Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos orgánicos

Hoy en día los jardineros aficionados utilizan cada vez más soluciones alternativas y ecológicas. Entre ellos, abonos vegetales: simples de hacer, económicos, orgánicos… Pueden actuar como fertilizantes, repelentes o fungicidas. Descubre cómo preparar los diferentes tipos de abonos líquidos (purín) y los usos que podemos darle en la huerta o el jardín para evitar plagas, hongos y enfermedades de las plantas y prevenir ataques futuros.

¿Qué es el purín?

Los abonos vegetales (purín) se presentan a menudo como remedios de la vieja abuela. Sin embargo, la mayoría de ellos fueron experimentados por primera vez en los años 90 y 2000. Las investigaciones científicas no han confirmado su eficacia, pero los consejos sobre sus usos son ampliamente compartidos entre los jardineros aficionados o más experimentados.

De un jardín a otro, de un cultivo a otro, los resultados no siempre son similares. Te aconsejamos que pruebes diferentes abonos líquidos de acuerdo con las plantas silvestres disponibles en tu zona y veas qué es lo que mejor funciona para tus plantaciones.

En cualquier caso, los abonos líquidos de las plantas, ricos en minerales y nitrógeno, tienen propiedades fertilizantes innegables. Ayudan al crecimiento de las plantas, estructuran el suelo y refuerzan la resistencia a las agresiones externas. En general, actúan de manera más preventiva que curativa.

Cómo hacer purín de plantas (abono líquido)

El proceso es el mismo independientemente de la planta utilizada para el purín líquido. Implica la maceración de las plantas en agua para extraer la máxima cantidad de ingredientes activos. Algunos abonos líquidos se comercializan pero pueden ser hechos en casa, una solución 100% ecológica y económica.

    Utiliza 1 kg de plantas recién cosechadas para 10 litros de agua (preferiblemente agua de lluvia).

    También puedes utilizar 200g de plantas secas en lugar de plantas frescas. Esto te permite hacer tu abono líquido en cualquier momento del año. Ten en cuenta que la maceración sólo puede tener lugar a una temperatura ambiente entre 10 y 23°C.

    Deja las plantas dentro del agua en un recipiente cerrado, no metálico. Revuelve la mezcla diariamente. Después de unos días verás que se formarán burbujas y comenzará la fermentación.

    Luego de una semana a diez días, las burbujas desaparecen, esto significa que el abono líquido está listo. Notarás que no huele nada bien, eso es normal ya que se trata de una fermentación.

    Mantén estos contenedores alejados de la luz y en un lugar fresco, en un sótano por ejemplo, en contenedores herméticos. El purín líquido de las plantas puede utilizarse durante varios meses.

Como aplicar el purín líquido

   Una vez hecha, la mezcla debe diluirse en 5 a 10 veces su volumen de agua para regar al pie de la planta. Ten cuidado de no aplicar demasiado ni muy seguido, el purín líquido puede tener el efecto de quemar la planta.

Si es para prevención aplica una o dos veces al mes, pero si la planta muestra síntomas de enfermedad o ataque de plagas debes aplicar un poco todos los días hasta que veas mejoras en la planta.

   Nunca macerar diferentes plantas al mismo tiempo. Se debe crear un abono líquido por planta. Luego puedes mezclarlos durante el riego si deseas tenga más eficacia.

Diferentes tipos de purín (abonos liquidos)

A continuación encontrarás los usos de los diferentes tipos de purín líquido, compartidos por jardineros aficionados o experimentados. Pueden variar de un cultivo a otro, el uso de purín vegetal no es una ciencia exacta sino más bien un experimento.

Algunos abonos líquidos pueden ser complementarios y proporcionar una solución nutritiva que cubra las necesidades esenciales de la planta. Es muy común mezclar purín de ortiga con purín de consuelda.

Purín de ortiga

  • Propiedades: fertilizante, estimulante, repelente.
  • Usos: fortificante de plantas, estimulante para la replantación y el trasplante
  • Prevención: pulgones, ácaros

    El purín de ortiga es una sustancia muy fácil de hacer. Dependiendo de su concentración, puede ser un fertilizante natural o un poderoso herbicida. Aquí está la receta para hacer purín de ortiga y sus usos.

Purín de cola de caballo

  • Propiedades: fungicida
  • Usos: hace a la planta más resistente a los hongos
  • Prevención: moho, costra, óxido, ampolla de melocotón.

   El estiércol de cola de caballo es un fungicida y repelente natural que puede superar muchos síntomas, enfermedades y plagas que pueden dañar las plantas, árboles y flores. La cola de caballo es una planta silvestre con rizomas que crece en todas partes y por lo tanto es fácil de encontrar.

La cola de caballo tiene la propiedad de ser rico en sílice, que se sabe que fortalece los tejidos de las plantas. Aquí está la receta para hacer purín de cola de caballo y sus usos.

Purín de diente de león

  • Propiedades: fertilizante, estimulante
  • Usos: estimula el crecimiento, refuerza las defensas inmunológicas de la planta

Purín de baya de saúco

  • Propiedades: fungicida, insecticida
  • Usos: ayuda a las plantas a crecer, fortalece su sistema inmunológico, mantiene a los roedores alejados.
  • Prevención: orugas, pulgones, mantiene alejados a algunos roedores.

    El abono líquido de baya de saúco es un gran aliado del jardín, repele ciertos insectos y roedores como los ratones de campo y los topillos, pero también actúa como fungicida y fertilizante.

Purín de capuchino

  • Propiedades: fungicida
  • Usos: refuerza las defensas inmunológicas de la planta, refuerza su resistencia.
  • Prevención: babosas, larvas, orugas, pulgones.

Purín de ruibarbo

  • Propiedades: repelente, insecticida
  • Usos: repele ciertos insectos
  • Prevención: pulgones, orugas, larvas, babosas, gusanos, etc.

Purín de absenta

  • Propiedades: repelente
  • Usos: mantiene a las babosas y algunos insectos alejados
  • Prevención: babosas, orugas, larvas

Purín de ajo

  • Propiedades: fungicida, insecticida
  • Usos: repele ciertos insectos, mejora la resistencia de la planta.
  • Prevención: ácaros, pulgones, ampollas de melocotón, moho, oídio.

Purín de helecho

  • Propiedades: insecticida, repelente, fertilizante.
  • Usos: estimula las defensas naturales de las plantas.
  • En la prevención: pulgones, topos, etc.

Aquí está la receta para hacer purín de helecho y sus usos.

Purín de borraja

  • Propiedades: fertilizante
  • Usos: cerca de la consuelda, ayuda a la planta a crecer, ayuda a desarrollar su resistencia.

Purín de manzanilla

  • Propiedades: insecticida, fertilizante
  • Usos: fertiliza, ayuda a desarrollar la resistencia de las plantas
  • Prevención: pulgones, oídio.

Purín de nuez

  • Propiedades: insecticida
  • Usos: repele ciertos insectos
  • En la prevención: pulgones, orugas

Precauciones que deben adoptarse con los abonos líquidos de origen vegetal

Los abonos líquidos de plantas son a priori seguros para los humanos y los animales. No obstante, se recomienda seguir estas pocas precauciones:

    Cuando utilices purín líquido de ortiga, respeta la dosis y la tasa de dilución para evitar cualquier efecto perjudicial.

    El purín líquido es producto de la fermentación, puede tener olores desagradables, incluso nauseabundos cuando la mezcla no se ha agitado lo suficiente, las plantas pueden entonces pudrirse. Mantén tus contenedores de purín líquido lejos de tus vecinos para evitar quejas.

También puede ser de interés leer: Consejos prácticos para cuidar las plantas de interior

    Usa guantes para manipular las plantas, algunas pueden picar o estar cubiertas de espinas.

    Vierte suavemente el purín líquido, diluido en el agua de riego, directamente al pie de las plantas. En la medida de lo posible, evita el contacto directo con las flores u hojas ya que algunas mezclas pueden quemar las plantas.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos orgánicos”