Cómo propagar, cultivar Adelfa (Laurel Rosa) y sus cuidados

El Nerium oleander, más comúnmente llamado Adelfa, Laurel Rosa o Nerium, es un arbusto muy cultivado que se utiliza como planta ornamental y de jardinería. Es tan popular que su origen no puede rastrearse con exactitud a una región concreta,  pero suele asociarse con el Mediterráneo. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar adelfa y sus cuidados.

cultivar adelfa

Datos básicos

  • Nombre botánico: Nerium oleander
  • Familia: Apocynaceae
  • Tipo de planta: Perenne.
  • Tamaño adulto: Altura: hasta 5 metros; anchura: hasta 3 metros.
  • Exposición al sol: De pleno sol a media sombra.
  • Tipo de suelo: Fértil y con buen drenaje.
  • pH del suelo: Alcalino.
  • Época de floración: De primavera a verano, a veces a principios de otoño y todo el año en climas más cálidos.
  • Color de las flores: De blanco puro a amarillo pálido, melocotón, salmón y rosa a rojo intenso.

Atención: No cometas el error de comer adelfas porque, a pesar de su adorable aspecto, contienen sustancias lo suficientemente tóxicas como para matar a una vaquilla en cuestión de horas. Utiliza siempre guantes, camisas de manga larga y pantalones al manipular adelfas.

Donde cultivar Adelfa

cultivar adelfa

Un factor a tener en cuenta a la hora de cultivar adelfa es su capacidad de crecimiento. Ya que pueden crecer más de 4 metros de alto cuando están maduras.

Florecen a pleno sol y en cualquier tipo de suelo (pero mejor en suelo neutro), y producen una variedad de flores dependiendo de la especie. Se puede tolerar la sombra ligera, pero se producirán menos flores.

Las adelfas se plantan mejor en un lugar donde les dé el sol y no estén ocultas bajo la sombra o debajo de otras plantas más altas.

Con respecto a la temperatura, las adelfas no prosperan en invierno ni con un clima inferior a los 5 grados Celsius bajo cero.

Si vas a cultivar adelfa en maceta, elige una de al menos 20 litros para que tenga suficiente espacio para crecer bien.

Propagar Adelfa mediante esquejes (tallos)

Se puede cultivar adelfa utilizando su tallo o sus semillas, pero los esquejes de tallo son más accesibles y garantizan el éxito.

La mejor época del año para hacer esquejes de adelfa es en verano, cuando los esquejes de tallo están recién salidos de la vegetación, es la mejor opción. Se pueden plantar en cualquier otro momento si las condiciones son adecuadas, pero el verano aumenta las posibilidades de éxito.

propagar cultivar adelfa

Recoge esquejes de tallos de adelfa para plantarlos. Ten en cuenta que no todos los esquejes son aptos para el cultivo. Las mejores son las ramitas que aún no han florecido.

Corta ramas de entre 10 y 20 centímetros de la parte superior de una planta de adelfa madura. En segundo lugar, prepara el esqueje para la propagación eliminando todas las hojas del tallo excepto el 1/4 superior.

propagar cultivar adelfa

No dañes el tallo cortando demasiado profundo; en su lugar, deja los brotes de las hojas cortadas. Esto favorece la formación de raíces.

Haz un corte transversal en la base del tallo y quita la corteza a razón de unos 2 cm. Prepara macetas individuales si vas a hacer más de un esqueje, esto ayuda a no dañar las dedicadas raíces a la hora del trasplante.

propagar cultivar adelfa

Utiliza tierra de jardín mezclada con compost para darle más alimento. Planta los esquejes en cada maceta enterrándolos unos 5 cm en el suelo, enseguida riega bien y deja las macetas donde reciban luz pero no sol directo mientras crean sus raíces.

Al cabo de un mes o unas semanas, cuando hayan crecido algunas hojas nuevas puedes realizar el trasplante a una maceta más grande o al suelo del jardín.

Cómo replantar una adelfa

Si notas que las raíces se filtran por debajo de la maceta, que la tierra se seca rápidamente o que la planta empieza a marchitarse, significa que necesitas trasplantarla.

El trasplante proporciona a la planta tierra nueva y más espacio para crecer, pero también es un proceso delicado que, si no se hace bien, puedes matar a la planta.

Después de conseguir tu maceta nueva y más amplia, pon la planta de adelfa de lado, sujeta el tallo y golpea suavemente el fondo de la maceta para liberarla.

Las raíces pueden estar enrolladas alrededor de la maceta, así que recorta las raíces extra largas y podridas. Esteriliza las tijeras después de cada recorte para evitar la transmisión de bacterias.

Coloca la adelfa con cuidado en la nueva maceta y rellena el espacio restante con compost a base de tierra. No es conveniente trasplantar la adelfa en épocas de clima extremo, como el invierno, sino con temperaturas cálidas, como en primavera.

Cuidados de la Adelfa

cultivar adelfa cuidados

Luz

La adelfa prefiere el pleno sol. También tolera la sombra parcial, pero su follaje no será tan denso. También tolera el calor, la sequía, el viento y las condiciones costeras.

Suelo

Planta en un suelo bien drenado para obtener los mejores resultados. Los arbustos de adelfa pueden adaptarse a muchos tipos de condiciones de suelo: suelos pobres, arenosos y una gama de niveles de pH del suelo.

Las adelfas prefieren los suelos alcalinos, pero pueden crecer en suelos ácidos o neutros, adaptándose a niveles de pH entre 5,0 y 8,3. Antes de plantar, comprueba el nivel de pH del suelo. Si el suelo es demasiado ácido, mezcla piedra caliza molida, conchas de ostras o ceniza de madera.

Riego

Es necesario un riego moderado. Sin embargo, un riego excesivo sin un drenaje adecuado puede provocar la putrefacción y el amarillamiento de las hojas.

Riega cada vez que el primer centímetro de la tierra esté seco. Si trasplantas una adelfa de una maceta a otra, elige un recipiente más grande con agujeros de drenaje para evitar que la planta se enquiste.

Abono

Alimenta la tierra pobre con una dosis ligera de un fertilizante equilibrado durante la primera primavera de la planta y una ligera fertilización anual a partir de entonces. En adelante, la adelfa establecida no se alimenta mucho.

Se recomienda usar un abono granular 10-10-10 o cualquier fertilizante rico en potasio como el abono vegetal.

La adelfa en maceta requiere un abono cada cuatro o seis semanas. El suelo en el que se encuentra la adelfa puede perder sus nutrientes en su primera primavera en los jardines, por lo que es conveniente añadir abono para reponer los nutrientes perdidos.

Temperatura y humedad

La adelfa puede tolerar ligeras heladas y temperaturas de hasta 5 grados C bajo cero. En los climas en los que las temperaturas sean inferiores a éstas, cultiva la planta en un contenedor y llévala al interior durante el invierno.

Poda

El mejor momento para podar las adelfas es a finales del invierno, justo antes de que se produzca el nuevo crecimiento. Las adelfas florecen en verano sobre el nuevo crecimiento.

 Pellizcalas puntas de los tallos jóvenes para evitar que se queden frágiles y fomentar la ramificación. También poda las ramas dañadas o enfermas.

Hibernación

Lleva la adelfa cultivada en contenedor al interior en las zonas más frías. Antes de que llegue el invierno, recorta el arbusto generosamente en unos dos tercios.

Si la planta está establecida en el suelo, cava con cuidado alrededor de las raíces para levantarla del suelo. Coloca la planta en una maceta con buena tierra y llévala a una zona protegida pero que reciba pleno sol, como un porche o un garaje con ventana.

Plagas y enfermedades

Las hojas de la adelfa contienen látex y los extractos de la planta son un potente insecticida. Por esta razón, rara vez tienen problemas graves con enfermedades o plagas. Son especialmente resistentes a la marchitez por verticillium. Aun así, hay que tener cuidado con los pulgones, las cochinillas y las cochinillas.

Las plagas más dañinas son las orugas de la adelfa. Las orugas maduras pueden subir por las paredes de los edificios adyacentes y reproducirse cerca de los aleros. Retira los capullos para controlar la siguiente generación, que podría comerse todo el follaje de la planta en una o dos semanas.

¿Es tóxica la adelfa?

cultivar adelfa

Todas las especies de adelfas son venenosas porque esta planta contiene glucósidos cardíacos tóxicos. Incluso no se debe inhalar el humo de una adelfa en llamas.

Cuando es consumida por un animal o un ser humano, la adelfa puede dañar el corazón, la sangre, la visión y el sistema digestivo. También afecta al sistema nervioso, lo que puede provocar depresión. Estos síntomas pueden persistir de uno a tres días antes de provocar la muerte.

Según un estudio publicado por Senaka Rajapakse en 2009 (a través de la Biblioteca Nacional de Medicina), no hay ningún tipo de primeros auxilios para la intoxicación por adelfas; el mejor remedio es buscar atención profesional tan pronto como se consuma.

También puede ser de interés leer: Métodos para propagar Violeta Africana a través de una hoja.

Además, se desaconseja cultivar adelfa en paisajes junto a escuelas, granjas u hogares donde vivan niños, animales y mascotas.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =