también depende mucho de la variedad que hayas cultivado. Los frutos maduros son ligeramente blandos al tacto y tienen la piel partida.

Algunos datos interesantes sobre la higuera

  • Las higueras no producen flores. Hay pequeñas flores que se desarrollan dentro de los frutos de la higuera.
  • Los higos son frutos muy ricos en calcio y fibra dietética. También se les conoce como el alimento de los dioses.
  • Los higos pueden ser una excelente adición a los productos horneados, ya que retienen bien la humedad.
  • El puré de higos puede utilizarse como sustituto del aceite y la mantequilla en las recetas de repostería.
  • Es un hecho conocido que los higos secos tienen un buen sabor pero, ¡los higos frescos saben aún mejor!

Artículos relacionados con Higuera:

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.