Cómo propagar, cultivar Cola de burro y sus cuidados

Originaria del sur de México y Honduras, la Sedum Morganianum. conocida por nombres como Cola de Burro o Cola de Cordero, tiene adorables y regordetas hojas pequeñas de color verde lima a verde azulado. Las hojas están fuertemente compactadas alrededor del tallo. Estas plantas son conocidas por su singular follaje y sus tallos colgantes, que pueden llegar a medir 91 cm o más. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar Cola de burro y sus cuidados.

cultivar cola de burro

¿Es una planta de interior o de exterior?

La Sedum Morganianum se puede cultivar tanto en interiores como en exteriores, siempre que se le proporcione suficiente luz solar para que se desarrolle.

Crece mejor cuando está expuesta a mucha luz solar. Será más feliz en el exterior, donde puede recibir la luz más brillante posible, pero también puedes cultivar cola de burro en el interior si le das las condiciones adecuadas. 

Cómo propagar Cola de burro

La forma más fácil y rápida de propagar la cola de burro es a través de esquejes de tallo, pero también se puede propagar a través de las hojas.

La propagación por hojas suele llevar más tiempo que los esquejes de tallo y la tasa de éxito no es tan alta (al menos para mí). Pero como dejan caer las hojas con bastante facilidad, la propagación por hojas puede ser una forma muy útil de multiplicar estas plantas.

propagar cultivar cola de burro

Paso 1: Toma algunos esquejes de tallos u hojas. Elige tallos que sean rollizos y saludables, no arrugados ni deshidratados. Si utilizas hojas, asegúrate de obtener la hoja entera, que una hoja dañada no funcionará.

Paso 2: Deja que los esquejes se sequen durante un día más o menos hasta que el corte o la herida se haya curado. Mantenlos en un lugar seco y alejado de la luz solar directa.

Opcional: Sumergir los esquejes en hormona de enraizamiento. Aunque no es necesario, las hormonas de enraizamiento pueden ayudar a acelerar el proceso de enraizamiento y propagación. Ver: ernaizantes

Paso 3: Prepara una mezcla para macetas que drene bien. Una vez secos, entierra la base de los esquejes en la tierra as no más de 1 cm de profundidad. En caso propagar esquejes de hojas, colócalas en posición horizontal en la tierra.

Paso 4: Espera a que la planta eche raíces y se desarrolle un nuevo crecimiento de hojas. Esto puede llevar desde 2 semanas o más.

Paso 5: Mantén los esquejes alejado de la luz solar directa para evitar quemaduras mientras enraízan.

Paso 6: Riega cada pocos días o cuando la tierra se sienta seca. Una vez enraizados y más establecidos, disminuye la frecuencia de riego a una vez por semana o menos. Las plantas maduras tienen más capacidad de almacenamiento de agua que las plantas jóvenes.

Cultivo y cuidados de la cola de burro

cultivar cola de burro cuidados

Requisitos del suelo

Al igual que otras plantas suculentas, la cola de burro necesita un suelo que drene bien. Lo que yo hago normalmente es utilizar una mezcla para macetas de cactus y combinarla con perlita para un mayor drenaje. No utilizo medidas exactas, sino que calculo a ojo una solución de 2:1 de mezcla para cactus y perlita.

También puedes considerar el uso de tierra arenosa. Esto se puede conseguir mezclando la mezcla para cactus o la tierra para macetas con arena gruesa (en una proporción de 2:1).

Para leer más sobre el tema de la tierra para las suculentas, visita nuestro artículo sobre Cómo hacer un sustrato ideal para suculentas y cactus para obtener más información.

Requisitos de la luz solar

cultivar cola de burro cuiados

Colócala en un lugar soleado. Esta planta tolera desde la sombra ligera hasta el pleno sol. Antes de trasladar la planta al exterior o aumentar la cantidad de luz solar que recibe.

Aumenta lentamente la cantidad de luz que recibe la planta para que se aclimate a la luz más intensa. Esto ayudará a evitar las quemaduras o los daños causados por el sol.

Ten en cuenta que, incluso cuando la planta ya está aclimatada al sol, debes proporcionarle protección solar o sombra durante una ola de calor o un calor intenso.

Como regla general, la mayoría de los cactus y suculentas necesitan al menos 5-6 horas de luz brillante o más.

Riego

Realmente no hay un horario o fórmula fija sobre cuándo regar las suculentas. Yo vivo en un clima muy seco, por lo que mi programa de riego se adapta a las condiciones de sequedad de mi entorno.

En los meses de verano, riego mi cola de burro cada 7-10 días, a veces más durante una ola de calor. Cuando el tiempo se enfría, reduzco el riego a cada 10-14 días. Si vives en un lugar húmedo, no necesitarás regar tanto.

Durante la temporada de invierno, confío en el agua de lluvia y no riego del todo porque es cuando llueve mucho en mi zona. Pero si no llueve en absoluto durante el invierno, riego al menos una vez al mes o cada 2-3 semanas.

La forma en que riego la planta es dándole un buen trago y dejándola sola hasta que la tierra se seca. Una buena manera de saber si es hora de regar es comprobar la humedad del suelo. El primer centímetro de la tierra debe estar seco antes de volver a regar. Ver: Cómo y cuándo regar suculentas y cactus.

Alimentar o abonar

Aunque no es necesario fertilizar, dar a tus plantas los nutrientes que necesitan ayudará a asegurar un crecimiento adecuado y a fomentar la floración.

Las plantas cola de burro necesitan mucha energía para producir flores, y alimentarlas con nutrientes adicionales ayudará a complementar sus necesidades durante la temporada de floración.

La recomendación más habitual es abonar durante la temporada de crecimiento activo, o durante los meses de primavera y verano.

Es mejor aplicar los fertilizantes a un cuarto o a la mitad de su potencia, aproximadamente cada dos semanas.

No las abones en el final de la temporada de otoño y durante los meses de invierno. Una mezcla equilibrada de fertilizantes diluida a media potencia es adecuada y se utiliza habitualmente.

También son adecuadas las mezclas de fertilizantes especialmente formuladas para cactus y suculentas. Estas son mis recomendaciones de abono.

Temperatura

Las suculentas prefieren temperaturas nocturnas más frescas en el exterior, de 10-13⁰C, o temperaturas nocturnas en el interior, de al menos 15-18⁰C.

La cola de burro no es una planta tolerante a las heladas y necesitará protección contra las temperaturas de congelación.

Si vives en zonas con condiciones invernales extremas, la mejor manera de cultivar cola de burro es en contenedores. Así podrás meterlas en el interior durante el invierno para protegerlas de las temperaturas bajo cero.

Puedes proteger tus plantas de las temperaturas gélidas si las mantienes en el exterior utilizando telas de sombra e invernaderos.

Hibernación

La hibernación también es importante si quieres que tu Cola de burro florezca. Esto puede conseguirse manteniéndolas frescas y relativamente secas en los meses de invierno.

Mantenlas frescas durante los meses de invierno con temperaturas justo por encima del punto de congelación, entre 1,5 – 7⁰C. Si se mantienen en el interior durante el invierno, ponla en una habitación sin calefacción si es posible o mantén las temperaturas bajas para proporcionarles el período frío de invierno que necesitan.

Consejos para que la Cola de burro florezca

cultivar cola de burro

Madurez de la planta

Si la planta es demasiado joven, simplemente no está preparada para reproducirse y, por tanto, no florecerá. Para que un Sedum Morganianum florezca, debe alcanzar cierta longitud y madurez. No esperes que una planta pequeña o joven florezca en cualquier momento.

Temperaturas adecuadas

Para fomentar la floración, proporciona las temperaturas adecuadas. Necesitan una clara diferencia en las temperaturas nocturnas y diurnas, así como en los meses de verano e invierno.

Las suculentas prefieren temperaturas nocturnas más frescas en el exterior, de 10-13⁰C (50-55⁰F), o temperaturas nocturnas en el interior, de al menos 15-18⁰C (60-65⁰F).

También puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Planta Cebra (cactus cebra) y sus cuidados.

Especialmente cuando se mantienen en un entorno controlado, las suculentas prefieren una marcada diferencia entre sus temperaturas nocturnas y diurnas para imitar su hábitat natural, y las temperaturas nocturnas frescas tienen un papel integral en el ciclo de crecimiento de la planta.

Mucha luz

Asegúrese de que las plantas reciben la luz solar adecuada durante todo el año y que se mantienen en un lugar luminoso, incluso durante los meses más fríos del invierno. La mayoría de los cactus y suculentas necesitan al menos 5-6 horas de luz brillante o más.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =