Cómo Cultivar Jazmín Chino (jazmín rosa) y sus cuidados

El Jazmín Chino (Jasminum polyanthum) es una enredadera trepadora originaria de China y Myanmar. También se conoce como jazmín rosa, y es muy conocida por sus fragantes flores rosas y blancas que florecen en primavera y verano. Se suele utilizar como planta decorativa en muros, enrejados o vallas. Además de su valor ornamental, también se le atribuyen propiedades medicinales y se utiliza en la medicina tradicional china para tratar diversas dolencias. Su irresistible aroma es útil para perfumes, velas y aceites esenciales. Aprende cómo propagar, cultivar Jazmín chino y sus cuidados.

Cómo Cultivar Jazmín Chino

Visión general

  • Tipo de planta: Enredadera
  • Nombre botánico: Jasminum Polyanthum
  • Nombres comunes: Jazmín Chino, Jazmín de muchas flores o Jazmín Rosa
  • Exposición al sol: Pleno sol, sombra parcial
  • Riego: Bajo
  • Suelo: franco, húmedo y bien drenado
  • Colores de las flores: Rosa, Blanco
  • Tamaño: 90 cm a 6 metros de alto, 90 cm a 2 metros de ancho
  • pH del suelo: Neutro a ácido
  • Propagación: Por esquejes o semillas
  • Toxicidad: No tóxico

Dónde cultivar Jazmín Chino

cultivar Jazmín Chino

El Jazmín chino es un magnífico ejemplar de exterior, pero tambien suele cultivarse en macetas. Una maceta de terracota con suficientes agujeros de drenaje en el fondo funciona bien. Porcura que la misma sea de al menos 10 litros o más.

El jazmín chino crece hasta seis metros de largo, ya que sus zarcillos buscan todo tipo de apoyo. Puedes cultivarlos en espalderas, cenadores o cestas colgantes para exhibir sus flores. Las plantas de jazmín prefieren un suelo con buen drenaje y rico en materia orgánica.

Si plantas el jazmín en una maceta, asegúrate de que tenga agujeros de drenaje para evitar que el agua se acumule en el suelo.

Si vas a cultivar jazmín chino en el suelo, cava un hoyo que sea el doble de ancho y profundo que el cepellón. Mezcla compost u otra materia orgánica para enriquecer la tierra.

Cómo propagar Jazmín Chino

Al igual que otros arbustos ornamentales, la propagación de Jazmín Chino es viable mediante esquejes (tallos). ¿Cómo se hace? Sigue estas sencillas instrucciones:

propagar Jazmín Chino

Recoge ramas sanas y córtalas de unos 15 a 20 cm de longitud, luego quita las hojas pero deja algunas en la punta del esqueje.

Una vez preparados los esquejes, pon la punta inferior de los mismos en un recipiente con agua (preferiblemente de lluvia).

Cúbrelo con una bolsa de plástico para evitar la deshidratación y espera 3-4 semanas para que se establezca un sistema radicular.

Como alternativa al método anterior, también puedes preparar una mezcla de tierra compuesta por un 40% de tierra, un 30% de compost y un 30% de arena.

Colócalo en una maceta o un vaso con agujeros para el drenaje del agua. Una vez hecho esto, riega los esquejes plantados y observa el primer brote al cabo de una semana.

Espera a que aparezcan las raíces. Una vez visibles, traslada tu jazmín chino propagado a su hogar permanente.

Sembrar semillas

propagar Jazmín Chino

El Jazmín Chino produce semillas a finales del verano. Puedes utilizar semillas en lugar de esquejes. Aunque necesitarás más tiempo, obtendrás los mismos resultados.

Para ello debes preparar un recipiente con una mezcla de tierra y compost ligero, verter un poco de agua y dejar que escurra.

Remoja las semillas en agua templada y colócalas sobre la tierra húmeda. Añade una fina capa de mezcla de tierra y compost ligero por encima, lo suficiente para cubrir las semillas.

Mantén las semillas a 21 grados Celsius para favorecer la germinación. Dales de 8 a 10 horas de luz solar indirecta al día.

Rocía las semillas con agua, pero evita ahogarlas. Como las semillas tardan en germinar, lo mejor es mantener el recipiente siempre húmedo durante un mes. Hazlo hasta que empiecen a aparecer brotes.

Cómo cultivar Jazmín Chino

cultivar Jazmín Chino

Riego

Al cultivar Jazmín chino hay que tener en cuenta que necesita un riego regular, especialmente durante los calurosos meses de verano. Debes mantener el suelo húmedo durante toda la temporada de crecimiento activo. Si vives en un lugar húmedo, riégalo con frecuencia y en cantidades moderadas para evitar que se encharque.

No la riegues en exceso para evitar que se pudra o encharque, sobre todo durante el invierno. Y durante la estación seca, rocía tus jazmines chinos todos los días para evitar que se sequen.

Luz

Coloca tu Jazmín chino en una zona con luz brillante. Asegúrate de que reciba algunas horas de luz solar directa.

Suelo

A los jazmines chinos les encanta un sustrato franco, compost, y la arena. Lo ideal es hacer una mezcla de tierra compuesta por un 40% de tierra, un 30% de compost y un 30% de arena. Permite que sus raíces respiren añadiendo algunos agujeros en la maceta.

Temperatura

El jazmín chino puede sobrevivir hasta -5°C. Aun así, esa temperatura puede dañar sus tallos. Para asegurarte de que se mantendrá siempre verde, mantén una zona libre de heladas. 

Durante el otoño, mantén tu jazmín chino cultivado en contenedor en el interior para evitar heladas inesperadas. Pero, ¡no te agobies demasiado por el frío! Las temperaturas nocturnas frescas provocan la floración de los capullos.

Tardará unos dos meses en florecer por completo y los capullos mantendrán su fragancia. Y todo esto ocurrirá desde finales de invierno hasta principios de primavera.

Cuidados del Jazmín Chino

Nutrición

Requiere un abonado regular durante la temporada de crecimiento. Dale un empujón semanal aplicando una mezcla de 1/4 de cucharadita de fertilizante en 4 litros de agua. Esto sirve como alternativa al riego regular, ¡pero no te excedas!

El jazmín chino es de crecimiento rápido y tiende a abarrotar los espacios en más de un sentido. Durante el invierno, los niveles de luz y las temperaturas tienden a bajar. Y para evitar el hacinamiento, debes abstenerte de alimentarlos con fertilizantes.

Poda y recorte

Un crecimiento vigoroso suele requerir podas severas. Puede resultar molesto cuando se descontrola. Puedes podar el tamaño de la enredadera, tanto si está en interior como en exterior.

Lo mejor es podarla al tamaño deseado cuando termine de florecer a finales del verano. Ten en cuenta que el jazmín chino puede florecer en madera vieja. Por lo tanto, podarlo en cuanto termine la floración deja tiempo suficiente para que se formen nuevos brotes.

También puedes pellizcar los extremos de la vid a lo largo de la temporada de crecimiento para promover un crecimiento más pleno. No podes ni pellizques una vez que comience el otoño; es entonces cuando suele brotar.

Plagas y enfermedades

Los ácaros, pulgones y cochinillas pueden invadir el envés de las hojas.

Para tratar los jazmines chinos infestados, mezcla 1 ½ cucharadita de aceite de neem puro y un litro de agua tibia en un pulverizador pequeño. Añade una gota de lavavajillas líquido o jabón para que la solución se adhiera a las hojas.

Agítalo bien y rocíalo sobre la planta hasta que ambos lados de las hojas queden mojados. Repite el procedimiento al cabo de una semana para evitar que vuelvan a aparecer plagas. Si la planta está al aire libre, pulveriza la solución a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

¿Por qué elegir un Jazmín Chino?

La vid Jasminum polyanthum es una joya para tu colección de jardín. Es fácil de cultivar, requiere menos esfuerzo de mantenimiento y es una planta de interior perfecta para todas las estaciones.

Es una de las favoritas del público cuando se trata de un ambientador natural. Es barata y está disponible en el mercado. Si lo tuyo es la belleza y la fragancia, con los jazmines chinos nunca te equivocarás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *