Cómo hacer carbón activado para filtrar agua paso a paso

Probablemente ya conoces los beneficios del carbón activado relacionados con la purificación del agua, el tratamiento de venenos y otras cosas. El carbón activado se utiliza para purificar líquidos y gases en diversas aplicaciones, como el agua de lluvia o del grifo, el procesamiento de alimentos y bebidas, la eliminación de olores y el control de la contaminación industrial. Aquí te enseñamos paso a paso cómo hacer carbón activado de forma casera. Este carbón sirve también para remplazar el que traen los filtros de agua comerciales.

pasos para hacer carbón activado

Ingredientes del carbón activado

  • Carbón vegetal o las maderas duras.
  • Zumo de Limón.
  • Agua destilada.

Herramientas para hacer carbón activado

  • Fuego.
  • Una olla resistente con una tapa suelta.
  • Un martillo para aplastar el carbón.
  • Un mortero, una batidora o un robot de cocina para reducir el carbón a polvo.
  • Bandejas para capturar y permitir que el polvo de carbón vegetal se impregne del agente químico y luego se enjuague.
  • Agua para enjuagar el agente.
  • Filtros de café para el filtrado final.

Cómo hacer carbón activado paso a paso

No vamos a hacer trampas así que lo haremos desde cero. Hay trucos y los iremos destacando por el camino. Puede que conozcas algunos y, por favor, participa con cualquier idea o sugerencia.

Paso 1: Una fuente de carbón vegetal

elaborar carbón activado

No querrás comprar briquetas de carbón normales para hacer carbón activado. Las briquetas de carbón vegetal producidas comercialmente suelen tener varios productos químicos añadidos durante el proceso de fabricación.

Sin embargo, hay marcas de carbón vegetal que suelen denominarse «carbón en trozos» con la promesa añadida de «100% natural y sin productos químicos». Lee la etiqueta y, si crees que es cierto, puedes utilizarlo como fuente de carbón vegetal. De lo contrario, tendrás que hacer carbón activado desde cero.

Paso 2: Fabricación de carbón vegetal

El carbón activado se hace cuando la madera se somete a un calor elevado pero se le niega el oxígeno que la haría estallar en llamas. El calor elevado hace que la madera libere diversos materiales orgánicos, humo y gases y una buena cantidad de celulosa, dejando un carbón relativamente puro.

cómo hacer carbón activado en casa

La forma más sencilla de hacerlo es poner trozos de madera en una olla grande con una tapa suelta y, literalmente, cocer la madera a fuego muy vivo.

Las mejores maderas son las duras, como el roble o el arce. Evita las maderas muy resinosas como el pino, el cedro, el abedul o el abeto. También debes quitar la corteza y cortar en trozos de 5 a 10 cm o más pequeños.

Amontona los trozos de madera en la olla, tápala y enciende el fuego debajo. La olla puede colgarse sobre el fuego en un trípode o sobre una rejilla o la parrilla de asador.

La tapa suelta permitirá que salga el humo, pero evitará que la leña se incendie. Ten mucho cuidado si tienes la tentación de levantarla durante este proceso. El humo caliente y los gases de la olla son altamente inflamables y puedes encontrarte con que tu olla de trozos de madera estalla en llamas si levantas la tapa. Normalmente, se tarda de 3 a 6 horas en convertir una olla de trozos de madera en carbón vegetal.

Espera hasta que el fuego se haya consumido y retira la tapa rápida y cuidadosamente para evaluar su progreso. Puede que tengas que remover los trozos de carbón para medir su éxito e incluso romper algunos trozos para asegurarte de que se han carbonizado por completo.

Si no es así, reaviva el fuego y dale un poco más de tiempo a tu olla de trozos de madera. Cuando hayas terminado, enjuaga el carbón en agua y déjalo escurrir y secar completamente sobre una rejilla de alambre o una superficie seca.

Paso 3: Pulverizar el carbón

El objetivo es reducir los trozos de carbón a un polvo bastante fino. Empieza por romper los grumos en trozos más pequeños del tamaño de un guisante.

Colocar los trozos de carbón en dos bolsas de plástico y aplastarlos suavemente con el lado de un martillo es una buena manera de empezar.

Una vez que tengas el carbón reducido de tamaño, puedes utilizar un mortero para seguir pulverizando el carbón, o puedes utilizar un robot de cocina o una batidora si tienes prisa. El polvo de carbón se limpiará bien con el robot de cocina o la batidora si utilizas suficiente agua, pero es mejor que pulverices el carbón fuera.

De hecho, deberías intentar realizar la mayor parte posible de este proceso en el exterior. A medida que el carbón se convierte en polvo, se esparcirá por el aire y cubrirá muchas cosas a tu alrededor. Eso puede ser un lío muy invasivo en la cocina.

Paso 4: Examinar el carbón

Independientemente del método que utilices para pulverizar el carbón, tendrás algunos trozos más grandes mezclados con los más finos. Un tamiz de malla fina o un colador sobre una cacerola es la forma más fácil de capturar el carbón bien pulverizado y separarlo de los trozos más grandes.

No conviene hacer esto en un día ventoso, ya que podrías perder gran parte del carbón por el viento. Intenta encontrar una zona protegida al aire libre si es necesario.

Paso 5: Activación del carbón

El carbón vegetal se activa utilizando un producto químico. El producto químico de elección es el cloruro de calcio (CaCl2) añadido al agua, aunque también se puede utilizar cloruro de zinc (ZnCl2) y hay una fuente natural llamada «zumo de limón».

El ácido cítrico del zumo de limón activará el carbón de la misma forma que el cloruro de calcio o el cloruro de zinc.

activar Carbón Activado con limón

Para preparar la solución, disuelve 250 ml de zumo de limón en 1 litro de agua. Esto debería ser suficiente para activar hasta 300 gramos de carbón pulverizado.

Mezcla la solución con el carbón vegetal hasta obtener una pasta pastosa y tápala. Deja remojar en el carbón durante 24 horas en la olla tapada.

La solución debe ser al menos una papilla con algo de líquido por encima de la superficie. Una vez hecho esto, hay que enjuagar la solución con agua.

Paso 6: Enjuagar el Activo

Cómo hacer Carbón Activado

La configuración más fácil para enjuagar tu carbón activado es un filtro de café en un colador de malla suspendido en alto sobre un tazón. Esto tomará algún tiempo y el carbón debe ser enjuagado 3 veces con agua destilada.

El agua destilada es H20 puro. No es bueno usar agua de pozo porque el calcio, el hierro y la cal en el agua de pozo serán capturados por el carbón y reducir su eficiencia. El agua de la ciudad a menudo tiene fluoruro y lo mismo sucederá ya que el carbón captura el fluoruro.

Paso 7. El secado final

secado final del Carbón Activado

Puedes dejar que el carbón activado se seque al aire o en un horno a una temperatura relativamente baja durante 2 a 4 horas. Compruébalo de vez en cuando para ver cuándo está completamente seco.

Paso 8: Almacenamiento del carbón activado

La mejor manera de almacenar el carbón activado es en un frasco de conservas con tapa hermética. No debes permitir que el carbón activado quede expuesto al aire o a productos químicos en el aire, ya que los olores o incluso la humedad degradarán el carbón a medida que absorba aquello a lo que esté expuesto.

almacenar el Carbón Activado

Otra posibilidad es encapsular el carbón activado en tapones de gel y guardarlos en un tarro. El carbón activado se utiliza para filtrar el aire, el agua y como antídoto contra los venenos y la exposición a metales pesados cuando se ingiere. Las cápsulas de gel son la forma recomendada de tomar carbón activado en caso de intoxicación.

Puedes aumentar o disminuir la cantidad de esta receta. Todo depende de la cantidad que vayas a utilizar. Se conservará indefinidamente si se mantiene seco y bien envasado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *