Cómo injertar un Rosal para que dé flores de diferentes colores

Imagina un rosal (Rosa spp.) que cuando las rosas florecen algunas son blancas, otras rojas y otras incluso naranjas o amarillas. Puedes crear un rosal con rosas de diferentes colores utilizando una sencilla técnica llamada injerto, cortando un pequeño trozo de una planta y uniéndolo a otra. Hoy veremos cómo injertar un rosal de diferentes colores.

injertar un rosal de diferentes colores

Entonces, ¿qué es el injerto?

El injerto es un método para unir una parte de una planta a otra, creando una amalgama de dos o más plantas. Muchas especies de plantas pueden cruzarse de este modo con resultados diversos.

En el caso de las rosas, el proceso puede ser muy gratificante, ya que responde a nuestra imaginación y apreciación estética. Puedes hacer que un rosal tenga flores de diferentes colores injertando varios en uno mismo.

Hay varios métodos de injerto, pero en este artículo nos vamos a centrar en el injerto de Púa. Veamos cómo injertar un rosal de diferentes colores.

¿Cuándo es el momento adecuado para injertar un rosal?

El injerto debe realizarse en el momento adecuado del año. El mejor momento suele ser a mediados de verano, cuando el rosal «patrón» -la planta que vas a injertar- está en su estado más saludable.

Durante los días más calurosos del año, los nutrientes de las rosas viajan más rápido de la raíz a las hojas. Esto puede ayudar a que los injertos se realicen más rápidamente.

Cómo injertar un rosal

Preparar el porta injerto

injertar rosales

Aísla una rama sana de la rosa que vas a injertar. Ten en cuenta que esta rama tiene que ser más gruesa que el injerto, así podrán unirse fácilmente.

Una vez elegido el portainjerto lo ideal es que esté en un estado saludable y bien adaptado, riégalo generosamente durante unos días antes del procedimiento quirúrgico.

Esto favorecerá una mejor circulación de los nutrientes y aumentará las posibilidades de éxito del injerto.

Colocar el injerto en el portainjerto

injertar rosales

Elije una rama que sea de 20 cm más o menos y córtala. Poda y recorta sus hojas y espinas. La idea es concentrar los recursos del patrón (injerto), al menos hasta que se establezca.

Corta una cavidad en forma de V en la base de la rama a injertar.

Con el cuchillo afilado, has una incisión en el tallo del portainjerto.

Una vez realizado el corte, desliza suavemente el injerto en el portainjerto hasta que quede bien asentado en su interior.

La idea es fomentar que la parte interior blanda del parche entre en contacto con la parte interior blanda del tallo del portainjerto, para que puedan «unirse» más adelante.

Envuelve las ramas con cinta o hilo para sujetarlas, tanto por encima como por debajo de la hendidura de la rama, para asegurar los dos trozos de rosal juntos.

Utiliza suficiente para cubrir ambos extremos del injerto, pero no las envuelvas con tanta fuerza para que la rama no quede muy comprimida.

El objetivo es unir los dos trozos de rosal con la suficiente fuerza como para que el material vegetal pueda compartir nutrientes y agua.

Corta y retira la cinta de injerto cuando haya empezado a crecer y veas un nuevo crecimiento verde.

En el punto álgido de la temporada de crecimiento, si el injerto ha funcionado, verás dos tipos de rosas en un solo arbusto.

Cuidados del rosal injertado

injertar un rosal cuidados

Las dos primeras semanas son vitales para el éxito del procedimiento.

  • El rosal debe colocarse en un lugar donde reciba abundante espacio, luz solar y aire.
  • Riégalo generosamente todos los días para mantener la tierra húmeda.
  • También puedes añadir un sustrato rico en material compuesto para obtener un mejor resultado.

Es aconsejable recortar los primeros brotes de la planta portainjerto para reforzar el injerto. No te preocupes por la cinta adhesiva: se desprenderá de forma natural cuando el injerto comience a crecer.

Los rosales injertados no son tan resistentes como los naturales, por lo que también tendrás que tomar precauciones para protegerlos del frío durante los días de invierno.

Si todo se ha hecho correctamente, podrá disfrutar de nuevos colores y frescura en su jardín.

Ten en cuenta que hay varias razones por las que un injerto puede fallar, así que no te desanimes si no ha funcionado esta vez.

Artículos relacionados con Rosas:

Cómo cultivar un Rosal de manera orgánica

Cómo cultivar Rosas en maceta y todos sus cuidados

Poda de rosas, cuándo y cómo podar un Rosal

¿Por qué los Rosales no florecen? motivos y soluciones

Cómo multiplicar un Rosal a partir de esquejes (tallos)

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.