Cómo propagar, cultivar Cactus castillo de Hadas (cruceta) y sus cuidados

El Cactus Castillo de Hadas (Acanthocereus tetragonus), es un cactus columnar nativo del sur de Estados Unidos, México, América Central, el norte de América del Sur y el Caribe. Es un cactus de floración nocturna que recibe su nombre común debido a su parecido con las torretas de un castillo medieval. Veamos cómo propagar, cultivar Cactus castillo de hadas y sus cuidados.

cultivar Cactus castillo de Hadas

Descripción básica

  • Nombre botánico: Acanthocereus tetragonus
  • Nombres comunes: Castillo de Hadas, Cruceta, Nopal de cruz, Jacube o Jacubo
  • Suelo: Suelo bien drenado
  • Floración: De mediados de verano a primavera
  • Luz: Pleno sol a sombra parcial
  • Riego: Muy poco, cuando el suelo está completamente seco
  • Propagación: Esquejes y semillas

El cactus castillo de hadas es un cactus de crecimiento lento que puede alcanzar los dos metros de altura. Otros nombres comunes son Cereus de floración nocturna, Cactus triangular y Cactus de alambre de púas. Veamos cómo cultivar cactus castillo de hadas.

Cómo propagar Cactus castillo de hadas

La propagación de un cactus de castillo de hadas es bastante sencilla. Hay dos métodos populares de propagación, pero se utiliza uno mucho más frecuentemente que el otro. La razón de esto es el tiempo involucrado.

Los Cactus Castillo de Hadas son de crecimiento lento, por lo que supone un gran compromiso de tiempo cultivarlos a partir de semillas en lugar de propagarlos con esquejes.

Semillas

sembrar cactus castillo de hadas

Las semillas del Cactus Castillo de Hadas pueden recogerse de su fruto, pero como esta planta rara vez florece y es de crecimiento tan lento, pocos jardineros optan por este método de propagación. También se pueden encontrar semillas disponibles para su compra en línea.

Si eres uno de los pocos pacientes, debes sembrar tus semillas en otoño o primavera, en una tierra con buen drenaje formulada para su uso con cactus. Mantén la tierra algo húmeda, pero no demasiado, hasta que veas que las plántulas brotan de la tierra.

Una vez que las plántulas hayan salido a la superficie del suelo, puedes dejar que la tierra se seque antes de regarla.

Al igual que en el caso de los cactus adultos, la tierra húmeda provocará la putrefacción, así que evita el exceso de humedad a toda costa.

Durante el primer año, es posible que sólo veas un par de centímetros de crecimiento de tu nuevo cactus, pero con paciencia, tu cactus castillo de hadas pronto producirá agujas propias.

Propagar mediante esquejes (tallos)

propagar esquejes cactus castillo de hadas

El método más común de propagación del Cactus Castillo de Hadas es con esquejes. Dado que este cactus suele producir muchas ramas, la recolección de esquejes es tan sencilla como cortar o romper alguna de ellas.

Al cortar las ramas, asegúrate de utilizar tijeras afiladas y estériles, cizallas o un cuchillo para evitar infecciones y minimizar los posibles daños a tu cactus.

Después de recoger los esquejes, se recomienda dejarlos al aire libre durante unos días para que los cortes se curen y sequen. Esto ayuda a prevenir la infección por bacterias y hongos una vez que se introduce el esqueje de cactus en el suelo.

Antes de plantar, puedes sumergir el esqueje en hormona de enraizamiento. No es un paso necesario, pero puede ayudar a acortar el tiempo entre la plantación y la formación de las raíces.

Una vez que el esqueje se haya encallecido y lo hayas sumergido en la hormona de enraizamiento, si has decidido hacerlo, estarás listo para plantar tu esqueje de cactus castillo de hadas.

Planta el esqueje en una maceta con drenaje. El exceso de agua puede dañar los cactus del castillo de hadas, así que asegúrate de plantarlo en una maceta con agujeros de drenaje.

Durante las primeras semanas después de la plantación, no es necesario regar los esquejes. Todavía no tienen raíces, por lo que no pueden absorber el agua. Riega lo mínimo para mantener la humedad en la tierra.

Después de plantar tus esquejes, es importante recordar que, aunque este es el método de propagación «rápido», probablemente no verás más de 10 a 20 cm de crecimiento durante el primer año.

Cultivar y cuidar Cactus castillo de hadas

cultivar cactus castillo de hadas

Requisitos de luz

Asegúrate de que el cactus castillo de hadas reciba mucha luz. Los que se mantienen como plantas de interior deben cultivarse en un espacio que reciba mucha luz solar.

Si estas plantas no reciben suficiente luz, los colores se desvanecerán y sus columnas se deformarán. Esta es una planta de pleno sol, pero sobrevivirá en la sombra parcial.

Riego

Riega el cactus castillo de hadas con moderación. Para evitar el riego excesivo, deja que la tierra de la maceta se seque entre los riegos.

El agua estancada o la tierra empapada provocarán la putrefacción de las raíces o atraerán a las cochinillas, lo que probablemente hará que tu cactus no prospere.

Temperatura

Regula la temperatura del entorno de la planta, el cactus castillo de hadas prospera en climas cálidos. Sin embargo, es muy sensible a las heladas y debe introducirse en el interior si la temperatura exterior es inferior a 0 grados C.

Considera también con cuidado la ubicación de tu cactus en el interior, ya que las corrientes de aire frío o el aire acondicionado pueden ser perjudiciales.

Suelo (sustrato)

cultivar cactus castillo de hadas

Cultiva el cactus castillo de hadas en un suelo que drene bien. Como muchas otras especies de cactus, necesita un suelo que drene bien.

Utilizar un suelo con grandes porcentajes de grava, corteza, arena o perlita ayudará a que la tierra no se vuelva empapada.

Fertilizar

En los meses más cálidos, puede añadirse alimento para plantas a la tierra o al agua para fomentar el crecimiento, pero no debe utilizarse cuando el cactus esté inactivo en invierno.

En primavera, fertilízalo con abono para cactus cuando se reanude el crecimiento.

Plagas y enfermedades comunes

cultivar cactus castillo de hadas

Como se ha mencionado anteriormente, el riego excesivo es el problema más común de estos cactus. Para evitar este problema, es esencial asegurarse de que la tierra se ha secado completamente antes de volver a regar.

Esto se puede conseguir introduciendo un dedo unos centímetros por debajo de la superficie del suelo. Si está seca, es hora de regar, pero si está húmeda, debes esperar varios días antes de volver a comprobarla.

Recuerda que son amantes de la sequía a las que no les importará esperar unos días más antes de ser regadas.

Las plagas comunes son, las cochinillas, los ácaros de la araña y los mosquitos de los hongos, al igual que los ciempiés en algunas zonas.

Las plagas más comunes suelen tratarse con una combinación de agua a alta presión, jabón insecticida o aceite de neem. Para obtener más información sobre cómo tratar las plagas, lea nuestra guía.

Es importante que revises tus plantas con frecuencia, aunque no las riegues tan a menudo. Si revisas tus plantas cada pocos días, podrás detectar cualquier problema antes de que se convierta en un problema más grave.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.