Cómo hacer Ecoladrillos con botellas de plástico (pet)

Los ladrillos hechos de botellas plásticas son una tecnología sencilla y accesible que transforma los materiales plásticos cotidianos en un material de construcción útil, botellas de plástico llenas de residuos hasta que son tan compactas como los ladrillos. Estos ladrillos fabricados con botellas se conocen en español como “EcoBricks” o “EcoLadrillos” y también se conocen como “dispositivos portátiles de vertido”. Los ladrillos embotellados se han utilizado durante más de 10 años en América Latina para construir casas, escuelas y otros edificios. Se están utilizando cada vez más en todo el mundo como una forma viable de limpiar el medio ambiente, prevenir la contaminación por plásticos y crear un material de construcción muy necesario.

Introducción

El proceso es increíblemente simple: recoger los residuos inorgánicos secos (bolsas de plástico, envoltorios de plástico, ataduras, etc.) y colocarlos en una botella de plástico limpia. Cuanto más llenes, más plástico desviarás del vertedero o del medio ambiente, ¡y más fuerte será tu ladrillo!

Muchas personas creen que estos ladrillos no son buenos para la construcción o creen que son débiles, en realidad los ladrillos de plástico hechos con botellas son muy fuertes y duran toda la vida, recuerda además que luego de construir una pared, esta lleva revoque,  ya sea de barro o yeso, por lo que los ladrillos quedarán mucho más protegido de las inclemencias del tiempo.

Esta guía explicará algunos consejos para fabricar ladrillos con botellas de plástico. Cómo hacer una gran cantidad de ladrillos de botella para un proyecto; y compartir algunas ideas sobre diferentes estructuras o proyectos que podrías construir usando tus botellas terminadas.

Paso 1: Recoger los desechos inorgánicos

Empieza recogiendo todos tus residuos inorgánicos (cualquier cosa que no sea biodegradable) que puedan caber en una botella de plástico. En los ladrillos de botellas NO hay que poner nada que sea orgánico, como papel sin tinta por ejemplo,  esto es muy importante! A continuación dejo una lista de los materiales que si podemos introducir en los ecoladrillos:

  • Envoltorios de plástico
  • Mallas de plástico
  • Hilos
  • Papel laminado
  • Recibos
  • Colillas de cigarrillos
  • Pegatinas de productos
  • Bolsas de plástico
  • Papel aluminio
  • Paquetes de galletas
  • Potes de yogurt  (trozados)
  • Plásticos en general

Hay dos formas principales de hacer una botella de ladrillo. Una forma es recoger todos los residuos inorgánicos secos y luego llenar las botellas. La otra forma es dejar una botella afuera en la cocina, en el auto, en el lugar de trabajo, y la rellenas a medida que avanzas. Recomiendo ambos métodos.

Paso 2: Consigue botellas de plástico

No puedo decirte cuánta gente me ha dicho la misma excusa: “Oh, los ladrillos de botellas son geniales y todo eso, pero yo no bebo de botellas de plástico”. “¡Bueno, yo tampoco! Las botellas de plástico son, por desgracia, omnipresentes en nuestra sociedad; no hay excusa para no poder encontrar una. No necesitas comprar una botella de plástico – revisa una papelera de reciclaje local, visita tu gimnasio local o recoge una en la calle.

Prefiero las botellas de agua de 3 litros. Con estas botellas se pueden hacer los mejores ladrillos gracias a que tienen boca más ancha. Pero en realidad cualquier botella de plástico es buena para hacer ladrillos, generalmente se usan las de gaseosa de 2 o 2.5 litros.

La botella deberá estar limpia y seca la mayor parte del tiempo antes de usarla y luego de terminado el llenado no debe quedar aire ni humedad dentro, hay que rellenar las botellas hasta el máximo posible. Dependiendo de cómo uses los ladrillos de botella, es mejor hacerlos todos del mismo tamaño. Las botellas de agua de plástico son más delgadas pero pueden usarse junto con botellas más fuertes.

Paso 3: Empieza a rellenar

¡Es hora de la parte divertida! Rellena la botella con todos los residuos plásticos y usa un palo sólido o el extremo de una cuchara de madera para ayudarte a rellenarla. Es muy importante compactar las piezas sobre la marcha para minimizar el espacio de aire que pueda quedar dentro y maximizar el desperdicio. Las piezas más pequeñas funcionan mejor. Si tienes piezas grandes, usa tijeras y córtalas primero. ¡No pierdas la tapa de la botella, ya que la necesitarás al final! Si vas llenando a medida que avanza, deja un palo o una cuchara cerca de la botella.

Si recoges y rellenas más tarde, considera la posibilidad de hacer una fiesta de relleno con amigos o niños pequeños (son los mejores rellenadores) para hacerlo más fácil. Asegúrate de tener todos los materiales a mano – suficientes botellas de plástico limpias, palos, una lona para recoger el plástico suelto, cubos o bolsas llenas de basura plástica, tijeras para cortar grandes trozos y guantes (opcional).

Los niños pequeños tratarán de convencerte de que su ladrillo está terminado mucho antes de que lo esté. Administra la “prueba de llenado” apretando el contenido de la botella y luego llena con más plástico ayudándote a compactar bien todo con un palo. Buen intento, chico, sigue rellenando.

Paso 4: Continuar hasta llegar a la cantidad necesaria

Una vez que terminas un ladrillo de botella, lo mejor es empezar otro. ¿Quizás todo ese relleno en tu basura te haga querer cambiar tus hábitos de desecho primero? ¿Realmente necesitas todas esas bolsas de plástico, o podrías comprar las frutas y verduras tal como están? ¿O traes tu propia bolsa de malla reutilizable?

Mi objetivo final es concienciar sobre nuestro propio consumo de residuos. Los ladrillos de las botellas nos obligan a tomar todo lo que se tira “en la basura” y reutilizarlo, meterlo en una botella y convertirlo en algo útil. Considera la posibilidad de motivar a tus amigos y familiares para que empiecen a rellenar ladrillos de botellas. Si estás llevando a cabo un proyecto en una escuela, organiza un concurso o incentivo para que los estudiantes hagan tantos ladrillos de botella como sea posible.

Paso 5: Bien… ¿qué hago con todos lo ladrillos de botellas?

¡La pregunta de oro! Las dos formas principales de construir con ladrillos de botella son estructurales y no estructurales.

El uso estructural consiste en apilar los ladrillos de botella horizontalmente con un hormigón o un mortero de tierra, lo que es muy similar a apilar ladrillos ordinarios.

Un uso no estructural sería apilar las botellas verticalmente entre dos postes y soportes horizontales. En este caso, los ladrillos de las botellas parecen más un relleno o un aislante que los ladrillos.

Puede ser de interés leer también: Cómo fabricar ladrillos de adobe muy fácilmente.

También puedes crear una caja de nidos, una pequeña biblioteca gratuita, una cama de cultivo, una papelera de reciclaje, un refugio para perros, un cobertizo para herramientas, etc. Tu imaginación es el límite. Si no tiene experiencia en construcción, le recomiendo encarecidamente que busques un constructor competente que te ayude a diseñar y ejecutar tu proyecto.

Redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido