Cómo propagar, cultivar Mirto a partir de esquejes y sus cuidados

¿Te gustan los mirtos? (Myrtus) ¿Te gustaría que crecieran más en tu casa, pero no quieres arruinarte en el proceso? Estás de suerte. Muchas veces puedes propagar plantas a partir de sus homólogos maduros. Esto te permite crear más de la misma planta sin gastar más dinero. Si estás interesado en la propagación de mirtos, has llegado al lugar adecuado. Voy a compartir contigo cómo propagar y cultivar Mirto.

cultivar mirto

Condiciones ideales para cultivar Mirto

Antes de considerar propagar y cultivar Mirto, debes asegurarte de que tienes las condiciones de cultivo adecuadas para esta planta.

Si ya tienes un mirto crepé maduro creciendo alrededor de tu propiedad, esto podría ser una noticia vieja. Sin embargo, si has recibido un esqueje de un amigo, es importante que lo sepas.

Los mirtos crepé son resistentes en las zonas templadas, pueden soportar los inviernos fríos, pero no producirán hojas ni flores durante esa temporada. Sin embargo, debería volver a crecer una vez pasado el invierno.

Los mirtos necesitan plena luz solar. Esto equivale a unas seis horas de luz solar al día o más.

Una vez establecidas las plantas, pueden soportar periodos de sequía, pero asegúrate de plantarlas en un suelo que drene bien y de regarlas con regularidad para que se formen sistemas radiculares fuertes.

Localiza el lugar adecuado en tu casa para cultivar el mirto de crepé para asegurarte de que todo está preparado para esta planta cuando empiece a crecer.

Cómo propagar Mirto a partir de un esqueje

cultivar mirto

Para su propagación, extrae un esqueje (tallo) del nuevo crecimiento de la planta. Este esqueje debe tener aproximadamente 15 centímetros de largo, tres o cuatro nodos y algunas hojas.

El esqueje debe proceder de una parte de la planta que se separe de la rama principal del mirto.

Un buen momento para extraer dicho esqueje es en otoño o en primavera. Cuando lo tengas, coloca el trozo de árbol en un recipiente que drene bien y en un medio de cultivo que también drene adecuadamente.

La arena es una buena opción como medio de cultivo cuando se propagan plantas. Coloca el recipiente en un lugar sombreado y asegúrate de que el medio de cultivo se mantiene húmedo.

Para ello, rocía regularmente la tierra o la arena con un pulverizador. Así se mantendrá la humedad sin saturar el esqueje.

También es aconsejable cubrir el recipiente con una envoltura de plástico o una bolsa. Esto provoca un efecto invernadero y ayuda al esqueje a retener la humedad. El esqueje debería echar raíces en uno o dos meses.

Una vez que las plantas hayan echado raíces, estarán listas para ser trasplantadas durante su periodo de reposo. Esto ocurre durante los meses de otoño o invierno.

Cómo plantar un Mirto

cultivar mirto

Asegúrese de encontrar un lugar de plantación con todas las especificaciones mencionadas anteriormente.

A partir de ahí, cava un agujero cuatro veces más ancho que la base de la planta. No caves el agujero más profundo que el contenedor (o lecho) en el que crecía el mirto.

Extiende las raíces de la planta y colócala en el agujero. Cubre la base de la planta con tierra y presiona con firmeza para asegurarte de que el aire no llegue a las raíces.

A partir de ahí, acolcha la planta y riégala en profundidad. Esto le ayudará a desarrollar raíces más fuertes y también reducirá la cantidad de trabajo que debes hacer por tu parte.

Cuidados del Mirto

cultivar mirto cuidados

Riego

Para empezar, el mirto necesita un riego constante. El secreto es asegurarse de que el suelo no esté empapado. Si esto ocurre, estás pidiendo que la podredumbre de las raíces se convierta en un problema para tus plantas.

Esto se puede evitar plantando en un suelo que drene bien. También debes utilizar el método de riego profundo. Este método consiste en regar menos días y durante más tiempo.

Así se garantiza que la planta reciba la cantidad adecuada de humedad durante una sesión de riego sin quedar empapada.

El tiempo entre las sesiones de riego permite a la planta absorber la humedad. El acolchado alrededor de la base de la planta debería ayudar a retener la humedad durante más tiempo.

Abono

Aplicar un fertilizante de liberación lenta a la planta anualmente debería ser suficiente para mantenerla sana.

Incluso puedes volver a aplicar fertilizante alrededor de la base cada primavera, cuando se despierta del letargo. Esto ayudará a suministrar un refuerzo de nutrientes y asegurará que se repongan todos los nutrientes que la planta utilizó durante la temporada de crecimiento anterior.

Poda

Es importante que sólo pode el mirto crepé durante el invierno. Esta planta sólo florece a partir de los nuevos brotes. Si esperas a que la planta produzca nuevos brotes, eliminarás las flores de ese año.

Por lo tanto, poda la planta mientras esté inactiva. Al podar, tu objetivo es dar forma a la planta. Puede que no lo necesite todos los años, pero si empieza a tener un aspecto desordenado, utiliza unas tijeras para podar la forma y el tamaño que desees para ella.

Plagas y enfermedades

Aunque el mirto crepé es un árbol precioso y de bajo mantenimiento, tiene plagas y enfermedades que hay que vigilar.

Los pulgones son la mayor plaga que los jardineros deben conocer. No sólo se alimentan de la savia de la planta, sino que también pueden causar enfermedades. Ver: 5 recetas para combatir pulgones de manera natural.

El moho de hollín es provocado por los excrementos de los pulgones. La mejor manera de tratar tanto la infestación de pulgones como el moho de hollín es rociar tus plantas de mirto crepé con insecticida. Repite el tratamiento según sea necesario.

El mirto crepé es propenso a las enfermedades fúngicas. Algunas de las mayores preocupaciones son el oídio y la mancha foliar. El oídio parece como si se hubiera espolvoreado azúcar en polvo por toda la planta. Ver: Cómo combatir y prevenir el Oídio de las plantas.

La mancha foliar comienza como manchas oscuras en el follaje de la planta. Termina devorando su planta en forma de moho negro. Ambas enfermedades pueden tratarse con un fungicida.

La última enfermedad que debes tener en cuenta es la podredumbre de la raíz. Esta se forma cuando tu planta no está colocada en un suelo con buen drenaje. Para vencer esta enfermedad, elige un lugar adecuado para tu mirto.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Crotón y sus cuidados.

Si eliges un lugar adecuado para plantar, te mantienes atento a las plagas y tratas los primeros signos de enfermedad, deberías tener una experiencia de jardinería positiva.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 4 =