Cómo cultivar y sembrar Romero de manera orgánica

Existen más de 150 variedades de romero. Generalmente tienen flores azules, pero algunas tienen flores moradas, rosadas o blancas. Las variedades difieren en el tamaño de las plantas, que pueden ser pequeñas y compactas, así como más altas y delgadas. El romero tiene muchas propiedades medicinales además de muchos beneficios para la huerta si lo sembramos en ella. Aprende en este artículo a cultivar y sembrar romero de manera orgánica y natural. Veremos los cuidados que el romero requiere y verás que plantar romero es muy fácil.

Resumen

  • Nombre: Rosmarinus officinalis
  • Familia: Lamiaceae
  • Tipo de planta: Arbusto, planta de condimento
  • Altura: 1 a 1,5 m
  • Exposición: Soleado
  • Suelo: Ordinario pero no demasiado pesado
  • Follaje: Siempre verde
  • Cosecha: Todo el año

El cuidado y la poda del romero son pequeños gestos que contribuirán al buen crecimiento de la planta.

Propiedades y usos del romero

Las ramitas de romero se utilizan para aromatizar cazuelas, sopas, guisos, etc. Se utiliza a menudo en la composición de ramos adornados. Las flores también son comestibles y se utilizan frescas para mejorar las recetas culinarias.

Las propiedades del romero son varias:

  • antirreumático
  • antiséptico
  • antiespasmódico
  • bactericida
  • desinfectante
  • diurético
  • digestivo
  • tónico y estimulante.

Cómo cultivar romero

El romero debe plantarse en primavera u otoño y preferiblemente en un suelo ligero y bien drenado. El romero es una planta mediterránea que se adapta a la mayoría de las regiones (excepto a las altas montañas) y le teme mucho más al exceso de humedad o a la falta de sol que al frío. Para plantar romero con éxito sigue estos simples pasos:

  • Al romero le gusta el sol, incluso en situaciones de verano caluroso.
  • Prefiere una situación protegida de los fuertes vientos, especialmente cerca del mar.
  • El romero teme a la humedad del suelo y no es resistente al agua estancada.
  • Le gusta el suelo bien drenado, incluso el pobre o el calcáreo.

Plantar romero en macetas

Cultivar romero en macetas es muy posible e incluso ideal cuando se tiene una terraza o balcón. Utiliza un recipiente de al menos 20 cm de altura para que sea cómodo. Lo ideal es cultivar el romero en primavera.

  • Planta el romero en una maceta con un agujero en el fondo.
  • Proporciona tierra especial para macetas de plantas vegetales o aromáticas.
  • Riega sólo cuando el suelo la tierra esté seca en la superficie pero no excesivamente.

Períodos de cultivo

El romero es un pequeño arbusto perenne que puede alcanzar de 1m50 a 2m. Se mantiene en su lugar durante varios años y no pierde sus hojas. Florece en invierno y algunas variedades también florecen en otoño.

El romero se planta en primavera u otoño. Puede resistir el calor pero también el frío hasta -10, incluso -20°C. Por otro lado, no crece bien en suelos demasiado húmedos y que retienen agua.

Ubicación de la planta de romero

En estado silvestre, el romero crece en suelos secos, pobres y calcáreos. En el jardín se puede cultivar con muchos tipos de suelo, pero se debe plantar a plena luz del sol.

Por otro lado, el romero no soporta sitios mal drenados, donde el agua se estanca. Puede marchitarse y no resistirá el frío también. Debe colocarse en uno de los lugares más secos del jardín, aunque el suelo sea pobre y pedregoso.

Se puede cultivar con tomillo, un aromático que tiene las mismas exigencias y son compatibles entre si.

Cómo hacer esquejes de romero

Los esquejes son la manera más fácil de multiplicar un romero. Los tallos deben ser retirados al final del verano y replantados en tierra para macetas. Elige ramas de la parte de abajo, estas son las más nuevas, entonces has un corte transversal en la base de mismo y ponlo en la tierra, en este caso procura que el suelo esté siempre húmedo para favorecer la aparición de raíces.

Déjalo a la sombra hasta que veas nuevas hojas o ramas, y cuando esto suceda reduce la frecuencia de riego. Lo ideal es hacer los esquejes en luna menguante, de esta manera ayuda mucho a la formación de raíces.

En la primavera siguiente, las plantas pequeñas y desarrolladas ya pueden ser trasplantadas al jardín.

También puedes multiplicar tu romero por capas. Para ello, una parte de los tallos verdes debe ser enterrada, sin cortarla. Con el tiempo se formarán nuevas raíces, y unos meses más tarde esta nueva planta se separará de la cepa principal.

Sembrar romero por semillas

También se puede sembrar romero si dispones de semillas. Este método es largo pero da buenos resultados.

Las semillas deben sembrarse en primavera, en una mezcla de arena y tierra.

Las semillas de romero son muy pequeñas y hay que tratar de distribuirlas separándolas uno o dos centímetros. Cúbrelas con una fina capa de tierra y luego riega con pulverizador para no compactar el suelo.

Una vez que las plántulas han aparecido es necesario podar para dejar unos pocos centímetros entre cada planta para un buen desarrollo. En otoño o primavera las plantas de romero se pueden trasplantar a su lugar en el jardín.

Mantenimiento del romero

El romero requiere poco mantenimiento. Una vez que se adaptó bien al lugar y comienza a crecer no lo riegues ni lo fertilices. De lo contrario, puede perder el sabor o desarrollarse mal. En caso de una sequía muy prolongada riega por la tarde, cuando el sol ya no le da directo.

Cosecha y conversación

Los tallos de romero se cosechan durante todo el año. Simplemente corta las ramas que se adapten a tus necesidades.

También puedes secarlo antes de usarlo. A diferencia de otros aromáticos, el proceso de secado acentúa su fragancia. Para esto deja las ramas colgadas en un lugar seco y a la sombra. Luego que estén bien secas puedes guardarla en frascos de vidrio tapados, se conservan por mucho tiempo de esta manera.

Enfermedades y plagas del romero

En algunas zonas, el romero puede ser objeto de ataques de insectos. Pero rara vez son fatales para las plantas.

También puede ser de interés leer: Cultivo de lavanda, cuando y cómo plantarla de manera orgánica.

– El saltamontes es un pequeño insecto que chupa la savia de las plantas y puede hacer que mueran. Se reconoce por las pequeñas manchas decoloradas que deja en las hojas.

– El escarabajo del romero es otro pequeño insecto que, al igual que sus larvas, se alimenta de hojas de romero.

Para evitar esto puedes rociar una vez al mes con purín de ortiga.

El romero es una planta muy resistente, así que no debes preocuparte demasiado de plagas o enfermedades.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *