Cómo curar y aliviar la Gripe con remedios caseros

Resfriado, bronquitis, rinitis, gastroenteritis, sin olvidar por supuesto la temida gripe. Las enfermedades durante el invierno son numerosas. Antes de sacar la artillería pesada (pastillas) para luchar contra estos microbios, aquí te enseñamos las plantas con virtudes medicinales que pueden tratarte suavemente para calmar los efectos indeseables de los virus que causan el resfriado y la gripe. Los resfriados y los estados gripales son comunes en invierno. Sin embargo, pueden ser evitados y aliviados si ya han sido contraídos, gracias a remedios simples y naturales. En este artículo te enseñamos cómo aliviar la gripe y curar los trastornos respiratorios. Como aliviar la tos, como fortalecer el sistema inmunológico y remedios naturales para curar la gripe y sus síntomas.

La salvia, la manzanilla, el tomillo, la equinácea, y el saúco se cultivan principalmente en jardines y huertos, pero también se pueden cultivar en macetas en los balcones. ¿Cuáles son las virtudes naturales de estas plantas para luchar contra los males del invierno?

La salvia: una planta aromática antiinflamatoria

Salvia officinalis

Famosa desde la antigüedad, la salvia es la planta medicinal por excelencia. Como prueba, su nombre científico «salvia» se deriva del latín «salvare» que significa «salvar», en el sentido de «curar». Con su bonito follaje verde o púrpura y sus flores púrpuras en primavera, la salvia officinalis es la más famosa de las 700 variedades, resiste muy bien a ser plantada en un balcón durante las cuatro estaciones. Particularmente perenne, tiene muchas virtudes…

Durante el invierno, sus propiedades antiinflamatorias y bactericidas combatirán los dolores de garganta y desinfectarán la boca. Puedes hacer una infusión con agua caliente y unas pocas hojas secas (1 a 3 g para 150 ml de agua) durante 10 minutos y beber este preparado 3 veces al día. La salvia también puede ser usada como gárgaras.

Especialmente en caso de rinitis, se recomienda inhalarla. Pon unas pocas hojas secas en agua hirviendo y viértela en un tazón. Pon una toalla en tu cabeza para cubrir perfectamente el tazón y respira el vapor durante 5 a 10 minutos.

La salvia es muy buena, sin embargo, ten cuidado de no hacer una cura prolongada con ella y de evitarla formalmente en caso de embarazo.

Manzanilla: poderosas virtudes contra la gastroenteritis

También descubierta en la antigüedad, la manzanilla es reconocida por sus múltiples propiedades y se utiliza en la farmacopea de muchos países. Es un remedio natural que es particularmente eficaz contra muchas dolencias. La manzanilla, antiespasmódica, tiene fama de aliviar los trastornos digestivos y la gastroenteritis que son comunes en invierno.

El remedio: infundir una cucharada de flores secas en 150 ml de agua hirviendo, para beberla 3 veces al día después de la comida. Infusión o gárgaras, ¡todos los medios son buenos!

Sus virtudes calmantes también la convertirán en una aliada de elección en la lucha contra los síntomas de la gripe, como el dolor de garganta. En el caso de la inflamación de las vías respiratorias, el uso medicinal de las inhalaciones de manzanilla. 3g de flores secas por 150 ml de agua hirviendo, pon una toalla en tu cabeza para cubrir perfectamente el tazón y respira el vapor durante 5 a 10 minutos.

Antibacteriana, la manzanilla puede utilizarse en infusión una vez al día como tratamiento preventivo antes de un período de frío extremo. Como dice el refrán: «Más vale prevenir que curar». Fácil de cultivar y estética, realmente tiene su lugar en un balcón o en un jardín.

El tomillo: un efectivo supresor de la tos

Con su nombre cantado y su olor característico, el tomillo es una de las plantas aromáticas más difundidas y apreciadas en la cocina. Un ingrediente estrella para condimentar el pescado y la carne, también es muy útil como remedio natural contra las infecciones invernales. Con él, la bronquitis, los resfriados o la gripe serán un mal recuerdo.

Cuando se inhala con 2 cucharadas en un tazón de agua hirviendo, será efectivo para descongestionar el pecho y evacuar las toxinas.
Para aliviar la tos causada por la bronquitis, se recomienda beber 3 veces al día una infusión de hierbas en la que se han infundido 2g de hojas secas en agua hirviendo durante 5 minutos. Fuente de vitamina C, el tomillo fresco es un agente protector que contribuye a la salud de los huesos. Particularmente perenne, esta planta puede crecer en el jardín o en un balcón durante todo el año.

Equinácea: un fortalecimiento del sistema inmunológico

Originaria de América del Norte, esta resistente y colorida planta ha estado en auge en los últimos años. Con el gran retorno de la medicina natural, sus muchas virtudes terapéuticas son ampliamente aclamadas. Los amerindios ya lo utilizaban para curar infecciones de las vías respiratorias y limpiar heridas.

La equinácea, que tiene la particularidad de actuar sobre todo el sistema inmunológico, es un arma formidable para prevenir o combatir cualquier virus que persista. La bronquitis, la faringitis y la rinofaringitis no tendrán más éxito que los resfriados o la gripe, porque es una valiosa protección contra las infecciones de origen viral o bacteriano. Es aconsejable tomarlo en los primeros síntomas o como medida preventiva cuando se va a un ambiente contaminado.

La receta: infundir 1g de raíces secas en agua hirviendo y beber un máximo de 6 veces al día. Como sus ingredientes activos son poderosos, la Equinácea debe ser usada con cuidado y como una cura. Su uso no debe exceder de 8 semanas seguidas.

La baya del saúco: un remedio natural contra la gripe

Fiebre, escalofríos, fatiga y tos… Tan pronto como aparecen los primeros síntomas de la gripe, es bueno tener una baya de saúco a mano. Utilizado desde la antigüedad, este arbusto, que crece silvestre en el campo, es una forma eficaz de luchar contra la gripe y los resfriados.

Son principalmente sus bonitas flores blancas en forma de estrella las que contienen poderosos ingredientes activos antivirales. Al secarlas e infundirlas en tés de hierbas, reducen los efectos y la duración del virus de la gripe si intervenimos rápidamente. Para ello, simplemente bebe el té de hierbas varias veces al día durante los dos primeros días.

Además de aliviar los síntomas de la gripe, las flores de saúco promueven la sudoración, eliminan las toxinas y ayudan a bajar la fiebre. ¡Qué beneficios tan útiles para preservar la salud en invierno!

Hiedra: Alivia la tos

Las hojas contienen saponinas que diluyen las secreciones bronquiales. El extracto de hiedra también dilata los bronquios, lo que alivia la tos. La hiedra se puede tomar en forma de jugo, gotas o tabletas.

Consejo: Puedes combinar diferentes hierbas para aumentar su eficacia. Pero nunca pongas más de tres hierbas diferentes por infusión ya que se puede correr el riesgo de no obtener los resultados buscados.

Jengibre: Infusión para aliviar la gripe

Una infusión de jengibre puede aliviar los síntomas de la gripe. El jengibre es uno de esos súper alimentos que puede aliviar casi cualquier dolencia imaginable: dolores de estómago, congestión nasal, náuseas o inflamación. Además, puedes cultivar una cantidad ilimitada en casa de forma gratuita. Cuando estás enfermo, una buena taza de té de jengibre caliente ahuyentará el frío, ayudará a despejar la nariz, e incluso puede aliviar esos horribles dolores.

Afortunadamente, el gingerol contenido en el jengibre está ahí para aliviar la inflamación y así reducir el dolor asociado con la gripe. Para que este remedio sea efectivo, el secreto es macerar la raíz de jengibre. De hecho, debido a su sólida textura, el jengibre debe ser cocinado a fuego lento durante 30 minutos para extraer todos sus beneficios curativos.
Para suavizar el sabor de la infusión puedes añadir un poco de miel y limón, también conocidos por sus beneficios para la salud.

Lo que necesitas para 4 tazas: jengibre fresco (unos 5 cm), limón fresco, miel, 1 litro de agua fresca.
Cómo se hace: cortar el jengibre en rodajas y ponerlas en una pequeña cacerola con el agua. Cubre la cacerola y calienta a fuego lento. Cuézalo a fuego lento durante 25 a 45 minutos.

También puede ser de interés leer: 10 infusiones de plantas para el insomnio y el estrés.

Para una infusión más concentrada, deja macerar el jengibre durante la noche (opcional). Colar las rebanadas de jengibre a través de un tamiz. Vierte el líquido en tu taza favorita. Añade un toque de limón, un toque de miel y disfruta.

IMPORTANTE: Para que las infusiones tengan efecto es preferible tomarlas antes de acostarse, debes taparte bien para no pasar frío y con la ayuda de las infusiones comenzarás a transpirar, eso es una excelente señal de que estas eliminando toxinas y la gripe.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo curar y aliviar la Gripe con remedios caseros”