Cómo hacer Pintura natural a base de arcilla, receta fácil

Por alguna razón, he tardado mucho tiempo en intentar mezclar y utilizar una pintura de arcilla (también conocida como alis de arcilla). La pintura de arcilla tiene muchas aplicaciones posibles, es muy fácil de hacer y puede dar incluso a las paredes de yeso un aspecto muy terroso. Sigue leyendo para ver la receta y las instrucciones para hacer pintura de arcilla.

pintura de arcilla

Pintura de arcilla: cómo preparar los ingredientes

Hacer pintura de arcilla es realmente sencillo: los tres ingredientes son arcilla, arena y pasta de trigo. Puedes optar por comprar arcilla en polvo embolsada o desenterrar la tuya propia en el jardín.

Aquí tienes una descripción más detallada de los ingredientes y, por último, una receta para mezclar. (Ésta es sólo una de las recetas posibles; puedes eliminar la arena por completo, pero perderás una calidad de textura especial sin ella).

Ingredientes de la pintura de arcilla

ingredientes pintura de arcilla

La pintura de arcilla se compone de arcilla, arena y pasta de trigo. Tanto la arcilla como la arena deben ser bastante finas, es decir, el tamaño de las partículas debe ser muy pequeño. Si quieres utilizar arcilla embolsada y saltarte el proceso necesario para la arcilla excavada en el lugar, adelante.

Lo único que tendrás que hacer es removerla con agua. Si quieres utilizar tu propia arcilla local, tendrás que tamizarla para eliminar las piedras y otras partículas.

Una vez que hayas tamizado un poco de arcilla, añádela a un cubo con un poco de agua y utiliza un taladro con una pala grande para mezclarla lo mejor posible. Puedes dejarla reposar toda la noche para que la arcilla absorba toda el agua posible, y luego mezclarla una segunda vez.

Una vez que hayas conseguido una arcilla cremosa (debe estar lo suficientemente húmeda como para que «corra», al menos tan húmeda como un yogur), puedes proceder a tamizarla. Si vives en un lugar árido, puedes cribar la arcilla de obra seca y triturada.

Cribar la arcilla

Una criba fina dará como resultado una arcilla muy suave y fácil de usar

Cuanto más húmeda esté la arcilla, más fácil será su cribado. Utiliza un tamiz y empuja la arcilla a través de él, eliminando todo lo más grande. Un borde cuadrado de plástico o de metal (como una paleta de piscina) hará que empujar la arcilla a través de la malla sea más fácil.

Nota: no olvides utilizar una carretilla limpia u otro recipiente para recoger el material recién filtrado. Deja la arcilla filtrada a un lado.

En cuanto a la arena, también hay muchas opciones para usarla. Por lo general, depende en gran medida de lo que pueda conseguir localmente. Si quieres utilizar la arena que tú mismo has desenterrado, hazlo.

Necesitarás procesarla de forma similar a la arcilla, pero también puedes comprar arena muy fina en una tienda de artículos de cerámica. De hecho, terminé comprando «arena de juego» en el centro del hogar. Es una arena tamizada muy fina destinada a los areneros de los niños. Es barata y funciona muy bien sin ningún tipo de procesamiento adicional.

Para hacer una pintura se necesita

  • Aglutinante: el ingrediente principal de la pintura. Las opciones naturales incluyen: cal, arcilla, tiza, caseína (cuajada de leche sin grasa), aceite y pasta de harina.
  • Pigmento: el color. Las opciones naturales incluyen: arcilla, nueces, bayas, hierbas, carbón vegetal, corteza y hollín.
  • Estabilizador (opcional): para la textura. Las opciones naturales incluyen: tiza, arcilla y talco.

Receta para la pintura de arcilla

Receta pintura de arcilla

El único otro ingrediente que necesitarás es la pasta de trigo, que es muy sencilla de preparar. La siguiente receta te proporcionará una pintura de arcilla cremosa y versátil, lista para ser utilizada en una gran variedad de superficies, incluyendo madera, paredes de barro y paneles de yeso interiores, e incluso paneles de yeso ya pintados.

  • 1 parte de arcilla tamizada
  • 1 parte de arena fina
  • 1 parte de pasta de trigo

Poner a hervir 4 tazas de agua. Mientras el agua se calienta, añade 1 taza de harina blanca a 2 tazas de agua fría. Remueve bien para eliminar los trozos. Una vez que las 4 tazas de agua hiervan, añade la mezcla de agua y harina, y remueve bien.

Seguir removiendo a fuego lento o medio mientras la mezcla se espesa, y tener cuidado de no quemar el fondo. Una vez que el líquido se haya espesado, retira del fuego. Mezclar suficiente para que quede como una crema espesa.

Añade el pigmento de apoco hasta que consigas el color deseado, esto es opcional, si te gusta el color de la pintura no es necesario. Puedes encontrar pigmentos naturales, en polvo, en las tiendas de arte o por internet.

El producto final, listo para su uso

La textura final debe ser suave, y la consistencia debe ser bastante espesa, casi como la mantequilla de cacahuete. Este no es el tipo de pintura que se puede aplicar con un rodillo. En su lugar, utilizarás un pincel ancho para aplicar la pintura a tu superficie.

También puede ser de interés leer: Cómo hacer pintura natural para madera a base de harina.

Cuando la pintura esté casi seca (pero aún húmeda), se puede pulir con una esponja húmeda para azulejos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Cómo hacer Pintura natural a base de arcilla, receta fácil”