Cómo propagar, cultivar Moras (morera) en maceta y sus cuidados

Las frutas de la morera (Morus alba), dulces y ácidas, rara vez se encuentran en el mercado debido a su corta vida útil. Así que es una buena idea cultivarlas en tu jardín o patio. Pero, ¿y si no tienes suficiente espacio? En ese caso, cultivar moras en maceta es la única opción que puedes probar. ¡Y aquí tienes todo lo que necesitas aprender para hacerlo!

cultivar moras en macerta

Información básica sobre la morera

La morera es un árbol caducifolio de tamaño mediano a grande. Algunos cultivares sobrepasan la altura de 10 metros fácilmente, pero al ser cultivado en maceta no crecerá tanto dado que sus raíces están contenidas, además, el árbol puede ser podado para mantenerlo controlado y a un tamaño deseado.

Por lo general, las moreras crecen mejor en las regiones subtropicales y templadas. Todas las especies fructifican se dividen en tres tipos según el color de sus frutos: rojas, blancas y negras. Las moras más oscuras son más dulces y sabrosas que las más claras.

Maceta ideal para cultivar moras

cultivar moras en maceta

Estas plantas desarrollan un sistema radicular poco profundo que prefiere extenderse a lo ancho más que a lo profundo, por lo que querrás un recipiente que se adapte a ello.

Sea cual sea el recipiente que elijas, asegúrate de que tenga al menos 50 cm de diámetro y 25 de profundidad. Esto dará a tu morera un amplio espacio para estirarse y crecer.

Además, al plantarla en un recipiente grande para empezar, no tendrás que preocuparte de trasplantarla a algo más grande unos años después.

Si no tienes más remedio, puedes cultivar la morera en una maceta aún más pequeña, de unos 30 centímetros de ancho y al menos 15 centímetros de profundidad.

Pero tendrás que planificar el trasplante a un recipiente más grande cuando empiece a mostrar signos de estar enraizado; hojas amarillas y marchitas, aumento de los problemas de plagas y enfermedades debido al estrés, o una producción de fruta consistentemente pequeña.

Dado que las moras pueden sobrecargarse durante la temporada de fructificación, es aconsejable invertir en un recipiente de madera, piedra o plástico pesado para evitar que se vuelque.

Sea cual sea la maceta que elijas, asegúrate de que tenga agujeros o grietas de drenaje para evitar que la tierra se sature de agua.

Cómo propagar una Morera

Propagar una morera a partir de semillas es difícil, la tasa de germinación es baja y el árbol tardará años en fructificar. Tendrás que esperar entre 5 y 9 años para ver los frutos.

Así que lo mejor es comprar un árbol injertado en un vivero cercano. De este modo, obtendrás una morera autofértil, que empezará a dar frutos en uno o dos años después de la plantación.

La otra opción es conseguir algunas ramas y hacerlas enraizar para obtener un nuevo árbol, a continuación veremos cómo hacerlo.

Propagar una morera a partir de esquejes (tallos)

cultivar moras en maceta propagar

Las épocas ideales del año para hacer esquejes de morera son en primavera y otoño.

  • Selecciona algunos esquejes (ramas) semimaduros, busca los que hayan crecido recientemente y que no midan más de 30 cm.
  • Recorta la parte superior, dejando unos 20 cm para cada esqueje.
  • Elimina todas las hojas más grandes y corta las hojas de la punta por la mitad.
  • Rellena las macetas con compost y tierra vegetal.
  • Sumerge los extremos de los esquejes en polvo de enraizamiento (opcional, pero mejora las posibilidades)
  • Plántalos a un centímetro de profundidad, reafirma la tierra y riega con bastante agua.
  • Coloca la maceta en un lugar sombreado y riega una vez al día pero con poca agua.
moras en maceta
  • Una vez que comiencen a crecer hojas nuevas es señal de que puede ser trasplantado a su lugar definitivo.
  • Espera a que esas nuevas hojas crezcan bastante antes de hacerlo, así te aseguras de que ha creado un buen sistema de raíces. Recuerda que la mejor época para trasplantar una morera es en primavera.

Cultivar moras en maceta

cultivar moras en maceta

Clima

La morera se encuentra en todos los continentes. Se puede cultivar en regiones templadas y también en zonas tropicales, subtropicales y áridas.

Cuando se cultiva en un clima frío, espera que tu morera se desprenda de sus hojas en invierno, el nuevo crecimiento comienza con el ligero calor después del invierno.

Posición

Una morera, como todos los demás árboles frutales, necesita mucha luz solar para crecer y dar fruto. Por lo tanto, busca una posición que reciba sol durante todo el día y que tenga una buena circulación de aire.

Si vives en un clima tropical o subtropical, coloca la morera que crece en la maceta en un lugar que reciba sombra por la tarde en verano.

Suelo

Utiliza una tierra rica y bien drenada para macetas, con un pH ligeramente ácido o neutro.

La morera prefiere un suelo fértil y rico en compost o estiércol. Asegúrate de añadirlo también. Para que la morera crezca con éxito en una maceta, es necesario un drenaje adecuado.

No se debe utilizar un suelo que impida el drenaje del agua. Por lo tanto, es una buena idea utilizar una mezcla para macetas. Ver: Qué es y cómo hacer Tierra para macetas.

Riego

El riego regular y profundo es esencial durante unos meses, cuando la morera se está estableciendo.

Asegúrate de que la tierra no permanezca siempre húmeda. Una vez que la morera se establezca en una maceta, riega con moderación cuando sea necesario, puedes observarlo pinchando con el dedo en la superficie de la tierra.

Reduce el riego en invierno si crece en zonas más frías.

En cualquier región tropical, mantén el suelo ligeramente húmedo y riega regularmente, especialmente en verano.

Cuidados de la morera en maceta

cultivar moras en maceta

Fertilizante

Aplica el fertilizante con moderación. Durante el inicio de la temporada de crecimiento, puedes esparcir el abono equilibrado granulado sobre la tierra o alimentar la planta con abono líquido equilibrado en un intervalo regular de 7-10 días.

También puedes extender una capa de estiércol bien descompuesto o de compost sobre la superficie superior de la maceta.

La alimentación regular con té de compost también es una buena forma de asegurar un crecimiento óptimo. Ver: Cómo hacer Té de compost.

Poda

El mejor momento para programar la poda es cuando el árbol está inactivo y no crece (en invierno). También se puede podar una vez finalizada la temporada de fructificación.

La poda ligera y el recorte de las ramas muertas, dañadas, enfermas y que se cruzan pueden realizarse ocasionalmente o en el momento en que se requiera.

En las zonas tropicales, la poda se realiza al final del verano, justo antes de que comience la temporada de lluvias.

Para realizar una poda de mantenimiento, corta las puntas de las ramas para dejar a la morera a un tamaño deseado, si lo haces cada año, tendrás un árbol de moras bien controlado.

Acolchado y cobertura

cultivar moras en maceta

Al cultivar moras en maceta, no hay que preocuparse mucho por las temperaturas gélidas en invierno, pero en zonas donde es muy duro, es importante cubrir la superficie del suelo con mantillo para aislar las raíces. Si tienes las macetas en un lugar expuesto, cúbrelas con plástico de burbujas.

El mantillo también resiste el calor en verano, por lo que una capa superior de mantillo es una buena idea para una morera que crezca en un clima cálido. Ver: Consejos para hacer y aplicar Mantillo orgánico.

Plagas y enfermedades

En cuanto a las enfermedades, el moho, las manchas en las hojas y la podredumbre de las raíces pueden ser un problema.

Si se asegura un drenaje adecuado y se evita el exceso de riego, se puede prevenir la podredumbre de las raíces.

En cuanto a las plagas, los trips, las moscas blancas, las cochinillas y los ácaros pueden afectar al crecimiento. Sin embargo, estas plagas pueden ser fácilmente superadas y eliminadas al cultivar moras en maceta.

En caso de ver alguna de ellas rocía la planta con agua y un poco de detergente, repite cada día hasta que no las veas más.

Cosecha de moras

cosechar moras

Contrariamente al nombre del tipo de color de sus frutos, algunas variedades de moras dan frutos de color púrpura a rojo oscuro o negro, cuando están completamente maduras. Así que, para obtener el mejor sabor, espera a que los frutos maduren completamente en los árboles antes de recogerlos.

Dependiendo del cultivar que cultives, los frutos de la morera maduran desde finales de la primavera hasta finales del verano.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =