Cómo plantar un árbol, guía completa y fácil

Dependiendo de la especie, el clima y las condiciones en las que se plantan, los árboles pueden crecer de diferentes maneras. Si eres nuevo en la jardinería o nunca has plantado un árbol antes, hay ciertas acciones que pueden aumentar sus posibilidades de prosperar, en esta guía te enseñamos cómo plantar un árbol fácilmente y todos los cuidado necesarios para crezca prosperamente en tu jardín. Nada mejor que plantar árboles en casa, el mundo los necesita y nosotros también.

cómo plantar un árbol

Determinar la ubicación ideal

Incluso antes de plantar, es posible pensar en las mejores formas de lograrlo. Para ello, sólo tienes que descubrir tres elementos esenciales:

  • ¿Cuál es la naturaleza de su suelo?
  • ¿El árbol debe estar expuesto a pleno sol o a media sombra?
  • ¿Necesita el árbol estar absolutamente protegido del viento?

La respuesta a estas dos últimas preguntas se puede encontrar en viveros, en tiendas especializadas o en internet, ya esto depende de cada variedad, no todos los árboles requieren de las mismas condiciones.

Los árboles que desarrollan flores deben ser plantados preferentemente al abrigo del viento. La naturaleza del suelo es relativamente fácil de determinar con el material adecuado, como el vinagre blanco.

Puedes saber si el suelo es rico en materia orgánica rociando vinagre blanco en él, si al colocar el vinagre notas que se forma mucha espuma quiere decir que el suelo es rico en materia orgánica, si hace poca espuma debes agregar abono o compost, si no hace nada de espuma, como es el caso de la arcilla o la arena, quiere decir que el suelo no es apto para plantar.

Al elegir la ubicación, no olvides tener en cuenta las dimensiones del árbol como adulto; su tamaño, su envergadura y la medida en que crecen sus raíces. Por ejemplo, evita plantar un tilo demasiado cerca de una casa. Lo mismo si se quiere crear un seto, los espacios regulares entre las plantaciones deben permitir que cada árbol crezca sin asfixiar a los demás.

En qué época plantar un árbol

La mejor época para plantar un árbol es en otoño. De esta manera, las raíces tienen suficiente tiempo para extenderse y anclar el árbol en el suelo para la hermosa temporada de verano. Para evitar que las raíces del árbol se enfríen durante el invierno, es mejor colocar mantillo orgánico en su base.

Sin embargo, si vives en una zona donde las temperaturas bajo cero son comunes en invierno, puede ser más prudente esperar a plantar el árbol hasta la primavera. De nuevo, todo depende de la dureza de la especie que has elegido. En todos los casos, lo principal es plantar fuera de los períodos de heladas y sequía.

Plantar el árbol en el suelo

Primero, cava un agujero de 1 metro de diámetro y unos 50 centímetros de profundidad. Si tienes alguna duda sobre la profundidad, es mejor usar el límite natural del tronco del árbol que se va a plantar. Si se planta demasiado profundo, el árbol puede asfixiarse.

Planta tu árbol al caer la tarde o muy temprano por la mañana, debe hacerse cuando el sol no esté dando fuerte en el lugar de plantación, ya que el calor del sol puede dañar severamente al árbol en las primeras horas del trasplante. Si lo haces por la tarde tendrá tiempo de recuperarse por la noche de esta operación.

Para airear el suelo (especialmente si es arcilloso), también es posible pinchar las paredes del agujero que se está cavando. Poner un poco de arena y/o fertilizante en el fondo del agujero también son opciones. Para asegurar un suelo bien drenado, desmenuza bien la tierra que tiene alrededor del cepellón para evitar un suelo demasiado compacto.

Enseguida coloca el árbol en el agujero y cubre con tierra tapando completamente las raíces, finalmente riega con mucha agua pero hazlo de a poco para que no se formen charcos, y que el agua vaya entrando de poco a poco al suelo. Si riegas demasiado deprisa corres el riesgo de “ahogar las raíces” y el árbol puede morir.

Si el árbol es todavía delgado, antes de plantarlo puedes aprovechar y poner una estaca lo suficientemente larga para poder sostenerlo durante sus primeros meses, ya que tienden a ser sensibles a los vientos fuertes, además podrás guiar al árbol para crezca derecho.

Cuidados del árbol en los primeros años

Este período después de la plantación es, en efecto, crucial. En el lado del mantenimiento, el riego en particular es importante. Durante los primeros 2 o 3 años, se puede hacer una vez a la semana en tiempos normales, y más regularmente durante los períodos de sequía.

En lo que respecta a los fertilizantes o al abono, la ingesta no es necesariamente obligatoria en el primer año. Es mejor esperar hasta el segundo año antes de poner un poco en la base del tronco. Asegúrate de quitar las malas hierbas para que no molesten a las raíces.

La poda del árbol puede hacerse al final de la floración en otoño o comienzo del invierno. Se puede aprovechar esta época para quitar las ramas que son demasiado grandes o caídas, para equilibrar la silueta del árbol y despejar el tronco.

Recuerda cubrir el suelo al pie del árbol con mantillo orgánico para protegerlo del sol, sobre todo en verano, de esta manera evitarás que la humedad se evapore rápidamente, además, evitarás la aparición de hierbas no deseadas que pueden quitarle nutrientes, también el mantillo evita que el sol degrade la vida en el suelo que es esencial para el buen desarrollo del el árbol.

Puede ser de interés leer también: Cómo plantar y cultivar Cedro de manera orgánica.

Para un buen mantillo natural, puedes usar paja, hojas secas, césped seco (sin semillas), ramas secas, aserrín y restos de podas.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *